Los mayores sanos y el resto de personas vulnerables, siempre que su condición médicoa lo permita, podrán también beneficiarse -si viven en los territorios que han pasado a la fase 1– de salir a terrazas y visitar a familiares y amigos en sus hogares.

Según el BOE, En la fase 1, las personas vulnerables podrán moverse si su condición clínica está controlada y lo permite. «Las personas vulnerables a la covid-19 también podrán hacer uso de las habilitaciones previstas en esta orden, siempre que su condición clínica esté controlada y lo permita, y manteniendo rigurosas medidas de protección. Queda a la responsabilidad de cada uno, “asesorado por servicios sanitarios», se detalla en la orden.

Empieza así cierta normalidad para las personas mayores que gozan de buena salud y no se han visto afectadas por el coronavirus. Son las que han estado más aisladas y, en muchos casos, solas durante el duro confinamiento.

Al menos, si viven en los territorios de la fase 1, podrán sentir que, en cierta manera, vuelven a la normalidad en compañía de sus seres queridos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre