Mañana Pedro Sánchez presentará en el Congreso la nueva y última prórroga del estado de alarma.

La última prórroga del estado de alarma, que hoy aprobará el Consejo de Ministros, y que mañana llevará para su aprobación al Congreso, durará -si dispone de los apoyos necesarios- hasta el 27 de junio.

Será un estado de alarma diferente, donde las comunidades autónomas tendrán el protagonismo que venían reivincado los presidentes desde el principio de la pandemia.

Será, además, como ya adelantó Diario16 el último. Así, Pedro Sánchez presentará mañana en el Congreso la nueva y última prórroga. Sin embargo, como ayer informó nuestro medio, las negociaciones están resultando complicadas para el Ejecutivo que lucha a contrareloj para conseguir los apoyos necesarios.

Borrador

El borrador, que se ha facilitado antes que al resto de medios a la  Cadena Ser, incorpora importantes novedades : el punto quinto del decreto establece que el Gobierno podrá acordar conjuntamente con cada comunidad autónoma la modificación, ampliación o restricción de las unidades de actuación y las limitaciones respecto a la libertad de circulación de las personas “con el fin de adaptarlas mejor a la evolución de la emergencia sanitaria en cada comunidad autónoma”. “En caso de acuerdo, estas medidas serán aplicadas por quien ostente la Presidencia de la comunidad autónoma, como representante ordinario del Estado en el territorio”, sostiene el texto que cree justificado esta forma de funcionar dado que el plan de desescalada tiene un carácter “gradual” y “asimétrico”.

Principio de cooperación

A partir del 24 de mayo, si prospera esta prórroga en las condiciones planteadas en el borrador, la autoridad competente delegada será “únicamente” el Ministro de Sanidad, bajo la superior dirección del Presidente del Gobierno, “y con arreglo al principio de cooperación con las comunidades autónomas”.

El borrado que estudia el Consejo de Ministros incorpora un apartado octavo que afecta al ámbito educativo. Establece que “las administraciones educativas competentes podrán disponer la flexibilización de las medidas de contención y la reanudación de las actividades presenciales en el ámbito educativo no universitario y de la formación, siempre que se acuerde la progresión a fase II o posterior en un determinado ámbito territorial con arreglo a las previsiones de este acuerdo. Las actividades educativas se mantendrán a través de las modalidades a distancia y on line, siempre que resulte posible”.

El objetivo del Gobierno es que este estado de alarma acompañe el avance del Plan para la desescalada y, por tanto, ir facilitando la reactivación de la actividad económica, de la movilidad y de las necesidades de los ciudadanos de acceder a los servicios, tanto públicos como privados de ahí que se facilite “el normal desarrollo de los procedimientos administrativos y judiciales”. Por ello, se prevé, el

levantamiento de la suspensión de términos y de la interrupción de plazos administrativos y procesales.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre