El veto parental abre una brecha dentro del PP y distancia a Ciudadanos de la derecha de Pablo Casado. Así, el líder del PP Vasco, Alfonso Alonso, tacha de «absurda» la posición de Vox sobre el ‘pin parental’ y reafirma su apuesta por un PP sensato y moderado.

En Galicia, donde gobiernan los populares con Alberto Núñez Feijóo, no tienen intención alguna de unirse a este criterio de Pablo Casado, como parece que están dispuestos a hacer, si Ciudadanos lo permite, en otras comunidades como, además de Murcia, Madrid o Andalucía.

El no de Villacís

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, asegura que no se implantará ni en Murcia, ni en Madrid, ni en Andalucía,

El presidente de la Región de Murcia, por su parte, Fernando López Miras, ha explicado que la autorización para que los padres y madres autoricen o no a que sus hijos vayan en horario lectivo a actividades organizadas por los colegios, se está aplicando en su comunidad autónoma desde septiembre y ha señalado que el Gobierno está utilizando esta polémica como una «cortina de humo» para tapar la creada a su por el nombramiento de la exministra de Justicia Dolores Delgado como fiscal general del Estado.

En una entrevista en Las Mañanas de RNE con Íñigo Alfonso, el presidente murciano ha señalado que el veto parental propuesto por Vox -que apoya en Murcia el gobierno de PP y Ciudadanos- aparece también de la misma forma en el acuerdo para los presupuestos de Andalucía, donde también gobiernan los ‘populares’ y el partido naranja con el apoyo de Vox.

La polémica está servida y la ocurrencia de Vox del veto parental parece estallarle en la cara al PP.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anterior“Social-killers”
Artículo siguienteSATSE Madrid denuncia falsificación de la Comunidad en el documento de horas trabajadas en Enfermería
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 2 =