Las grandes multinacionales transfirieron 1 billón de dólares de beneficios de los países donde se desarrollan su actividad económica a un pequeño número de paraísos fiscales en 2016. Esta estrategia de elusión fiscal priva a los gobiernos de todo el mundo de más de 200.000 millones en ingresos fiscales, según se refleja en un informe realizado por investigadores del Centro Internacional de Impuestos y Desarrollo (ICTD, por sus siglas en inglés).

Los investigadores descubrieron que las multinacionales con sede en los Estados Unidos y Bermudas utilizaron la transferencia de beneficios a través de sistemas agresivos, mientras que los países con bajos ingresos fiscales sufrieron la mayoría de las pérdidas debido a tales prácticas.

Este informe se basó en información corporativa publicada en 2020 por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Petr Janský, economista de la Universidad Charles, en Praga, y uno de los autores del estudio, afirmó lo siguiente: «Es una pregunta tan simple: ¿Dónde pagan impuestos las multinacionales? ¿Y cuánto pagan en países de bajos ingresos?».

El principal problema que provocan estos sistemas no es sólo que las grandes multinacionales se estén beneficiando de este esquema de evasión fiscal, sino que alguien esté siendo perjudicado.

Los «Paradise Papers» hechos públicos por el ICIJ sacó a la luz la ingeniería fiscal de más de 100, incluidas Apple, Nike y el fabricante de Botox Allergan. Apple, por ejemplo, encontró formas de mantener las tasas impositivas ultrabajas y acumular una montaña de 252.000 millones de dólares en efectivo en el extranjero.

Lo que este nuevo estudio demuestra es que esos no son casos aislados. Diez paraísos fiscales recibieron la mayor parte de los beneficios de las empresas, según la investigación del ICTD. Entre ellos se incluyen tres países europeos (Luxemburgo, Países Bajos y Suiza), así como las Islas Caimán, Singapur, Bermudas y Puerto Rico.

Por otro lado, aunque los países africanos parecen ser, a priori, los más vulnerables a la transferencia de beneficios a paraísos fiscales, el informe muestra cómo los esquemas de evasión fiscal de las multinacionales también privan a países de altos ingresos, como Estados Unidos, Alemania, España y Francia, de recursos financieros. Se estima que los países europeos perderán al menos un 25% de su base de ingresos debido a la transferencia de beneficios.

«La transferencia de beneficios es, por tanto, un fenómeno en el que la mayoría de los países pierden», señala el informe.

El equipo de ICTD, además, utilizó datos fiscales de Estados Unidos e información a nivel de país que las corporaciones de más de 50 países miembros de la OCDE han acordado informar. La nueva regla requiere que las empresas con más de 850 millones de dólares en ingresos informen de cuánto pagan en impuestos en jurisdicciones individuales y dónde registran los ingresos. La iniciativa es parte de un esfuerzo coordinado para abordar la elusión fiscal por parte de las multinacionales y evaluar su impacto económico global.

Sin embargo, solo unos pocos países habían recopilado y hecho pública esta información. Algunos solo proporcionaron datos agregados sin proporcionar detalles sobre los pagos de impuestos de las multinacionales y la asignación de beneficios a nivel de país.

En total, la OCDE ha publicado datos sobre 4.000 multinacionales con sede en 26 jurisdicciones y que operan en más de 100 jurisdicciones en todo el mundo.

Mientras tanto, los investigadores de este nuevo informe esperan que los legisladores consideren los nuevos hallazgos cuando discutan la introducción de un impuesto mínimo global para las multinacionales. La iniciativa, denominada «el acuerdo de impuestos sobre el clima de París» por el economista ganador del Premio Nobel Joseph Stiglitz, ha contado recientemente con el apoyo de la nueva secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen.

Se espera que los países miembros de la OCDE lleguen a un acuerdo sobre la reforma del impuesto mínimo a mediados de 2021.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre