Dice el Tao que el gran general quiere en la guerra a su enemigo en la mejor forma posible.

Hamilton, Lewis Hamilton, no es un gran general. Le da pánico, lo ha contado muchas veces por activa o pasiva, que puedan poner a un verdadero campeón a su lado; y especialmente que pongan a Alonso.

Supongo que ni el más incondicional fan de Luis Hamilton niega que el bretón se pondría más blanco que el culo de un chino si de repente llegase papá Totto Wolf y le dijese que su próximo compañero de escudería iba a ser Fernando Alonso.

Fernando Alonso, el hombre que bajó del olimpo, con un coche inferior, al mismísimo Schumacher. Fernando Alonso, el primer campeón del mundo de F1 de la historia que se va a atrever a correr el Dakar.

Si hubiesen sido pareja en Mercedes habría sido maravilloso. ¿Habría ganado todos los títulos Alonso? ¿Los habría ganado todos Hamilton? Desde LAS ALMAS Y LA F1 apostaríamos por Alonso, pero no somos imparciales.

En cualquier caso habría sido muy interesante y bueno para el espectáculo que tanto parece apreciar Liberty Media.

Y es una pena que Hamilton en el fondo sea un miedoso inseguro, que no le alcancen los colgados para decirle a papá Totto, «vamos, fíchame a Alonso, que voy a demostrar que le puedo ganar!».

Gallinita, gallinita… que Tigre tigre, le ganó Rosberg, Hamilton nunca será.

 

Hamilton, sí … pero Fernando Alonso podría haber ocupado su lugar

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × cuatro =