Illa, en rueda de prensa hoy tras el Consejo de Ministros.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, confirma que “si somos responsables” la movilidad entre comunidades autónomas en España será libre el 21 de junio.

Sanidad, no obstante, deja la puerta abierta a confinamientos, que no serán de unidades territoriales, sino a los contactos asociados a un nuevo brote. “Si la palabra de confinamiento la entendemos como unidades territoriales, no se aplicaría, pero sí a los contactos estrechos de un brote, la legislación fuera del estado de alarma nos permite hacerlo sobre grupos concretos”, ha detallado el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

En el caso de una transmisión comunitaria “amplia y descontrolada”, Simón ha alertado que “habría que plantearse cerrar o no una unidad territorial”, para lo que “en algunas situaciones se puede aplicar la Ley de Medidas Especiales de Sanidad Pública del año 1986”, pero “en otras situaciones, no”.

Simón ha recalcado la importancia de la detección de casos para atajar los rebrotes y ha señalado que «no se puede establecer un criterio común» para definirlos, ya que «no es lo mismo un brote en Soria o Teruel que en una zona más poblada» y por tanto la valoración depende «de un conjunto de indicadores». Ante la libre circulación entre comunidades, Sanidad ha realizado un nuevo llamamiento a la responsabilidad individual.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorDesear lo democrático, antes que imaginarlo o simbolizarlo
Artículo siguienteMaría y Soledad, ¿quién de las dos quiso suicidarse?
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre