La figura del relator ya no será necesaria, según ha reconocido la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, tras la reunión del Consejo de Ministros. El Gobierno da por agotada la negociación con el sector soberanista de Cataluña.

Se veía venir. El acoso de la derecha y la ultraderecha, que tendrá su momento de máxima repercusión en la manifestación del domingo en Madrid, y la falta de gestos por parte de los independentistas, han dado al traste a un Gobierno que se ha visto acorralada y sin salida para tratar de llegar a un acuerdo con los líderes catalanes.

La vicepresidenta es consciente de que la legislatura “se acorta

Carmen Calvo ha comparecido con un documento bajo el brazo titulado Declaración de Pedralbes, que es la propuesta que ha hecho llegar al Govern de la Generalitat para encauzar el diálogo, pero que ha sido finalmente rechazada por el independentismo, según ha asegurado.

La legislatura se acorta

La número dos del Gobierno concluye que la legislatura se acorta”, consciente de que no hay margen para que ERC y PDECat frenen sus enmiendas a la totalidad de los presupuestos. Por eso, ha señalado que los esfuerzos del Gobierno se centrarán ahora en reivindicar unas cuentas que se transformen en la carta de presentación electoral del PSOE ante las próximas citas municipales, autonómicas y europeas. La vicepresidenta no ha querido adelantar cuándo podrían celebrarse las generales y se ha resistido a dar por perdida la batalla de unos presupuestos que, de no obrarse el milagro, ni siquiera pasarán el filtro de la tramitación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cuatro =