miércoles, 22septiembre, 2021
19.3 C
Seville

Mar Menor, el Aznalcóllar del PP y de Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno puede terminar con el ecocidio que el Partido Popular, Vox, Ciudadanos y el propio PSOE llevan permitiendo durante décadas para favorecer los intereses del sector agroalimentario

José Antonio Gómez
Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

Ahora la Justicia dirá que el grito nazi «fuera maricas de nuestros barrios» es libertad de expresión

Diversas asociaciones han presentado una querella contra los organizadores y participantes de la manifestación nazi de Chueca. Es lo menos que se puede hacer...

Pedro Sánchez pone en juego la transparencia de la democracia

La democracia española podría estar en serio peligro de supervivencia si desde el poder Ejecutivo no se actúa en base al bien común y...

¿Y si acabamos con el Consejo General del Poder Judicial?

Europa ha vuelto a darle un serio toque de atención a España para que renueve la cúpula del Poder Judicial. O mejor dicho, el...

El Repaso del 21 de septiembre: CGPJ, vacunas en niños, salud mental, volcán de La Palma

Como cada día, en El Repaso te ofrecemos un análisis de las principales noticias de actualidad. Hoy abordamos la actualidad sobre el Volcán de...
- Publicidad-

La ciudadanía ha estallado, el pueblo no aguanta más y de las reivindicaciones han pasado a la acción. En la Región de Murcia se está perpetrando un verdadero crimen medioambiental permitido por las autoridades públicas y, sobre todo, por los partidos políticos. Todos tienen responsabilidad en la destrucción del Mar Menor, uno de los mayores activos ecológicos que tiene España, la única laguna salada de Europa Occidental. Sin embargo, el sector agroalimentario está matando al Mar Menor con sus vertidos.

Este atentado medioambiental es el Aznalcóllar del Partido Popular, con la diferencia de que, en este caso, las grandes explotaciones agrarias matan día a día un poco más al Mar Menor. En estos últimos días han vuelto a aparecer millones de peces y crustáceos muertos en las orillas de determinadas playas, casualmente, las más cercanas al Campo de Cartagena, donde se encuentran las entradas de vertidos de nitratos procedentes de esas explotaciones del sector agroalimentario. Casualmente.

La respuesta por parte del Partido Popular ha sido la de siempre: golpes de pecho, promesas de que se va a hacer algo y, evidentemente, dejar pasar el tiempo para que este nuevo episodio se olvide y sus cómplices y benefactores puedan seguir llenando los fondos del Mar Menor de nutrientes que están generando un aumento de las algas que, evidentemente, dejan sin oxígeno el agua y mata a la fauna.

Los nitratos y los fosfatos actúan como nutrientes y disparan la proliferación de algas y microorganismos vegetales que consumen el oxígeno y enturbian las aguas impidiendo que penetre la luz en las zonas más profundas de la laguna, lo que se conoce como eutrofización.

Además de las filtraciones de sustancias contaminantes que llegan a la laguna, la erosión que sufren los terrenos roturados en las zonas más próximas a las playas también provoca el arrastre de tierra y otros materiales cuando llegan las lluvias fuertes y se producen escorrentías.

Las facturas que paga el PP matan al Mar Menor

El Partido Popular de Murcia le debe mucho al sector agroalimentario. Fueron el brazo armado del PP en la oposición al Plan Hidrológico Nacional de Zapatero, fueron los que dieron la cara en las manifestaciones del «Agua Para Todos». Ese apoyo hay que pagarlo y las multinacionales agrícolas, junto con la connivencia de los pequeños productores, pasan su factura al Palacio de San Esteban.

El PP, además, intenta callar las protestas ciudadanas, restarle legitimidad para seguir defendiendo los intereses de quien está destrozando al Mar Menor. Son cosas de la derecha y de los ultras, que en Murcia son como Isabel y Fernando, cosas que están provocando un desastre medioambiental sin precedentes en España y Europa.

El sábado, con motivo del paso de la Vuelta a España por la Región de Murcia, el pueblo se echó a la calle con protestas pacíficas, con camisetas y pancartas negras, con el único fin de que el mayor atentado medioambiental perpetrado en España tuviera una repercusión internacional. La respuesta del Gobierno de Murcia, según fue denunciado a través de las redes sociales, fue intentar censurar la legítima propuesta y enviar a operativos para tapar las pintadas que se habían realizado en las carreteras por donde iban a pasar los ciclistas que, evidentemente, serían recogidas por las cámaras de los helicópteros.

Sin embargo, el problema del Mar Menor y de la complicidad del Partido Popular con el sector agroalimentario viene de muchos años atrás. En el año 2011, un agente medioambiental descubrió una tubería enterrada en el Campo de Cartagena que vertía al Mar Menor salmuera cargada de nitratos. Se decidió taponar dicha tubería pero los responsables de dichos trabajos reciben una llamada de la presidencia de la Confederación Hidrográfica del Segura para paralizar dicha acción. Este hecho está recogido en las diligencias del Caso Topillo.

Un informe pericial presentado en la misma causa por un ecotoxicólogo forense reveló que hubo explotaciones agrícolas que desalinizaron con salmuera más de 3 millones de metros cúbicos de agua. Además, en el mismo documento se demostraba cómo sólo una veintena de empresas habían realizado más de un 90% de los vertidos al Mar Menor.

Lo que demostró este hallazgo fue la existencia de cientos de instalaciones y canalizaciones ilegales que llevan los vertidos de las grandes explotaciones agrícolas al Mar Menor desde el alcantarillado y desde las ramblas naturales.

Según las diligencias de investigación sobre las inundaciones en las urbanizaciones Mar de Cristal y Playa Honda, el Seprona descubrió una gran tubería de la que ninguna autoridad había tenido constancia de su instalación que llevaba los vertidos y desechos de las explotaciones agrarias al Mar Menor.

López Miras y el PP: los grandes farsantes

El presidente de la Región de Murcia lleva mintiendo con el tema del Mar Menor desde que llegó a San Esteban. Además de la desfachatez de colocar en su perfil de Twitter el símbolo de las protestas de la ciudadanía, la realidad es que no ha hecho nada que pueda afectar a las grandes empresas y los grandes potentados agrícolas.

Según ha publicado La Opinión de Murcia, la Confederación Hidrográfica del Segura remitió a la Consejería de Agricultura más de 130 expedientes para ordenar la restitución de los terrenos a su estado original, pero no se ha hecho nada. Es decir, que el gobierno de López Miras no ha obligado a desmantelar ningún regadío ilegal. Y ahora se da golpes de pecho y propone soluciones que son contrarias, incluso, a las recomendaciones científicas.

La apertura de las golas no es la solución, la solución al Mar Menor es la eliminación de los vertidos, el cierre de las ramblas utilizadas como canalización de los nitratos y la salmuera. Pero, sobre todo, el Mar Menor sólo se salvará si desde los poderes políticos se vigila, multa y se retiran las licencias de explotación a las empresas agroalimentarias que han pasado de los sistemas del bancal a la explotación intensiva.

Pedro Sánchez puede convertirse en un nuevo cómplice

La solución la tiene Pedro Sánchez si tuviera el valor de enfrentarse a los intereses empresariales para defender el medio ambiente. La ciudadanía digna de la Región de Murcia lleva años reclamando que el Mar Menor sea declarado Parque Regional. La parte indigna de la ciudadanía murciana lleva décadas impidiendo, con sus apoyos a los políticos del PP, tal declaración.

El Mar Menor no puede esperar más. Las grandes explotaciones agrícolas lo están matando y Pedro Sánchez tiene la posibilidad de frenarlo en seco. El presidente no tiene más que declararlo a través de un Real Decreto como Parque Nacional, de ese modo las vulneraciones y los delitos medioambientales que se están perpetrando en la Región de Murcia no quedarán impunes como lo están haciendo en la actualidad.

Si no lo hace, Sánchez estará dando la razón al PP y se convertirá en un cómplice más de las multinacionales cuyos máximos accionistas son algunos de los potentados que visitó en Estados Unidos. No hace falta decir nada más, señor Sánchez, sea valiente, por una vez en su carrera, deje de pensar en sus intereses y céntrese en lo que se tiene que centrar, en este caso, en salvar el Mar Menor. 

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

2 Comentarios

  1. Murcia ha votado su ruina. Ya deberían saber que votar el demonio solo puede llevar al infierno. Siempre no dicen que, darán trabajo a mil personas, pero no nos dicen a cambio de dejar mil familias sin el trabajo de toda la vida. Aquí, al País Valenciano también se están excediendo, en este caso con el puerto. Puerto que nos dejara con 2.000 puestos de trabajo que arruinaran el trabajo de 2.000 familias. Además de poner las ganancias en la Cueva Madrileña y la mierda en nuestro país. Como siempre y como está ocurriendo en casi todo el estado.

  2. Deterioro medioambiental. Está en todas partes y no entiende de ideología ni de los asuntos humanos, simplemente es una consecuencia de ambos conceptos que hay que intentar paliar de alguna forma; de la manera que sea porque nos cuesta la Salud y el dinero, la evidencia de que su acción correctora no la pagan con los beneficios de industria o él turismo, y es más: ni los implicados en tales lucrativas actividades, sino el pueblo a través de sus impuestos, que lógicamente van a subir para pagar a los damnificados, que me parecen ser siempre los mismos que los provocan.
    Bah! Tampoco me hagais mucho caso que no soy murciano.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Ahora la Justicia dirá que el grito nazi «fuera maricas de nuestros barrios» es libertad de expresión

Diversas asociaciones han presentado una querella contra los organizadores y participantes de la manifestación nazi de Chueca. Es lo menos que se puede hacer...

El presidente de Iberdrola gana 12,2 millones al año y minimiza la subida de la luz al compararla con el coste de una caña

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, resta importancia al incremento de la factura de la luz al compararla con el coste de una...

Piden al Gobierno de Navarra un censo de verdugos franquistas

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) espera que el Gobierno de Navarra, una vez que se ha conocido el estudio...

Pedro Sánchez pone en juego la transparencia de la democracia

La democracia española podría estar en serio peligro de supervivencia si desde el poder Ejecutivo no se actúa en base al bien común y...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Ahora la Justicia dirá que el grito nazi «fuera maricas de nuestros barrios» es libertad de expresión

Diversas asociaciones han presentado una querella contra los organizadores y participantes de la manifestación nazi de Chueca. Es lo menos que se puede hacer...

El presidente de Iberdrola gana 12,2 millones al año y minimiza la subida de la luz al compararla con el coste de una caña

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, resta importancia al incremento de la factura de la luz al compararla con el coste de una...

Piden al Gobierno de Navarra un censo de verdugos franquistas

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) espera que el Gobierno de Navarra, una vez que se ha conocido el estudio...

Pedro Sánchez pone en juego la transparencia de la democracia

La democracia española podría estar en serio peligro de supervivencia si desde el poder Ejecutivo no se actúa en base al bien común y...