Un centenar de personas han leído el nombre de casi un centenar de mujeres fusiladas por el franquismo. Con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el domingo 8 de marzo, se ha recordado al casi centenar de republicanas asesinadas por la dictadura después de la Guerra Civil en las tapias del Cementerio del Este.

Al acto han asistido el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Pepu Hernández y, el secretario general de UGT de Madrid, Luis Miguel López Reíllo.

Convocados por la Plataforma en Defensa del Memorial, han desplegado una gran pancarta con el lema “Almeida quiere borrar su nombre de la Historia”, los asistentes han colocado las listas de todas las mujeres fusiladas, denunciando “el desmantelamiento y manipulación del Memorial a las víctimas del Franquismo en el Cementerio del este de Madrid” por parte del Gobierno municipal de la derecha y extrema derecha madrileña.

El consistorio gobernado por Manuela Carmena comenzó a construir el Memorial y a colocar decenas de placas con los nombres de las personas asesinadas (fusiladas) en el Cementerio de La Almudena por el Franquismo entre 1939 y 1945. Fue el alcalde madrileño del PP y Ciudadanos con el apoyo de la extrema derecha, José Luis Martínez-Almeida Navasqüés, decidió paralizar las obras y destruir las placas con nocturnidad y alevosía, argumentando que el monumento no cumplía con el mandato del Comisionado de la Memoria Histórica, que “reclamaba unificar el reconocimiento a las víctimas de ambos bandos de la Guerra Civil”, lo que ha sido duramente criticado por todos los partidos, sindicatos y asociaciones progresistas madrileñas.

El pasado 25 de febrero, el Pleno de Cibeles aprobó reponer los nombres del Memorial del Cementerio de La Almudena con la abstención del PP y Ciudadanos y el voto en contra de Vox, e implicaba reponer los nombres de las víctimas del Memorial del Cementerio del Este, algo que aún no se ha hecho.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Pepu Hernández, ha participado en el homenaje a las mujeres republicanas fusiladas por el franquismo después de la Guerra Civil, en las tapias del Cementerio del Este.

Recalca Hernández que “los únicos delitos de estas mujeres fueron sus ideas republicanas y su resistencia a perder las libertades reconocidas durante la República”.

Recuerda que fueron mujeres que habían conseguido conquistar derechos que en la actualidad consideramos elementales y básicos, pero que antes de la República no lo eran, “como votar o divorciarse”.

Incide en que “eran mujeres progresistas, libres y feministas, que se sacrificaron por una España democrática, moderna y avanzada” y concluye destacando que “hoy las recordamos y nunca deberíamos olvidarlas”.

Foto Agustín Millán.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre