Menos de un mes. Ese es el tiempo que queda para que los ciclistas españoles vuelvan a rodar por las carreteras del país. La Vuelta a España, la competición decana de ciclismo en nuestro país, arrancará el próximo 20 de octubre en Irún y se extenderá hasta el 8 de noviembre, fecha en la que está prevista la última etapa que cubre la distancia entre el hipódromo de la Zarzuela y la capital. 

La ansiada cita deportiva se celebrará después de sufrir innumerables cambios, tanto en el calendario como en el recorrido. Prevista en un principio para finales de agosto y principios de septiembre, la ronda española se vio obligada a modificar su fecha de celebración debido al movimiento en el calendario del Tour de France. No ha sido el único evento deportivo español que se ha visto obligado a modificar o aplazar pruebas, el Campeonato de España de Póker, que cuenta otro año más con el patrocinio de PokerStars, también ha tenido que aplazar algunas de sus paradas mientras que la Maratón de Barcelona también se llevará a cabo este mes de octubre tras ser pospuesta en el mes de marzo. No obstante, La Vuelta no solo ha tenido que lidiar con cambios en el calendario, sino también en el trazado oficial pues algunas de las etapas discurrían por territorio extranjero. Así, las tres etapas que estaban previstas en suelo holandés se han eliminado del recorrido, mientras que las dos que iban a llevarse a cabo en Portugal han sido reemplazadas por localidades españolas, en concreto Zamora y Salamanca.

Este cambio forzoso en el recorrido y el calendario hará que esta 75 edición de La Vuelta sea recordada como una de las más cortas de la historia y también como la más tardía, ya que nunca se había disputado tan avanzado el año desde su creación en 1935. No obstante, no será el único dato memorable de la cita, ya que Correos recientemente ha hecho público que se convertirá en patrocinador oficial de la carrera después de 16 años de ausencia en la competición.

De esta forma, Correos y Telégrafos SA volverá a asociar su imagen corporativa con la carrera, algo que no hacía desde el año 2004. Para ello, el operador postal destinará un total de 605.000 euros para acciones de patrocinio y promoción, cifra que se recoge en el contrato que Unipublic SAU (empresa organizadora del evento deportivo) y el Comité de Inversiones de Correos oficializaron el pasado 15 de septiembre. En el documento legal también se recoge que el 50% de esta cantidad será abonada antes del inicio de la competición, mientras que la otra mitad se entregará el próximo 30 de noviembre.

Lo que no ha trascendido por el momento es la modalidad de patrocinio que ejercerá la empresa pública ni la visibilidad que tendrá la imagen de Correos en el trazado oficial. Esta información no se encuentra recogida en el citado documento de contrato y ambas partes han confirmado que todavía están estudiando todas las posibilidades.

Correos regresa, así como patrocinador de La Vuelta tras casi dos décadas de ausencia. La última vez que el operador postal figuró en la cartera de empresas e instituciones patrocinadoras fue en la edición de 2004. Aquel año, la imagen de Correos estuvo presente en todo el recorrido y en las líneas de meta, e incluso llegaron a instalarse varias carpas en algunas de las localidades por las que discurría el trazado oficial. La de 2004 no fue la única vez que la compañía participó en la cita ciclista, ya que tras su conversión en Sociedad Anónima en 2001 también aportó dinero para su organización en las ediciones de 2002 y 2003

Con el anuncio de la incorporación de Correos a la lista oficial de patrocinadores -entre los que también se encuentran empresas como Cofidis, Carrefour, Skoda o Loterías y Apuestas del Estado, entre otras, la nueva edición de La Vuelta va tomando forma. Una noticia llena de esperanza para todos los amantes de este deporte en nuestro país.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre