La Audiencia Nacional ha recibido un nuevo informe para la instrucción de la Caja B del PP donde, según informa la SER, la UDEF de la Policía Nacional deja constancia una vez más de que existe una “relación directa” entre la operación Kitchen y los populares.

Ya en el último auto sobre este asunto, tal y como publicó Diario16, el Tribunal Supremo reconocía que “se creó un auténtico y eficaz sistema de corrupción, a través de mecanismos de manipulación de la contratación pública, autonómica y local”.

Esto, según la sentencia, permitió que las empresas de Correa vinculadas al PP tuvieran un dominio de hecho sobre la contratación pública llevada a cabo por las entidades públicas parasitadas. Y todo eso, mediando sobornos a funcionarios y autoridades, emitiendo facturas falsas y montando un entramado para ocultar la procedencia ilícita de los fondos que conseguían.

Esta es la base de la sentencia, que confirma la condena al PP como partícipe a título lucrativo de esa corrupción. A partir de aquí, están en Génova tratando de que cale la idea de que la sentencia dice que no hubo una caja B, y que por lo tanto, la izquierda ya no tiene ninguna excusa porque no hubo caja B y que la moción de censura contra Rajoy estuvo basada en una falsedad. Tratan, de nuevo, de quitar legitimidad al Gobierno que ha salido en las urnas, muy como Vox. 

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorAprende a higienizar la habitación de un enfermo por coronavirus
Artículo siguiente¡Bravo por la comunidad científica!
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre