El director general de los Mossos d’Esquadra, Pere Ferrer, ha asegurado que los últimos incidentes ocurridos en Barcelona a apuntan a “grupos de extrema derecha muy violentos y organizados”. Casi a la misma hora, un grupo de jóvenes iniciaba otra violenta manifestación en el barrio burgalés de Gamonal, donde han quemado algunos contenedores pasadas las 21 horas como protesta por el toque de queda impuesto desde las 22 hasta las 6 horas. Las cargas policiales que se vieron ayer en la Ciudad Condal y en otros puntos del país –no muy diferentes de las que se producen en otros lugares de Europa− deben mover a una profunda reflexión sobre lo que está pasando en las sociedades occidentales. El “trumpismo” negacionista ha calado hondo hasta movilizar a amplios sectores reaccionarios que han visto en la pandemia la oportunidad perfecta para desestabilizar a las democracias liberales.

Los Mossos d’Esquadra han practicado hasta las 23 horas de este viernes 12 detenciones, dos de ellas a menores, durante los altercados en Barcelona, que han comenzado después de una protesta en la plaza Sant Jaume contra las nuevas restricciones decretadas por el Govern para contener el coronavirus, y en los que se han saqueado dos tiendas, informa Europa Press.

El Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM) ha atendido a siete manifestantes y a 20 agentes, ninguno de ellos con heridas graves, y ha habido daños materiales en varios vehículos policiales, con dos furgonetas de la Brigada Móvil (Brimo) inutilizadas, han explicado los Mossos.

Además, ha habido saqueos en dos tiendas del centro de la ciudad, una de ellas un Decathlon, y la mayoría de los detenidos están denunciados por los presuntos delitos de atentado a agentes y desórdenes públicos, mientras que dos han sido arrestados por negarse reiteradamente a ser identificados.

Unas 1.500 personas, según las cifras de la Guardia Urbana, se han concentrado pacíficamente al comienzo de la tarde en la plaza Sant Jaume contra las nuevas decretadas por el Govern para contener el coronavirus, convocados por varios sectores afectados por las restricciones, y han gritado consignas como “la cultura es segura”.

Después, sobre las 19 horas, una cincuentena de personas, según fuentes policiales, han iniciado los altercados, mientras que las 22 horas −al inicio del toque de queda− ya se habían disuelto.

Algunos manifestantes de esta cincuenta han hecho barricadas y quemado contenedores en el centro de la ciudad, y han lanzado vallas, petardos y botes de humo a la línea policial, ante lo que han intervenido los efectivos antidisturbios de Mossos, quienes han cargado contra los manifestantes con las porras y con proyectiles de foam.

En Gamonal, los jóvenes han cortado la calle Virtoria y han incendiado contadores, mientras gritaban consignas contra las restricciones que se han impuesto para controlar la propagación de la pandemia provocada por el coronavirus y que ha llevado a que se decretase desde el pasado sábado el toque de queda en la comunidad y que desde las 14 horas de este viernes se haya cerrado perimetralmente.

Numerosos vecinos han salido a las ventanas de sus domicilios para quejarse ante lo que estaba sucediendo y la Policía ha desplegado varios efectivos antidisturbios, contra los que los jóvenes han lanzado objetos.

Por otra parte, centenares de personas participaron en las concentraciones que tuvieron lugar anoche en las principales ciudades de Cantabria para protestar en contra del toque de queda decretado para frenar la expansión del coronavirus, que terminaron con disturbios, ocho detenidos y un agente de Policía Nacional herido. En concreto, los arrestados son siete hombres y una mujer, de los cuales uno es menor de edad, y fueron detenidos por atentado, desobediencia o daños, según han informado Europa Press.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. el facismo campa a sus anchas por españa y la culpa es del pp y cs por darles cobijo y amparo en las instituciones PUBLICAS y a esta bestia que estais alimentado por vuestra falta o asuncia de democracia que tienen pp y cs vox saldra ganado por desgracia para una gran parte de los españoles

  2. Los que robaron el decathlon eran muy fascistas sí, se notaba mucho en su color.
    Y los de gamonal, a ver si os aclaráis los periodistas, que si fascistas, que si anarquistas… ya… Muy poquita credibilidad.

  3. Esto ya se les está yendo de las manos a Abascal y Casado. Esto es lo que pasa por instigar odio, que se reproducen por esporas los ultras radicales…

    A ver si les entra la cordura de una vez y dejan de alimentar al fascismo más radical y a ver si Cs se desvincula de una vez de la extrema derecha del PP y VOX en todos sus gobiernos autonómicos

    Estamos en pandemia Casado y Abascal, frente al Covid somos todos personas y no hay colores políticos. Es el momento de luchar por la España a la que tanto dicen que aman y no de dar la espalda a los Españoles y al país frente a un enemigo común para todos: el COVID 19. Háganlo porque sus abuelos también están muriendo por el virus al que ningunean dando la espalda al gobierno en la lucha contra la PANDEMIA.

    Después de que haya vacuna y de que esté todo bajo control, hagan y digan lo que les dé la real gana, pero ahora no es el momento, por el amor de Dios!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre