Nadie parece advertir que Vettel, Sebastian Vettel, el tetracampeón, el hombre maldito que impidió que Fernando “Maravilla” Alonso fuese cuatro veces más campéon mundial, el infeliz que no aguanta la presión y que necesita el mejor coche para ganar, el gran derrotado en el circo de la F1 por su joven y talentoso compañero en la Ferrari y a quien odia con toda tranquilidad. Sí, Sebastian Vettel odia a Charles Leclerc con toda tranquilidad. Y también a la Ferrari, que nadie se engañe. Vettel en este momento odia -tranquilamente insistimos- a la Scuderia del cavallino rampante. Pero podría suceder que el caballito encabritado fuese en 2020: él, Vettel, Seb.

Analicemos la situación. Pensemos. Vettel no tiene nada que perder, porque lo tiene  todo perdido ya. Ha tirado su futuro por la borda y ya tiene suficiente comida en el morral, cuatro mundiales, para que su ego y su economía no pasen hambre jamás.

¿Hay algo más peligroso que alguien que no tiene nada que perder? ¿Un hombre que no tiene nada que perder? ¿Una mujer que no tiene nada qué perder?

Vettel, oído al parche y todo el mundo al lorito y bien atento: PUEDE GANAR EL MUNDIAL.

No sólo se trata de que SÍ puede derrotar a Leclerc. Leclerc es brillante pero joven, y en la temporada 2020 toda la presión de Ferrari y sus infinitos seguidores -los terribles y maravillosos tifossis- va a ser para él.

Pero hay más. Porque todo el mundo espera que quien gane el mundial sea Mercedes, una vez más, o RedBull, que se muere de ganas de cornear a todos sus rivales y está dispuesto a sacar la máxima ventaja del hecho de que el campeonato debute en su circuito; con dos pruebas nada menos, no está mal.

Ferrari parecería SÓLO la tercera fuerza en discordia, pero en este largo periodo de letargo que nos ha regalado el virus asesino, la Ferrari -nos cuentan y nos fiamos (es muy buena fuente)- que se ha puesto las pilas al máximo, que ha despertado como un animal feroz y hambriento y va a ir a por todas ¡como jamás!. El motor. El motor de Ferrari ha dado un importante paso adelante en estos meses de desconcierto y desesperación.

“Las carreras se ganan con el mejor motor” ENZO FERRARI.

Si Vettel tiene el mejor motor y nada que perder, entonces… queridos seguidores de Las almas y la F1, queridos niños y niñas que estáis locos por que el gran Alonso vuelva, elefantes y elefantas… escuchadnos. Esta es la columna de opinión sobre F1 más loca y arbitraria que existe en todo el planeta tierra. Y en verdad en verdad os decimos que esto huele a chasmusquina, a magia rara, a oportunidad del tapado que vuela cuando nadie ya se lo espera….

Vettel, no lo dudéis -os lo prometemos y ¡Dios mío qué miedo!- puede ganar el mundial 2020.

Y si eso sucediera…. ja ja já, sería -como mínimo- brutal.

Otro burbon, por favor.

Tigre tigre.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Vetel todos le damos por acabado y terminado pero nadie se nos había ocurrido que pudiera ganar este año que sería una cosa indescriptible para el espectáculo genial y ojalá pase

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre