miércoles, 1diciembre, 2021
16.1 C
Seville

La extrema derecha acabará quemando libros como en el Berlín del 33

Inquietante decisión de una jueza que ha ordenado retirar 32 volúmenes de los institutos de Castellón por atentar contra la moral y las buenas costumbres

- Publicidad -

análisis

El Repaso del 1 de diciembre: El 23-F, pasaporte covid, sexta ola y derechos

En El Repaso de hoy, 1 de diciembre, hemos analizado las principales noticias de actualidad: la situación de los interinos en España, las negociaciones...

Wolfang Wodarg, ex presidente del comité de salud del Consejo de Europa, denunció el escándalo de la falsa pandemia de gripe A: Recuperamos sus...

Estamos viviendo tiempos que nos recuerdan, y mucho, a lo que se vivió con la falsa "pandemia de Gripe A", que terminó por saltar...

El Repaso del 30 de noviembre de 2021: repasamos el escándalo de la «pandemia» de gripe A y hablamos de ómicron

Como cada día en El Repaso analizamos información que nos sirva para entender mejor el contexto en el que vivimos. Comparamos titulares, analizamos información...

Almudena Grandes y el valor del compromiso social

Ahora que acabamos de despedir a Almudena Grandes, con tristeza y consternación por su muerte prematura, es momento de reflexionar sobre la profunda huella,...
- Publicidad -
- Publicidad-

Un juzgado ha ordenado retirar una treintena de libros que tratan sobre educación sexual LGTBI de los institutos de Castellón. El material escolar, que había sido aportado por la Concejalía de Igualdad, o sea el Ayuntamiento de la ciudad, no gustaba a la asociación Abogados Cristianos, que ha emprendido una de sus habituales cruzadas gazmoñas en pos de la moral y las buenas costumbres para supuestamente preservar la salud mental de los jóvenes. O sea, que hemos vuelto a los tiempos del nazismo.

Desde que Vox llegó a la política, estamos asistiendo a una nueva forma de destruir la democracia desde dentro. Y la mecánica es siempre la misma: una asociación ultraderechista de la cuerda de Santi Abascal pone en la diana una ley aprobada legítimamente por las instituciones oficiales, filtra la información a los grandes despachos y bufetes del Movimiento Nacional en Madrid, es decir la cloaca judicial, se interpone la pertinente querella (apresurada, mal redactada, sin fundamento jurídico y con graves defectos formales) y a esperar con tranquilidad que el asunto caiga en manos de una jueza amiga. Curiosamente, no se sabe cómo, acaba ocurriendo que estos asuntos siempre aterrizan, por reparto, en el juzgado perfecto para la ocasión, y después ya todo va como la seda: medidas cautelares que te crio, suspensión ilegal de una ley democrática, imputación del rojo de turno y golpe de Estado parcial por la vía del Poder Judicial. Maquiavelismo judicial.

Llama poderosamente la atención cómo los sumarios de los Abogados Cristianos (fantástico oxímoron, ya que en este caso los letrados hacen las veces de abogados del diablo) terminan recayendo, inexorablemente, en algún juez que militó en la Falange en su juventud, en una magistrada descendiente de una gran estirpe franquista o en un instructor becario que aún no tiene currículum ni vello en la barba pero que, por lecturas y convicciones, aspira a ser alguien en el sórdido mundillo de la extrema derecha española (ese es el camino más rápido y efectivo para optar al carguete de vocal del CGPJ o del Constitucional algún día). Por supuesto, la judicialización que Vox y sus grupúsculos enmascarados como asociaciones cívicas hacen de la política cada día no sería posible sin colocar a los peones azules en los puestos pertinentes del escalafón judicial.

Resulta inevitable comparar este episodio nacionalcatólico con la quema de libros en la Bebelplatz de Berlín de 1933, cuando los “camisas pardas” y las Juventudes Hitlerianas, alentados por el ministro de propaganda Joseph Goebbels, redujeron a ceniza más de 20.000 volúmenes que para los enloquecidos fascistas atentaban contra el noble espíritu alemán. Salvando las distancias entre ambos acontecimientos históricos (no vamos a ser nosotros quienes caigamos en la demagogia barata de decir que el Castellón de hoy corre serio peligro de amanecer mañana envuelto en banderas nazis y escuadrones militares), conviene recordar que detrás de la censura y de un brutal ataque contra la libertad de expresión, de pensamiento y de cátedra siempre subyace una ideología totalitaria que trata de imponer sus dogmas políticos.

Podríamos entrar a valorar los contenidos de los libros retirados por orden de la autoridad judicial, pero eso sería tanto como caer en el juego tan infantil como venenoso del fascismo y no vamos a hacerlo. Si es cierto que el libro El fin del armario, del tal Bruno Bimbi, contiene párrafos escabrosos o escasamente literarios eso tampoco es motivo suficiente para abrir un Index librorum prohibitorum ni un listado de libros que la Iglesia católica considera blasfemos, demoníacos y perversos para la fe de los buenos católicos. ¡Que estamos en el siglo XXI, no en la Edad Media, señores de Abogados Cristianos!

A las mentes talibanas del nuevo Ejército de Salvación les ofende que un libro hable de que a un cura le dan por retambufa, de los “chaperos del Vaticano” y de que “en ningún lugar se folla como en el seminario”, pero a toda esa gente santurrona y puritana habría que decirle que, después de todo lo que se sabe sobre las alcobas de la Iglesia, la pederastia infantil y otras monstruosidades, tales relatos pseudoeróticos ya no son un ensayo filosófico ni política ficción, sino realismo social puro y duro. Abogados Cristianos bien podría haber empezado una de sus ridículas cruzadas de meapilas trasnochados llevando a los tribunales al obispo de Solsona por su affaire con la novelista pornosatánica, o mejor, a C. Tangana por su bachata con Nathy Peluso en la Catedral de Toledo, y no lo hace. ¿Por qué? Sencillamente porque con esa performance seudoerótica la Iglesia se ha embolsado un dineral y, aunque luego ha dimitido el deán y han montado un hipócrita acto de purificación para limpiar el sagrado templo toledano de los demonios de la carne, hasta donde se sabe la pasta no se ha devuelto al rapero o lo que sea el tal Tangana.

Si nos ponemos a retirar de las estanterías de las bibliotecas todos los libros que hablan de sexo más o menos explícito (heterosexual, homosexual u orgiástico) habría que quemar obras maestras del pensamiento humano universal como el Kamasutra, el Decamerón, El amante de Lady Chatterley y Cincuenta sombras de Grey (este quizá sí merezca una querella de Abogados Cristianos en toda regla, pero por malo y bodrio). Lo único que está consiguiendo la extrema derecha con esta caza de brujas literaria es que un puñado de youtubers que vendían cuatro libros entre familiares y amigos se forren. Se empieza por prohibir un folletín erótico y se acaba quemando El Capital de Marx. Ahí es donde quieren llegar.

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

4 Comentarios

  1. Quién puede concebir en 2021 que las ideas que dan pie a las religiones, que no sólo son falsas, malintencionadas y absurdas, sino que condicionan en espíritu las libertades o la realización del ser humano sean aceptadas por un juez cualquiera que sea el asunto a juzgar…? Pués en España. Toda esa historia de Jesús es una puta marranada, falsa, y escrita para perfectos gilipollas, que son los creyentes de mierda de los que se nutren las iglesias, y además «todo cristo» está olvidando que ésto es un estado laico.
    En galego; estado louco. Señores de la iglesia; hai que comezar a foder, que empodrece a sabia e leva á tolemia non facer uso das facultades de continuidade para a especie.
    Vaia banda de castróns.

  2. Deberíamos cuidar un sano equilibrio de la libertad sin caer en excesos para que no se produzcan acontecimientos como los que nos recuerda, ni otros de los que la progresía nunca se acuerda. Los excesos no son patrimonio exclusivo de la derecha ni de la iglesia.

    (https://www.aceprensa.com/sociedad/cuando-los-verdes-alemanes-defendian-la-pedofilia/)

    «En la conferencia fundacional de los Verdes en 1980, uno de los grupos más visibles y vocingleros, los ‘Indios Urbanos’, propugnó la ‘legalización de todas las relaciones sexuales y afectivas entre adultos y niños’. Los Verdes tenían incluso un grupo de trabajo nacional, ‘Gays, Pederastas y Transexuales’, que hacía una labor de lobby ante el parlamento federal para abolir la sección del Código Penal que prohibía las relaciones sexuales con niños.

    El mayor auge de la influencia pedófila tuvo lugar en 1985 cuando la convención de los Verdes en el land de Renania del Norte-Westfalia apoyó la legalización de la pedofilia. También el comité del partido Verde aprobó en 1985 una declaración en la que se pedía “abolir todas las limitaciones de edad para las relaciones sexuales mutuamente consentidas”, porque no respetaban “los derechos a la autodeterminación y a la búsqueda de la felicidad de los niños”.

  3. A ver Ortiz, hombre. Uno tiene que estar un poco despistado para confundir una literatura para la integración de un colectivo amenazado con la pederastia, el abuso infantil, la prostitución de menores, etc… Más perdido todavía para hablar de los problemas mentales de algunos nazis alemanes ( lee las maniobras de algunos – Vox- para entrar en política) de otrora con una situación en la españa de hoy. Y desde luego, que obliguen en esos colegios a la lectura de textos bíblicos, si algunos si de verdad los has leído, que lo dudo, son de extrema crueldad y además falsos y fantásticos que no tienen ningun fin didáctico, y en él mismo baile prohiban éstos tíene muchos bemoles. Pero que alguien lo defienda entra de lleno en el fanatismo. Sé de sobras que eres un tipo equivocado, pero que como todos puedes aprender. No te tenía por un enfermo.

  4. Y como en Chile de Pinochet. No olvidemos que fue apoyado en su golpe genocida por las iglesias: católica, luterana, y evangélicas. A mi me quemaron mi biblioteca, residía allí; y menos mal que me libré que no me lo hicieran a mí.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

El Árbol de la Paz

Las continuas noticias de terrorismo, guerras, maltrato a mujeres y a niños e indiferencia por el sufrimiento ajeno han movido a la ONG Paz...

Amor es dar

Amor es dar lo que no contraviene éticamente al mismo amor. Amor es dar esperanza a cada cosa que existe dignamente, es dar honradez...

RTVE presenta el macroconcierto para recaudar fondos para los afectados por el volcán de La Palma

El concierto se ha presentado este miércoles en Torrespaña, en un acto emitido en directo en RTVE Play y conducido por María Eizaguirre, directora de Comunicación...

Redondo se la tiene jurada al PSOE

En términos más coloquiales el titular debería haber sido “Redondo la lleva clavada muy adentro con Sánchez”. Y no porque hayan tenido un amorío...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

El Árbol de la Paz

Las continuas noticias de terrorismo, guerras, maltrato a mujeres y a niños e indiferencia por el sufrimiento ajeno han movido a la ONG Paz...

Amor es dar

Amor es dar lo que no contraviene éticamente al mismo amor. Amor es dar esperanza a cada cosa que existe dignamente, es dar honradez...

RTVE presenta el macroconcierto para recaudar fondos para los afectados por el volcán de La Palma

El concierto se ha presentado este miércoles en Torrespaña, en un acto emitido en directo en RTVE Play y conducido por María Eizaguirre, directora de Comunicación...

Redondo se la tiene jurada al PSOE

En términos más coloquiales el titular debería haber sido “Redondo la lleva clavada muy adentro con Sánchez”. Y no porque hayan tenido un amorío...