Medio millar de fortunas españolas han evadido impuestos hacia Suiza y Andorra sirviéndose de una red de gestores entre los que se encuentran políticos, empresarios, deportistas y hasta narcotraficantes, según investiga el juzgado número 5 de la Audiencia Nacional. El cabecilla de la trama era Alejandro Pérez Calzada, marido de Margarita García-Valdecasas, jefa la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) con Mariano Rajoy, entre junio de 2013 y diciembre de 2016, tal y como adelantan El Confidencial y Público.

Según publicó La Vanguardia en el verano de 2018, Margarita García-Valdecasas  envió un informe confidencial de una investigación llevada a cabo por la Agencia Tributaria a su marido, a su vez investigado por blanqueo de capitales. García-Valdecasas ha sido durante años la inspectora jefa de la Unidad responsable de investigar los grandes fraudes en España. Es más, su unidad fue la que analizó, junto a la Fiscalía Anticorrupción, todos los datos aportados por el exempleado del HSBC, Hervé Falciani, sobre defraudadores fiscales.

Dos años antes, en junio de 2016, agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción registraban la vivienda de Margarita García Valdecasas, según publicó ABC. Las pesquisas se centraron en las actividades de su marido, un conocido gestor de fondos, quien presuntamente habría repatriado dinero a España al margen de los cauces legales, según las fuentes consultadas por el citado diario. Además de la vivienda del matrimonio en Madrid −cuentan con otras propiedades en Barcelona y Palma de Mallorca− los agentes se presentaron en la sede de Mirabaud Finanzas Sociedad de Valores en Madrid y Barcelona, de la que Calzada fue consejero.

Ahora la investigación se reactiva. La Agencia Tributaria y la Audiencia Nacional se toparon con este entramado de asesores financieros que usaban empresas pantallas y testaferros con el fin de evadir al fisco en el marco de la investigación de la denominada lista Falciani. La trama, bautizada como Charisma, nombre del lujoso yate de Pérez Calzada, desviaba fondos a Suiza y Andorra, a través de Panamá, Chipre, Luxemburgo e Irlanda.

Según las investigaciones, en la cúspide de la pirámide del fraude se encontraba la sociedad de valores creada por Pérez Calzada en el año 2000, Venture Finanzas. De este modo, Calzada ingresaba de las entidades suizas y andorranas hasta el 50% de las comisiones que estas cobraban a las carteras que Venture les había presentado, mientras que los gestores disponían de sus propias sociedades instrumentales para ocultar las ganancias.

Ya en julio de 2016, agentes de la UCO registraron el domicilio conyugal de Pérez Calzada, investigado por blanqueo de capitales. Así, las investigaciones judiciales señalan a Pérez Calzada como máximo líder de la red e indican que la antigua responsable de la oficina antifraude con el Gobierno de Mariano Rajoy también se habría beneficiado de la “red Charisma”.

Según informa el mismo medio, Gacía-Valdecasas recibió transferencias de fondos generados por el grupo de su marido, que tiene a varios directivos imputados en la macrocausa.

Asimismo, en mayo de 2009, años antes de ser nombrada responsable de la ONIF, habría recibido 13.600 euros con el concepto de “cuota final Volkswagen”; también otros 8.850 euros con la referencia de una tienda de moda madrileña en mayo de 2010, y 6.000 euros sin concepto en abril de 2013, tan solo dos meses antes de ser nombrada directora de la ONIF.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Lo he venido diciendo desde hace unos años atrás. Rajoy será procesado a más tardar para el año 2022 y será condenado en el 2025 por corrupción impropia . Una figura delictiva nueva en el código penal .

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre