lunes, 29noviembre, 2021
10.1 C
Seville

La tanqueta de Marlaska aplasta el sueño de una izquierda real

El conflicto social en Cádiz se propaga sin control mientras el Gobierno asiste impotente

- Publicidad -

análisis

La corrupción judicial y los conflictos de intereses de los jueces pueden impedir que España reciba los fondos europeos

El pasado 30 de septiembre de 2021 se publicó una Orden Ministerial (OM)relacionada con los Planes de Recuperación Transformación y Resiliencia (PRTR) que supone...

¿De qué es Vd. “corresponsable” …?

Como consultor, pregunto esto a directivos. Respuesta “Corresponsable, no. Soy responsable de mi puesto, área. ¿De qué debo serlo…?  En la actual situación sociopolítica...

Inteligencia Artificial: La tecnología que puede salvar la vida a millones de víctimas de violencia de género

La tecnología y las metodologías avanzadas de Inteligencia Artificial (IA) son algo que se puede poner al servicio de las administraciones públicas como herramientas...

La Organización Mundial de la Salud califica de ‘preocupante’ la variante ómicron

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se reunió ayer de urgencia para poner nombre a esta nueva variante, Ómicron, y en la jornada...
- Publicidad -
- Publicidad-

El obrero tiene más necesidad de respeto que de pan, decía Marx. A los trabajadores del Metal de Cádiz se les está faltando al respeto. No solo porque llevan años abandonados a su suerte pese a que no hacen más que reclamar mejoras laborales tan justas como necesarias, sino porque se les está tratando como a delincuentes. El último desprecio es esa tanqueta infame que han lanzado contra los manifestantes. Menos mal que teníamos un Gobierno socialista, si llega a estar Casado en la Moncloa con su cabo furriel Santi Abascal meten la Legión con cabra y todo en la tacita de plata y convierten aquello en un polvorín que ni la Semana Trágica de Barcelona.

Un día más (y van ocho) la bahía de Cádiz amanece envuelta en el humo negro proletario de la batalla campal. Los vecinos se han acostumbrado ya a las escaramuzas entre piquetes y policías. Definitivamente, la cosa se ha ido de las manos en el conflicto laboral más duro desde que gobierna Pedro Sánchez. La patronal, como siempre, se ha levantado de la mesa de negociación en cuanto ha oído hablar de darle unas migajas al obrero y el Gobierno se ha lavado las manos de forma indecente, como si el problema de la crisis endémica de toda una provincia no fuese con él. Solo el alcalde Kichi ha estado a la altura y ha sido coherente (esa palabra que ya nadie usa) al atreverse a bajar a las barricadas para empuñar el megáfono y ponerse al lado de los débiles, de los compañeros del metal, de los nuevos esclavos metalúrgicos que muerden la chapa de sol a sol. “Hemos tenido que meter fuego a Cádiz para que Madrid se fije”, dice con amargura el edil gaditano. Puede sonar fuerte, pero eso es exactamente lo que está pasando allí, que nadie quiere saber nada de Cádiz, que a Cádiz la han convertido en un inmenso polígono industrial abandonado, un erial en los extrarradios de la España sureña y pobre por donde pulula una marea humana industrial, deprimida y gris.   

Con un veintitantos de paro desde hace décadas, con la empresa del hachís a pleno rendimiento, con el fracaso escolar por las nubes y el nivel de renta en niveles tercermundistas, ¿qué podía salir mal? Todo. Mientras tanto, el patrón y los hombres de orden de las derechas ya han lanzado su habitual campaña de propaganda en los periódicos de la caverna para criminalizar la huelga, estigmatizar al obrero y reconvertir (esa maldita palabra) una legítima reivindicación laboral en una revuelta callejera de terroristas, matones y pistoleros anarquistas. Ya hablan de estallido social de violencia cuando esto es lo de siempre, ya que toda huelga es un levantamiento del hambre contra la codicia. La violencia no la ejerce el obrero, va en vertical de arriba abajo, la galvaniza el poderoso contra el débil, el rico contra el pobre, el negrero que pone a trabajar al peón de sol a sol hasta transformar su cuerpo treintañero en el de un viejoven achacoso. La violencia la genera el propio sistema, no el padre de familia que pelea en la calle por una calderilla más. La violencia es el monstruo atroz de los talleres de hierro que con sus chispazos de injusticia y fuego va quemando a soplete al sufrido asalariado. Porque, no lo olvidemos, el patrón de Navantia asume la vida esclava que le da al trabajador a cambio de botar unas cuantas corbetas genocidas para que Arabia Saudí siga masacrando yemeníes. Eso es industrialización a la española, ese es el progreso en el horizonte 2030 de Sánchez, eso es modernización y economía de escala. A esa basura industrial que tritura seres humanos como tornillos desechables y herrumbrosos lo llaman “capitalismo globalizante”. Es el capitalismo salvaje como inmenso astillero donde se fabrica y se funde, todo en uno, el tercermundismo gaditano, la guerra contra África y la riqueza de algunos.

El pueblo de Cádiz se echa a la calle, los estudiantes se unen a los trabajadores en huelga, la mecha prende en toda la comarca en un quejío desgarrado que revela la dramática realidad de esta España que no va a ser el paraíso de la justicia y la igualdad que nos habían prometido. Si Sánchez ni siquiera tiene el valor de derogar la reforma laboral de Rajoy que ha traído estos lodos posindustriales, ¿cómo va a solucionar la vida de toda esta gente?

Mientras tanto, la única respuesta que se da a los gaditanos es la tanqueta de acero modelo Marlaska (Marlaska dimisión), una tanqueta blindada de crueldad e injusticia, una represora tanqueta del Ejército para ulsterizar Cádiz y convertir aquella tierra noble y fértil en un campo de batalla contra la izquierda y la lucha de clases. Una aplastante maquinaria bélica, casi un Panzer del nazismo económico que nos gobierna y hace pedazos al lumpenproletariat. Para eso se ha quedado el Gobierno, para hacer las veces de monosabio del patrono picador.

Dice la prensa de la derechona que un obrero ha destrozado la luna de un autobús de una pedrada. Aquí la única luna rota es la que alumbraba los sueños rotos de los sufridos gaditanos y la esperanza de una izquierda real. Ya lo dijo Alberti, el viejo marinero revolucionario: Qué negra quedó la mar; la noche, qué desolada.

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

2 Comentarios

  1. Magnifico escrito. Pero cuantas palabras sobran pera decir aquello que realmente estamos sufriendo. La patria no se crea con pistolas y amenazas. Esta «patria» es la que nos han legado las pistolas fascistas y el reinado franquista. ¿Se nos ha olvidado? Talvez pensamos que el asesinato de nuestros padres y abuelos sería bastante para tranquilizar el monstruo. No, el monstruo no se tranquiliza, se destruye y se retorna el camino perdido por su criminal existencia. Hemos de aprender a vivir sin la falsa protección del monstruo. Sabiendo lo que cuesta cada medicina y cada pedazo de pan. Eso si, sin corruptos que nos lo hagan pagar en sobre precio. «Que inventen ellos». ¿Se acuerdan? Ahora estamos pagando su precio. Eso vale, también, para la medicina.

  2. Amén al relato y al comentario de Remigio. Todos vimos el aplauso del «pestoe» a la represión de las urnas en Cataluña, Qué puedes aguardar de este nido de fachas renegados y añorantes de su vulgar franquismo? Estuvieron en el último entierro de Franco con toda esa gentuza.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Todos se conjuran contra el ministro Marlaska

Al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, le llueven piedras por todas partes. De la izquierda, de la derecha y hasta del centro político....

Juanma Moreno dispuesto a convocar elecciones ante el bloqueo de Vox

Juanma Moreno convocará elecciones anticipadas en Andalucía “si se mantiene en el tiempo la alianza del PSOE, Podemos y Vox” para bloquear sus Presupuestos....

La patronal vuelve a tirar del freno de mano

La patronal del transporte ha preparado su Pesadilla antes de Navidad convocando un paro para finales de diciembre. Esta medida de presión se programa...

El infame tuit de Vox-Vicálvaro sobre Almudena Grandes: «Con odio has vivido y con odio has muerto»

La escritora Almudena Grandes murió este sábado en su domicilio de Madrid a consecuencia de un cáncer que le detectaron en septiembre del año...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Todos se conjuran contra el ministro Marlaska

Al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, le llueven piedras por todas partes. De la izquierda, de la derecha y hasta del centro político....

Juanma Moreno dispuesto a convocar elecciones ante el bloqueo de Vox

Juanma Moreno convocará elecciones anticipadas en Andalucía “si se mantiene en el tiempo la alianza del PSOE, Podemos y Vox” para bloquear sus Presupuestos....

La patronal vuelve a tirar del freno de mano

La patronal del transporte ha preparado su Pesadilla antes de Navidad convocando un paro para finales de diciembre. Esta medida de presión se programa...

El infame tuit de Vox-Vicálvaro sobre Almudena Grandes: «Con odio has vivido y con odio has muerto»

La escritora Almudena Grandes murió este sábado en su domicilio de Madrid a consecuencia de un cáncer que le detectaron en septiembre del año...