El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha reconocido en su primera comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados que todos los sistemas de prevención de los feminicidios aplicados en España fracasan estrepitosamente, como así ha puesto de manifiesto el exhaustivo estudio del catedrático acreditado de Derecho Penal de la Universidad de Oviedo, Javier G. Fernández Teruelo. Por ello, Zoido ha decidido ahora incluir las medidas propuestas por este experto en violencia machista para “lograr dar más seguridad para las mujeres víctimas de la violencia de género” y que de este modo “destierren de una vez el miedo a convivir con alguien que confunde el amor con la posesión”.

Después de una estrepitosa puesta en funcionamiento, Interior proyecta incluir ahora una escala de riesgo homicida en las evaluaciones que se realizan a las mujeres que deciden dar el paso de denunciar a sus verdugos. En estos momentos existe un total secretismo por parte de las Administraciones competentes en la materia a la hora de ofrecer qué protocolos y actuaciones concretas siguen para detectar y vigilar posibles comportamientos de violencia de género en el seno de la pareja o fuera de él. De hecho, cada comunidad aplica presuntamente los test policiales y forenses siguiendo criterios propios, muy alejados de la coordinación necesaria que requiere un asunto tan grave como este, con decenas de asesinadas cada año por violencia machista en España. Y en algunas autonomías como en Andalucía, ni siquiera existen y se deja “por razones de eficiencia” en manos de los equipos provinciales de Medicina Legal.

Caos total en la aplicación de los test policiales implantados progresivamente desde verano

La elaboración del protocolo se anunció por parte del Gobierno central en abril de 2014 y después de una primera fase de pruebas se suponía que comenzaría a funcionar para la Guardia Civil y la Policía Nacional de Alicante este pasado 22 de julio.

Expertos en la materia consultados por Diario16 admiten que el Gobierno “tiene miedo a fracasar de nuevo”. Los expertos del Ejecutivo que han trazado los cambios a los test de evaluación han tardado dos años y medio en cambiar las preguntas. “No sabemos a qué han dedicado tanto tiempo”, se preguntan algunos expertos consultados por este diario.

El pasado julio, el Gobierno de Mariano Rajoy en funciones presentó la instrucción que ponía en marcha el nuevo protocolo para la valoración policial del nivel de riesgo de violencia de género y de gestión de la seguridad de las víctimas. En función de las respuestas a una batería de preguntas tipo test, los agentes diagnostican si hay riesgo o no y si éste es bajo, alto o extremo, y se toman las medidas preventivas y de vigilancia correspondientes.

Al nuevo protocolo ya aprobado, Interior ponía a disposición de los especialistas policiales las dos nuevas herramientas para la valoración policial del riesgo (VPR y VPER) con las que se pretendía conseguir aumentar los niveles de seguridad de las víctimas de violencia de género.

Pero estos nuevos protocolos que se pusieron en marcha de modo experimental hace solo cinco meses, incorporadas al denominado Sistema de Seguimiento Integral de los Casos de Violencia de Género (VioGén) del Ministerio del Interior, han vuelto a fracasar por enésima vez. Si es que en algún momento se han llevado a la práctica de forma eficiente por los funcionarios encargados de ello.

Desde 2007, casi medio millón de víctimas han estado bajo seguimiento policial en algún momento

Zoido explica ahora en sede parlamentaria que “una vez se revise una muestra suficiente de casos, se determinará si es posible introducir en los formularios de valoración de riesgo del Sistema VioGén, una ‘Escala de riesgo homicida’ que permita anticiparse y tratar de impedir este tipo de muertes”.

VioGén es la base de datos donde constan todas las víctimas de las que tienen constancia las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado clasificadas por el nivel de riesgo según una evaluación policial. Fue constituida en julio de 2007 y hasta ahora ha sumado según el ministro “más de dos millones y medio” de test de valoración de riesgo.

Los nuevos formularios de Valoración Policial del Riesgo (VPR) y Valoración Policial de Evolución del Riesgo (VPER) diseñados en julio pasado teniendo en cuenta también los cambios que se han producido desde el 2007, fecha de puesta en marcha de VioGén, contemplan nuevos indicadores, como por ejemplo el uso generalizado de internet y de las redes sociales. Otros también buscan detectar las formas incipientes de violencia de género detectadas entre los adolescentes, la realidad de las mujeres maltratadas con discapacidad o el necesario y complejo abordaje de la seguridad de los menores de edad a cargo de las víctimas.

La revisión de los test ha contado con la participación de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), que ha trabajado con el Ministerio del Interior para que los nuevos formularios se implantaran este verano en fase de prueba en dos unidades policiales para ser progresivamente implementados en todas las plantillas participantes en VioGén.

Desde la creación del sistema VioGén en julio de 2007, un total de 430.416 mujeres han estado bajo seguimiento policial en algún momento, incluidas las 41.786 que constan como competencia de los Mossos d’Esquadra en Cataluña, según datos recabados por Europa Press.

A 30 de junio pasado, constaban 51.773 casos activos de mujeres monitorizadas en el sistema tras denunciar violencia de género. En una amplísima mayoría de los casos, exactamente en 34.542 de ellos, no se apreció riesgo para su vida o su integridad, mientras que en 14.044 el riesgo se consideró bajo. Un total de 3.048 mujeres tenían un riesgo medio, según la policía, y sólo 135 aglutinaba razones para catalogar sus casos de “riesgo alto” y únicamente cuatro casos eran de riesgo “extremo”.

En el estudio del profesor Fernández Teruelo titulado Análisis de feminicidios de género en España se comprueba que sólo había denunciado el 15,7% de las mujeres asesinadas entre 2000 y 2015. En la actualidad este porcentaje se sitúa en torno al 20%.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. ¡Total, son sólo mujeres asesinadas!… Si fuera algo que tuviera que ver con la protección de los corruptos, veríamos cómo los protocolos eran impecables… ¡Y las escoltas y la seguridad, envidiables!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + 4 =