La productora Mabel Lozano llevo más de 15 años denunciando la terrible realidad que miles de mujeres sufren en nuestro país: ser víctimas de trata y de explotación sexual. Ahora lanza a través de change.org una campaña de recogida de firmas dirigidas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que apruebe una Ley integral que ofrezca protección a las víctimas.

Una proposición no de ley no es suficiente para Mabel Lozano

Su herramienta de la también actriz es el cine, y gracias a sus documentales, según ella misma explica, “sé que la sociedad española sabe ahora mucho más que antes sobre este horror que ocurre delante de nuestras narices pero que no parece importar demasiado”,afirma en su campaña de change.org . A estas alturas seguimos sin una Ley integral que ofrezca protección a las víctimas.

Ayer una chica de 20 años, indignada tras ver mi último documental, explica en su campaña la productora femininista, me dijo: “si el Presidente Pedro Sánchez dedicara 79 minutos a ver este documental no podría mirar hacia otro lado, haría una Ley contra la Trata”. A juicio de Mabel Lozano, “Tiene razón. El testimonio de un hombre que compró, vendió y explotó a miles de mujeres no deja lugar a dudas”: En España no existe ninguna protección integral para las mujeres ni se persigue realmente el delito de explotación sexual.

En su campaña Mabel Lozano reconoce que “¡Estoy indignada!”.

Este Gobierno, según explica la productora, “su propia ministra de Justicia así me lo dijo en el estreno de “El Proxeneta”:  se comprometió públicamente a sacar una ley contra la trata sin embargo no parecen dispuestos a hacerlo”. Sé que están trabajando en borrador pero lo único que han comunicado es que impulsarán una proposición no de ley, un instrumento que no pasa de buenas palabras.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorCabizbajos
Artículo siguienteEl Reino Unido pierde los papeles y el prestigio con el “Brexit”
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here