Primero era la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, la que cargaba contra Salvini con dureza y afirmaba que el italiano estaba actuando al margen de la ley. Ahora es la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, la que considera que «lo que está haciendo» el ministro italiano de Interior, Matteo Salvini, al no permitir al Open Arms atracar en Lampedusa es «una vergüenza para la humanidad en su conjunto».

Para Robles «es absolutamente inconcebible e inaceptable que, habiéndose puesto de acuerdo varios países de la UE en recibir a las personas que van a bordo del Open Arms, habiendo una resolución de la justicia italiana, el señor Salvini, con una finalidad absolutamente electoral, esté incumpliendo lo que tiene que ser un mínimo común denominador de la UE y esté poniendo en riesgo vidas humanas. Y lo que es peor, lo esté haciendo jactándose sin darse cuenta de que la migración es un drama que afecta a la humanidad en su conjunto», ha dicho.

Así lo ha manifestado la ministra este lunes en declaraciones a los medios de comunicación en el Ministerio de Defensa tras mantener una videoconferencia con las tropas españolas desplegadas en el exterior con la finalidad de constatar el estado actual de las misiones, entre otras la Operación Sophia en el Mediterráneo,  a la que la ministra se ha referido directamente para lamentar  que “lo que más me duele es que ‘Sophia’, que es la única operación ejecutiva de la Unión Europea y la única focalizada en el sur de Europa, ha fracasado prácticamente”, ha reconocido.

«Si la Operación Sophia ha entrado en una fase final ha sido como consecuencia del veto del ministro Salvini. Está poniendo de relieve que está haciendo una política absolutamente xenófoba, al margen de la UE, con unos comportamientos contrarios a lo que tienen que ser las mínimas normas de Derecho Internacional, comunitario y del mar».

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cuatro =