martes, 26octubre, 2021
14.2 C
Seville

Hasta tres papas han pedido perdón por los crímenes de la conquista de América que la derecha española niega

Francisco hace un ejercicio de contrición en el segundo centenario de la independencia de México

- Publicidad -

análisis

Sánchez ha provocado que el PSOE no le interese a nadie

A nadie le amarga un dulce, dice el adagio popular. Si lo trasladamos a la política, en concreto, nadie disfruta más de un baño...

El Repaso del 25 de octubre: caso Alberto Rodriguez, simulacro en Nueva York y noticias de actualidad

Como cada día en El Repaso analizamos las principales noticias de actualidad. No te pierdas El Repaso de hoy, donde analizamos el caso de...

Sánchez comienza a gobernar utilizando métodos franquistas

Pedro Sánchez se encuentra en una situación límite en la que podría encontrarse en los próximos días sin socios en el gobierno y en...

Los gobiernos condenan al planeta a un desastre climático total

Los gobiernos proyectan un aumento colectivo de la producción mundial de petróleo y gas a lo largo de las próximas dos décadas, a pesar de haber...
- Publicidad-

Isabel Díaz Ayuso ya es más papisa que el papa y se permite corregirle las teologías, las doctrinas y las encíclicas al mismísimo Santo Padre. Francisco dirigió un mensaje a México con motivo del bicentenario de su independencia en el que pidió disculpas “por todos los pecados personales y sociales y por todas las acciones u omisiones que no contribuyeron a la evangelización” durante la conquista de América. Pero por lo visto la palabra del hombre que es la mano derecha de Dios en la Tierra tampoco vale para la obtusa derecha española siempre empeñada en consumar su falso revisionismo de la historia.

Desde Bartolomé de las Casas y su Brevísima relación de la destrucción de las Indias sabemos que los españoles cometimos no pocas atrocidades, crímenes e injusticias contra la población nativa. No los convencimos pacíficamente para que abandonaran su cultura, su religión y su modo de vida, sino que los obligamos a occidentalizarse por la fuerza de la espada y el arcabuz. Les expoliamos sus tierras, les robamos sus tesoros, violamos a sus mujeres. Fue una guerra de ocupación. Cualquier historiador independiente, libre de prejuicios y medianamente serio que no sea un youtuber dominguero de fin de semana sabe que la historia de la conquista (eso es lo que fue aquello) tuvo más sombras que luces. Y aunque no es necesario que los españoles nos fustiguemos quinientos años después (todas las potencias coloniales de aquella época tienen su leyenda negra en las bibliotecas nacionales) es conveniente que reflexionemos sobre lo que hicimos y sobre cuál debe ser nuestra futura relación con los hermanos del otro lado del charco.

Por mucho que se empeñen los negacionistas del best seller de imaginación calenturienta, o sea los novelistas de brocha gorda de la extrema derecha, la historia fue lo que fue y tratar de reinventarla para recuperar un pasado glorioso que está en sus cabezas de adolescentes aficionados a las batallitas y a los soldaditos de plomo solo conducirá a arrojar más oscuridad y odio al asunto. Ahora la presidenta madrileña o papisa Juana de la política española pretende colocarse a la vanguardia de ese paletismo histórico que antepone el patrioterismo barato a la verdad de los hechos sobre el descubrimiento de América. Pues muy bien, es un paso más hacia el negacionismo absurdo y tonto. La ultraderecha se ha propuesto llevarnos del catecismo al catetismo como en los peores tiempos de Franco, cuando ningún españolito se cuestionaba la versión imperial sencillamente porque hacerlo llevaba directamente al campo de concentración.

Hasta Federico Jiménez Losantos, nada sospechoso de peligroso comunista (aunque lo fuese en su alocada juventud) se ha percatado del peligro que entraña el negacionismo, mayormente el de las vacunas, y ha arremetido contra las “cucarachas” de Vox. Federico ha declarado la guerra a la extremísima derecha anticientífica tras tildar a Abascal de “cobarde” que se “dejó el valor en Amurrio” (en referencia a la localidad vasca en la que el político ultra era amenazado por ETA) por no poner límite a las estúpidas teorías conspiranoicas. El polémico periodista ha llamado de todo a los negacionistas: “gentuza que intenta hacerse con Vox”; “colección de psicópatas”; “escoria”; “payasos”; “bebelejías”; y “cuatro nazis en paro”. Lamentablemente, esta vez Federico llega demasiado tarde a su viperino micrófono. El mal de la ignorancia y la burricie que ha propagado la extrema derecha en los últimos años ya está hecho y es un cáncer que se extiende sin remedio por todo el país. Ni siquiera la caverna radiofónica que lidera Jiménez Losantos, esa misma que ha alimentado el monstruo durante años, puede hacer nada por meterlo ya en vereda.

Pero volviendo al tema que nos ocupa de la conquista de América –un debate que le encanta a ese club de estafadores que promueven la irracionalidad más estúpida en Vox–, la patraña que trata de divulgar la señora Ayuso no se sostiene bajo ningún concepto. A la lideresa –que no lo olvidemos fue investida gracias a los “bebelejías” de Abascal–, le sorprende que Francisco I, “un católico que habla español”, haya pedido perdón por los “pecados” españoles en Latinoamérica. Como si comunicarse en la lengua de Cervantes implicara necesariamente tener que ser cómplice silencioso de un genocidio porque así lo exige el manual del buen patriota.

El razonamiento intelectual de esta mujer y de la extrema derecha iletrada es sencillamente kafkiano, sobre todo porque hasta tres papas han hecho ejercicio de contrición en las últimas décadas, precisamente los tres últimos. Además de Francisco, pidieron perdón por las tropelías en las Indias Juan Pablo II y también Benedicto XVI (ambos considerados de la línea ultra vaticana, de modo que no hay lugar a la sospecha de bolchevismo). Los ministros de Dios saben perfectamente lo que ocurrió allí porque los misioneros y jesuitas informaban a Roma, puntualmente, de cada operación militar sobre el terreno, de cada proceso inquisitorial abierto para convertir al indito en un buen cristiano y de cada masacre cometida (en este punto véase La misión, la extraordinaria película de Roland Joffé). Ayuso que se dedique a lo suyo, a teorizar con su filosofía de mercadillo sobre la libertad para masas desnortadas, y se deje de ocurrencias históricas que no hacen sino poner en evidencia su inmensa incultura.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

7 Comentarios

  1. Don José, por favor le ruego que exija el perdón de la republica de Italia por la ocupación Romana, los crímenes que hicieron y todo lo que nos robaron; así como también a la comunidad musulmana, por ejemplo a Arabia Saudí, el perdón por 8 siglos de ocupación. Venga campeón! Que eres un periodisto de altura

  2. Cuando Cortés llegó al territorio que hoy ocupa Méjico, este territorio estaba dominado por una teocracia imperialista; los «mexica». Esta teocracia imperialista tenían en su capital Tenochtitlan un gran mercado de esclavos (Bernard del Castillo que estuvo allí lo describe en sus crónicas) que se nutría de las guerras que los mexica frecuentemente mantenían con los otros pueblos mejicanos a los que tenían sometidos y tiranizados.

    La teocracia imperialista imperialistas de los «mexicas» era sanguinaria y antropófaga, sacrificaban a los dioses a los esclavos por centenares y comían sus carnes en grandes fiestas.

    Muchos pueblos de México a quienes los mexica, tenían sometidos esclavizados y eran sacrificados a los dioses y degustados en sus fiestas, se unieron a los españoles para combatir contra los «mexica» y eso fue decisivo para que Cortés y poco más de 4000 soldados españoles vencieran a los ejércitos «mexicas» y conquistaran su capital Tenochtitlan de 250.000 habitantes.

    Unos 70.000 (mejicanos) «tlaxcalteca» y gentes de otros pueblos y ciudades estado del actual territorio de México que estaban sometidos por los «mexica», combatieron junto a los españoles y fueron decisivos en la conquista de Tenochtitlan, y de la destrucción del imperio. «mexica».

    Los españoles siguiendo la tradición y los usos y costumbres de la época, una vez derrotaron a los «azteca» se erigieron en casta dominante en los territorios que estos antes habían dominado y señoreado, e impusieron una tiranía algo mejor y más avanzada que la de sus predecesores «mexicas» en la que no se permitía la antropofagia ni los sacrificios humanos.

  3. En realidad es uno de esos montajes fotográficos con frases geniales que tanto se ven por redes hoy en dia. Un par de indígenas de la amazonía en su aspecto más representativo y com sus rostros pintados. Dice en portugués:
    «Cuando llegaron nosotros teníamos las tierras y ellos una biblia.
    Ahora nos dieron la biblia y son ellos los que tienen las tierras.»

  4. «Más papisa» !?? 😂 Por favor, la expresión es «ser más papista que el papa» no más papa que el papa. A qué viene lo de papisa!? El adjetivo papista no tiene género.
    La locura de introducir la cuestión de género en el lenguaje produce estos desastres tan patéticos, y más tratándose de un articulista profesional.

  5. Artículo bien documentado y argumentado, que solo se permite algunas licencias en la escritura con personajes. Su contenido es científico y su exposición valiente, sin temor a ser criticado. Me interesa la opinión.

  6. Sería papista si fuese correlixionaria de Don Francisco, pero es que se sitúa por encima del Papa y es por ello lo de Papisa. Yo lo entendí a la primera.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Las jugadoras de pádel se plantan en el Campeonato de España porque los chicos cobran primas que a ellas les niegan

Este año el Campeonato de España de pádel no contará con el torneo femenino. Las jugadoras se plantan porque les niegan unas primas que...

Men in Black

Como cada mañana desde que cumplió los 16, Atilano, el tío Chavos, emprende camino a la cantina. Allí, departe con otros compañeros, ellos lo...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Las jugadoras de pádel se plantan en el Campeonato de España porque los chicos cobran primas que a ellas les niegan

Este año el Campeonato de España de pádel no contará con el torneo femenino. Las jugadoras se plantan porque les niegan unas primas que...

Men in Black

Como cada mañana desde que cumplió los 16, Atilano, el tío Chavos, emprende camino a la cantina. Allí, departe con otros compañeros, ellos lo...