Más de 1.000 trabajadores de las plantas barcelonesas de Nissan han exigido este miércoles en Madrid “un futuro real ante la decisión de la compañía de cerrar sus fábricas en Cataluña”, y han trasladado su preocupación a los grupos políticos, a los que han entregado un manifiesto contra esta medida en el Congreso.

Unos 1.200 manifestantes, según fuentes policiales, han recorrido el céntrico Paseo del Prado gritando consignas como “Nissan se independiza”, “Madrid, escucha, es Nissan en la lucha” o “No queremos dinero, queremos trabajo”, hasta llegar al Congreso, donde ha tenido lugar el encuentro con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, con el “Bella Ciao», símbolo de la resistencia antifascista, de fondo como declaración de intenciones.

El secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha reclamado a Nissan “que retire el ERE y negocie otra salida. La solución no es el cierre. Se debe aplazar el proceso para seguir negociando, que Nissan se lo piense mejor y encontrar otras salidas”.

Pepe Álvarez ha realizado estas declaraciones durante la manifestación de las personas trabajadoras de Nissan en Madrid, donde ha exigido a la empresa “que pare el reloj y que entre en un proceso de negociación de verdad, sin chantaje e intentando encontrar soluciones. De momento, no nos han convencido, porque no hay razones objetivas para que la fábrica de Nissan desaparezca de la zona franca”.

En este sentido, ha afirmado que “el suelo donde está Nissan en la zona franca es el suelo industrial más apetitoso de Catalunya. Cualquier solución no nos vale. Queremos que venga un producto que sea compatible con los trabajadores y trabajadoras que van a perder sus empleos, que sea industrial y que genere empleo suficiente”. 

UGT FICA exige la retirada del ERE de Nissan

El secretario general de UGT FICA, Pedro Hojas  insiste en la necesidad de que la multinacional japonesa retire la espada de Damocles que significa el expediente para, a partir de ahí, buscar soluciones entre las administraciones implicadas, los sindicatos y la empresa, también ha insistido en que la movilización de hoy «es una más de las que estamos llevando a cabo para exigir a todos los partidos políticos y a las administraciones implicadas, tanto la central como la autonómica, que convenzan a la multinacional japonesa para que retiren el expediente», al objeto de que “a partir de ahí, se puedan abrir escenarios de entendimiento y de búsqueda de soluciones”. 

Minutos después, una comitiva, varios diputados y diputadas del PSOE, Unidas Podemos, ERC, EH Bildu, junto a la secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, entre otros, han enfilado hacia el interior de la Cámara Baja, donde estaba previsto que hiciera entrega de un manifiesto a los distintos grupos parlamentarios.

Entre aplausos y gritos de cierto gancho como “bote, bote, bote, japonés el que no bote”, los “espartanos” de Nissan han abandonado las inmediaciones, no sin antes confiar una vez más a sus representantes para conseguir un apoyo político que auxilie de manera efectiva a la resistencia de sus plantas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre