El portavoz de la asociación de consumidores Facua, Rubén Sánchez.

La asociación de consumidores Facua, que representará legalmente por el momento a unos 60 afectados por el brote de listeriosis causado por la empresa cárnica sevillana Magrudis, ha ampliado la primera querella presentada el pasado 23 de agosto contra esta empresa que ha provocado la muerte de tres personas, siete abortos y más de 210 enfermos tras ingerir carne contaminada con listeria. Ahora, al posible delito contra la salud pública por parte de Magrudis, los servicios jurídicos de Facua añaden en su denuncia también los de homicidio, lesiones y aborto contra el administrador Sandro Marín Rodríguez y el gerente, José Antonio Marín Ponce.

El portavoz de Facua, Rubén Sánchez, ha calificado de “hechos extraordinariamente graves” los adelantados en exclusiva este martes por Diario16, que detalla que un laboratorio sevillano confirmó en febrero a Magrudis que una de las dos muestras de carnes presentadas para su análisis dio positivo por listeria y los responsables de la empresa no alertaron a su sistema de autocontrol alimentario. Por ello, Facua ha decidido presentar este miércoles una ampliación de querella ante la titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, Pilar Ordóñez, en la que solicita medidas cautelares contra el gerente de Magrudis, José Antonio Marín, y su hijo y supuesto administrador de la empresa, Sandro Marín, por los posibles delitos de homicidio, aborto y lesiones.

Medidas cautelares urgentes

El portavoz de Facua cree “urgente” que la jueza instructora del caso imponga medidas cautelares no solo contra la empresa sino también contra sus máximos responsables, para evitar, entre otras cosas, los movimientos que presuntamente están realizando para liquidar sus bienes o destruir pruebas que los comprometan. Facua también reclama que la jueza llame a declarar como testigo a todos los empleados de Magrudis.

Facua llevará la representación legal de al menos 60 afectados por el brote de listeriosis que ya ha causado tres muertes y otra más en Granada está en estudio para comprobar si la cepa es la misma que la provocada por la carne contaminada de Magrudis. Entre ellos se encuentra el caso de una mujer que perdió a su bebé sietemesino en febrero tras comer carne de Magrudis contaminada en diciembre de 2018 y también otro registrado en la Comunidad de Madrid y del que no ha concretado más detalles.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + dieciseis =