Juana Rivas podrá disfrutar de sus hijos una semana entera en reyes. La madre coraje está ya en Sevilla organizando la visita con sus abogados después que ayer recibiera la notificación de la justicia italiana. Eso sí, el encuentro, de esta madre coraje con sus hijos deberá ser en Cerdeña y no en España como ella había solicitado, pasado ese tiempo tendrá que alternan un día con la madre y otro con el padre.

«Tengo un pellizco en el alma. Un pellizco de tristeza en el alma. Es muy fuerte lo que estoy viviendo”

Juana en declaraciones a Nuria Coronado para diario16.com, ha afirmado: «Tengo un pellizco en el alma. Un pellizco de tristeza en el alma. Es muy fuerte lo que estoy viviendo”.

Juna tiene cinco días para solicitar la visita, según le concede el juez de la Primera Sección de lo Civil del Tribunal de Cagliari, por lo que según ella misma ha dicho a nuestra colaboradora Nuria Coronado, no será ya para navidad y se teme que se le conceda la visita en Reyes.

La decisión sobre la custodia de los hijos de Juana se prevé ya para el año próximo, mientras por decisión de juez italiano tendrá que visitar a sus hijos en Cerdeña.

La semana pasada la justicia española, sobreseía la causa contra los familiares de Juana Rivas. La Audiencia de Granada ha sobreseído la causa abierta contra familiares de Juana Rivas, y su asesora Paqui Granados, por supuesta incitación y apoyo a la desaparición de sus hijos.

El pasado noviembre Juana Rivas pasó unos días con sus hijos en Cerdeña, la madre coraje en esos días afirmó: “los niños se han quedado rotos y yo también”.

El próximo 29 de Diciembre a las 19 se celebrará un evento benéfico en Madrid a favor de Juana Rivas y sus hijos para demostrarla que seguimos con ella. El acto se celebrará en la calle Hernán Cortes, 9. 28004-Madrid. Aquí podéis inscribiros.

La historia que ha vivido Juana Rivas contada por ella misma

El maltrato comenzó al poco tiempo de irme para Italia. Cada vez, más y más fuerte, hasta que llegó un momento en que empecé a temer por mi vida, pero a niveles serios de hacerme mis necesidades encima”, nos comenta Juana Rivas sobre su calvario en Carloforte en la isla italiana de Isola di San Pietro, con el maltratador y padre de sus hijos.

“Yo estaba deseando de escapar y él lo se lo olía”, nos cuenta Juana. Alguien que trata maltrata a una mujer psicológica y físicamente, tiene miedo a que está se relacione con otras personas. “Él decía que no nos merecíamos venir a España”, seis meses antes de que Juana llegase a España, le escondió los pasaportes.

La noche antes del viaje, con insultos, voces y gritos, le quita de nuevo los pasaportes. El hijo mayor de Juana de tan solo 11 años, sigue a su padre y consigue saber dónde esconde los pasaportes, “y me dice dónde están. Yo los cojo y me voy al campo. Los escondo en una acequia.

El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada ha acordado, en sentencia del 14 de diciembre, la restitución de los dos menores a Italia con su padre. Juana ya ha presentado un recurso y está esperando la resolución judicial, que se verá a finales del mes de Mayo.

Juana Rivas va a seguir luchando, porque para ella, el último fallo de la Audiencia Provincial de Granada ha sido un corta y pega, se ha hecho deprisa y corriendo. “La sentencia habla de mis hijos y habla de otra hija que yo no tengo, y   que también tengo que devolver. Se hablan de situaciones y fechas que nada tienen que ver con nuestras vidas”.

La ley española se acoge a que Juana no he pedido el consentimiento del padre para traerlos a vivir a España. El hijo pequeño de tan solo tres años, “nunca había dicho nada y ahora lleva cuatro días que dice: [Mami, mami, te quiero mucho. No quiero separarme nunca más. No quiero que nos separemos, no quiero que tú te vayas. Mami yo no me quiero ir.] Nos cuenta su madre.

En una isla, de una isla, al lado de un península

Nos cuenta Juana Rivas, “Yo vivía en un cortijo, en una isla de una isla de una península, (Carloforte en la isla italiana de Isola di San Pietro cerca de la isla de Cerdeña) donde ni tenía coche. Este hombre se movía con sus llaves colgadas en el cinturón, y tenías que pedirle permiso con antelación para cualquier cosa. Me quería tener aislada”.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Que mienta y cuente todas las fantasías que quiera: en Italia no le van a dar carrete a sus zorrerías como lo han hecho en España.

  2. Decepcionado con María Superestar, madre coraje con un pellizco en el alma. Espero haga lo imposible para que sus hijos puedan disfrutar de ella y no les decepcione nunca.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre