Salvador Illa, en plena campaña

El candidato del PSC a las elecciones en Catalunya del 14-F, Salvador Illa, habla para Diario16 en esta entrevista en la que confirma con rotundidad que «en mi gobierno no habrá independentistas». Es una sensación rara sentir tan cercano a alguien con quien no has estado nunca. El mundo online, por obra y gracia de la pandemia, nos hizo a los periodistas que seguimos la actualidad seguir tan de cerca, casi al minuto, al ex ministro de Sanidad, que cuando «regresó a casa» muchos tuvimos la sensación de un antes y un después en este delirio informativo contrarreloj ante el Covid-19. Illa ni se inmutó ante los peores insultos y bulos cuando formaba parte del Gobierno de España, ni parece dispuesto a hacerlo ahora en plena campaña electoral.

Desde el PSC se cree que el “efecto Illa” puede conseguir que el voto no independentista gane estas elecciones. Pero las encuestas, sea o no el más votado, dan también mucha fuerza a ERC i JxCat. ¿Podrá el “efecto Illa” superar a la presencia de los presos del procés de la campaña?

La encuesta buena, la definitiva, la que responderán los ciudadanos y ciudadanas con sus votos, la conoceremos la noche del 14 de febrero. No seré yo quien diga si existe o no ‘efecto Illa’, pero sí que creo firmemente en la capacidad que tiene la propuesta del PSC para hacer posible el cambio en Cataluña. Tras una década perdida en Cataluña de la mano de gobiernos independentistas, el PSC, desde la responsabilidad y la sensatez, está en condiciones de poder pasar página, de recuperar la Cataluña abierta, diversa, tolerante y próspera que tanto añoramos. El PSC es el partido que propone el reencuentro entre catalanes y catalanas, este es el efecto que buscamos. Y para ello pedimos el apoyo de todas aquellas personas que quieren mirar al futuro, que quieren recuperar Cataluña. Basta de parálisis; basta de trincheras; basta de división: Cataluña merece un gobierno que gobierne y que una a los catalanes y catalanas alrededor de objectivos compartidos. 

Hay quien asegura con rotundidad que las políticas del PP en la época de Rajoy provocaron el aumento del número de independentistas. ¿Cree que justo ahora puede pasar lo contrario con las relaciones entre Moncloa y Generalitat?

Bajo el liderazgo de Pedro Sánchez tenemos un gobierno amigo, un gobierno que es sensible a la realidad catalana y un gobierno que apuesta por el reecuentro entre Cataluña y España. Justo lo contrario de lo que propuso y practicó el PP, que preferió azuzar la confrontación. La única solución para Cataluña pasa por tener un president socialista en la Moncloa y un ‘president’ socialista en la Generalitat. 

Basa su campaña en una salida del conflicto en Cataluña basada en el diálogo. ¿Hasta dónode se puede negociar con los independentistas con un referéndum?

Mi propueta política se basa en el diálogo dentro de la ley. Fuera de la ley no hay nada de qué hablar. Fuera de la ley sólo hay viajes a ninguna parte. Tenemos un proyecto de reencuentro de los catalanes con ellos mismos que es incompatible con quienes piensan que la independencia es lo mejor para Catalunya. 

Salvador Illa ha formado parte de la vida de la gente casi tanto como la propia pandemia. Ha soportado críticas feroces de sus adversarios. Parece que desde los partidos separatistas tampoco se lo van a poner fácil. ¿Cuál es la clave para que pese a todo su figura incremente votos en el PSC?

Lo hemos vivido en algunos debates y, efectivamente, parece que están todos contra mí. La gran lección de esta pandemia es la humildad, dejarse de triunfalismos. Todavía estamos pasando, y pasaremos, semanas muy duras, pero el objetivo es vacunarse y para ello hay que trabajar unidos, con España y con el resto de Europa, porque sin Europa no habríamos tenido vacuna. La humildad y la unidad son la gran lección. Esta es la clave, con este ánimo acude el PSC a las urnas el próximo 14 de febrero. 

Aragonès y usted aseguran que no habrá gobierno de coalición entre ERC y PSC. Si es así, ¿qué cuentas hace para gobernar?

En mi gobierno no habrá independentistas. Dicho esto, veo con buenos ojos la fórmula que funciona en el Gobierno de España. El PSC es la garantía de que Cataluña tendrá un gobierno progresista. Soy el candidato de las clases progresistas y  trabajadoras.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre