Rodrigo Rato acaba de prisión en libertad condicional y el ex ministro y ex banquero ya se enfrenta a una nueva investigación judicial por delitos fiscales y blanqueo de capital.

Así las cosas, el juzgado de Madrid le acusa por el presunto origen ilícito de su patrimonio dos semanas después de abandonar la cárcel por las tarjetas ‘black’ de Bankia.

El juez Antonio Serrano-Arnal  procesa a un total de trece personas y a tres empresas por los presuntos delitos de corrupción en los negocios, blanqueo de capitales y elusión de impuestos. En la investigación se valora que el cabecilla de la trama sea el propio Rato.

Opción de recurso

La decisión del juzgado madrileño no es firme, ya que las partes podrán presentar recursos de reforma o de apelación en los próximos cinco días.

El juez desgrana en su auto los tres presuntos delitos cometido por el que fuera vicepresidente del Gobierno de José María Aznar y presidente de Bankia. Rato estuvo incluso a punto de ser el sustituto de Aznar para presidir el PP, aunque Aznar finalmente se decantó por Rajoy.

El magistrado le imputa la planificación de un sistema para presuntamente blanquear capitales a través de un conglomerado de empresas controladas por  Rodrigo Rato, que ya venía haciendo supuestamente desde 2006. Estos hechos tuvieron lugar en medio del proceso de la creación de Bankia.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre