billete

Un informe publicado por la organización Tax Justice Network señala que los países pierden más de 427.000 millones de dólares en ingresos cada año por la evasión de impuestos por parte de grandes empresas y multimillonarios.

El informe State of Tax Justice estima que las pérdidas fiscales globales podrían pagar los salarios de casi 34 millones de profesionales sanitarios en todo el mundo

Estados Unidos, en sí mismo un paraíso fiscal que quita dinero a otros países, perdió suficientes ingresos de sus propios residentes y corporaciones para pagar los salarios de más de 1,1 millones de enfermeras cobrando un salario promedio en Estados Unidos.

El sistema fiscal mundial, que pierde más de 427.000 millones de dólares al año no es un sistema roto, es un sistema, por la connivencia de los gobiernos con los poderes no democráticos, está programado para fallar. Bajo la presión de gigantes corporativos y poderes de paraísos fiscales como los Países Bajos y la red del Reino Unido, los gobiernos han programado el sistema fiscal global para priorizar los deseos de multimillonarios y de las grandes corporaciones sobre las necesidades de la ciudadanía.

El informe es el primer estudio que proporciona estimaciones país por país de las pérdidas debido al abuso de impuestos corporativos y la evasión fiscal. Las definiciones tradicionales sostienen que la evasión fiscal es ilegal (un delito), pero las leyes aprobadas por los gobiernos incorporan importantes lagunas legales que permiten a los ricos y las grandes empresas reducir o evitar el pago de impuestos.

Según el informe, las corporaciones multinacionales evitan pagar 245.000 millones en impuestos mientras que el 1% más rico del mundo, que ha incrementado su riqueza durante la pandemia de Covid19, provoca una elusión fiscal de 182.000 millones.

La desigualdad, además, se ceba con los países en desarrollo o del tercer mundo. Mientras que los países ricos perdieron una parte importante de los ingresos fiscales en términos generales, los países más pobres perdieron desproporcionadamente más que los países más ricos. Por ejemplo, las pérdidas fiscales de América Latina y África equivalen al 20,4% y el 52,5% de los presupuestos de salud pública de esas regiones, respectivamente.

Según el informe, Senegal, en África Occidental pierde 168,2 millones de dólares en ingresos de empresas e individuos que eluden impuestos cada año. Esta cantidad es más del 70% del presupuesto de salud de Senegal. En el año 2016, Senegal podría haber perdido casi 9 millones en impuestos por un acuerdo con una empresa canadiense. El informe también muestra que Mauricio permite la fuga de impuestos a otros países más de 1.300 millones de ingresos fiscales.

Europa también es un importante contribuyente a la desigualdad en todo el mundo. El informe mostró que los países europeos causaron el 36% de las pérdidas fiscales del mundo. Al mismo tiempo, los países que han sido incluidos en la lista negra por la Comisión Europea por presuntamente no respetar las regulaciones fiscales internacionales -a menudo naciones pequeñas o en desarrollo, como Namibia y Samoa- causaron pérdidas fiscales globales de solo 2%.

Las Islas Caimán, el Reino Unido, Luxemburgo, los Países Bajos y los Estados Unidos, todos paraísos fiscales, son los cinco lugares más responsables de los déficits fiscales del mundo. La investigación se basa en las críticas a la decisión de la Comisión Europea de eliminar a las Islas Caimán de su lista negra fiscal en octubre.

2 Comentarios

  1. Y después nos quieren hacer creer, que las pensiones públicas, la sanidad, enseñanza, no son viables ni sostenibles….

  2. No hay coj-ones de meterle mano a esa gentuza.Y con un gobierno timorato y cagon que de izquerdas tiene bien poco,menos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre