Gema Piñeiro, La periodista y detective, es también fundadora del DETCAMP, el thinktank, así como del “Encuentro anual sobre investigación y seguridad privada”, un evento que da visibilidad al sector y que en su cuarta edición buscará acercar a estos profesionales esenciales a la sociedad con un formato audiovisual innovador. Tiene claro que si algo nos ha enseñado esta pandemia es que «dirigir en femenino es diferente y necesario para seguridad de los países”.

En los últimos años se ha registrado un importante y constante crecimiento de la seguridad privada en España, considerada como servicio esencial sus  trabajadores han estado y están en primera línea, en la actual crisis que vivimos como consecuencia del coronavirus, aunque a veces pasen desapercibidos. La conforman empresas con servicios de seguridad física y digital y pertenecen a ese sector: los vigilantes de seguridad, directores, jefes de seguridad, escoltas, vigilantes de explosivos y detectives privados. La Ley española de Seguridad Privada 5/2014 es la que regula la actividad y a estos profesionales, que son dependientes del Ministerio del Interior. El periódico The Guardian   en el 2017 se publicó un estudio en el que se revelaba que más de la mitad de la población mundial vive en países desarrollados donde la seguridad privada es mayor que los policías públicos. En España se cumple este estudio, las fuerzas de seguridad privada incluyen 223.000 personas frente a las 243.000 que pertenecen a la seguridad pública. Son imprescindibles para garantizar la seguridad nacional y, al mismo tiempo, cuidan de los derechos fundamentales de la ciudadanía.

¿Qué ha supuesto en la seguridad la crisis sanitaria mundial a raíz de la pandemia del coronavirus? 

GP. – En España se han puesto de  manifiesto muchas cosas, la primera,  que se dio a razón del histórico ya  Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, es que la seguridad privada es un servicio esencial para garantizar la seguridad nacional y la de su ciudadanía, y aquí van incluidos los detectives privados, como garantes de derechos fundamentales de los ciudadanos. Imagínate los casos que se tuvieron con menores de padres separados en el confinamiento, o ciudadanos que no sabían de sus familiares o empresas y empleados que actuaban de forma fraudulenta. O la cantidad de ciberdelincuentes que han  robado información y credenciales de empresas, instituciones y ciudadanos.

La naturaleza nos ha dado un bofetón de realidad, la seguridad e investigación privada van de la mano de la seguridad pública, pero no se puede olvidar que somos empresas que están siendo golpeadas por el efecto de la pandemia y se están perdiendo puestos de trabajo y ¡vidas! Hasta mayo de 2020, habían  fallecido 17 vigilantes de seguridad en servicio, a causa del coronavirus, que no tuvieron equipos de protección. 

Los hechos y conductas se han trasladado al ciberespacio, pero las normas están ahí para todos. Por eso, es fundamental abrir los congresos y eventos al debate social, porque hay problemas que afectan a los ciudadanos en su día a día, cuya solución viene de la mano de profesionales de la seguridad privada, en colaboración con la pública y sinergias con expertos en materias del ámbito digital.

¿Cómo se transforma una periodista en detective privado?

GP. – Creyendo mucho en el reciclaje y aprendizaje continuo, con una curiosidad inmensa por conocer la verdad de los hechos, no existía el fact-checking, pero verificar y contrastar debe estar en el ADN de un periodista. Fue una cuestión de oportunidad, pensé que ser detective privado me facilitaría la labor de mi trabajo periodístico. Pero no fue así, son dos profesiones fascinantes, que pueden confundir a la ciudadanía pensando que investigar puede hacerlo cualquiera de ellas, pero son diferentes en normativa, fines y servicios que ofrecen. La investigación privada está muy regulada en España, somos referentes en normativa. 

“Hay una línea muy fina entre la comunicación estratégica de una empresa, persona o marca,y la inteligencia corporativa. El  análisis de la reputación digital, depende  de varias áreas. Todas interrelacionadas”

Usted hizo público un documento firmado por el Director General de la Policía, que demostraba que José Manuel Villarejo Pérez nunca había sido detective y su empresa “CENYT”, con la que ofrecía servicios de investigación privada, no se encontraba registrada como empresa de seguridad. ¿Cómo ha podido pasar desapercibido algo así tantos años? 

GP. – Efectivamente, solicité la información como periodista y a través del Portal de Transparencia, por ser de interés público y estar en el ejercicio del derecho a la información, y desde la actual Unidad Central de Seguridad Privada me enviaron la respuesta que has comentado. Villarejo no es ni ha sido nunca detective privado. No sé si me hubieran dado esa información como detective, te lo digo con honestidad. Si nos adentramos en el mundo de la desinformación y reputación, la actuación de perfiles como los de Villarejo ha provocado titulares erróneos y, por tanto, mala prensa contra un sector muy regulado como el de la investigación privada.

Es imprescindible la sinergia y colaboración de equipos multidisciplinares en el ámbito empresarial y la colaboración público – privada, para afrontar los retos que ya están sucediendo, esto no es el futuro. La línea entre el ciberespacio y el mundo físico se difumina y las consecuencias son recíprocas. El caso Villarejo es la punta de una realidad, que parece que quiere transformarse y dejar atrás los tiempos oscuros, para encontrar un equilibro entre profesionales que actúan dentro del marco legal. Hay una línea muy final entre la comunicación de una empresa, el análisis de su marca y la inteligencia corporativa, las herramientas que se pueden usar para hacer un estudio reputacional, por ejemplo, pueden tocar a varios departamentos, desde marketing y comunicación al de ciberseguridad e inteligencia. Todo está interrelacionado,  para que la toma de decisiones sea la correcta. Lo que cambia es quién puede hacer qué, cómo,  cuándo y  dónde, tras un hecho.

 “En los encuentros de Detcamp buscamos mujeres expertas para darles visibilidad y que nos hablen de su especialidad” 

Hablemos de esa fusión con lo digital. Ha sido pionera en creación de formatos digitales sectoriales, en  2005, dirigió programas de liderazgo para una novedosa  Web TV  del Instituto de la Mujer. ¿Pensaba en aquel momento que internet iba a tener la importancia que  posee en la actualidad?

GPP. – Absolutamente. Ya en aquellos inicios se podía intuir que nuestros pasos iban en esa dirección. Ése era el futuro inmediato en los contenidos, en especial en los sectoriales, es decir, en aquellos dirigidos a un público más pequeño, pero a su vez más influyente y, sobre todo, conocedor de su sector. Meconvertí en productora de contenidos multimedia enfocándome en la mujer y en cómo sí hay un “dirigir en femenino”. Como reza el título de un libro de Anna Mercadé, “la mujer tiene más desarrollada  la inteligencia emocional”.  De hecho, la pandemia ha demostrado lo bien que presiden las mujeres, y cómo el liderazgo en femenino, puede ser diferente y necesario para la propia seguridad de los países y del mundo en general, se está señalado que las mujeres dirigentes podrían tener  mejores habilidades de gestión en situaciones críticas como la de la COVID-19. 

Según se recoge en el ránking ‘Mujeres en la política 2020 elaborado por ONU Mujeres y la Unión Interparlamentaria.. Sólo 12 países del total de 193 analizados. En el caso de las jefaturas de Estado, este cargo está ocupado por mujeres en Eslovaquia, Estonia, Etiopía, Georgia, Nepal, San Marino, Singapur, Trinidad y Tobago, y también en Bolivia y Suiza, donde la misma persona ostenta la jefatura de Estado y de Gobierno.

Y son 7 países en los que, según datos de la Universidad Johns Hopkins, con mujeres al frente destacan por su adecuada y temprana intervención en la actual pandemia. Pero es que si te fijas, hasta la mismísima Merkel que se va tras 15 años al frente de Alemania y de la política europea, es seguramente el cambio más importante a nivel de liderazgo de los últimos años. Oí a Rubén Amón en el programa  Más de uno que indultaba a la canciller alemana, en su sección, y decía que nos “ deja huérfanos a todos, no solo a sus compatriotas», dirigir en femenino, conlleva ese arrastre de siglos y siglos donde las mujeres han sido y somos protagonistas del cuidado de las personas. El liderazgo con conocimientos,  sensibilidad y empatía, es un valor a defender.

¿Y cómo es la situación de la mujer en el sector de la seguridad privada?

GP. –  Tengo que reconocer que cuando aterricé en la investigación privada hace siete años sólo encontré a un sector masculinizado y muy atomizado, pero lo cierto es que el 30% de los detectives en España son mujeres. Es un alto porcentaje si lo comparamos con el 13% de mujeres profesionales de la seguridad privada. Hay que tener en cuenta que ningún país europeo supera el 20% de mujeres. La mujer detective está muy valorada, no hay discriminación gracias al trabajo de pioneras que, hasta hace muy poco tiempo, tenían que poner nombres de hombre a sus despachos, pero ya no es así.  He sido co fundadora y Secretaria de la primera Asociación Nacional de Mujeres Detectives, intentamos buscar hueco en foros de referencia para la mujer profesional, La investigación privada actual requiere, además, de un título de carácter universitario, donde  el 70% de las materias son de Derecho. Otra cosa es el liderazgo, pero en el sector de la seguridad privada en general, falta mucho para que exista un 50/50, una paridad real. Ahora, desde los encuentros como el Detcamp, nuestro objetivo es encontrar a expertas y darles visibilidad, pero no para que hablen de mujeres en foros para mujeres, algo que vista las cifras sigue siendo necesario, pero nosotros preferimos darles voz para que hablen de su especialidad y experiencia, de la misma manera que hay hombres expertos en violencia de género.

En 2017, el Detcamp funda los encuentros anuales sobre investigación privada en el municipio madrileño de Alcobendas, pero en 2020 se suspendió por la pandemia. ¿Cómo afronta el IV Encuentro con la situación actual?   

 GP. – El 2020 no ha sido un buen año y esa edición no la pudimos celebrar, pero ha sido por dos razones que no pretendo esconder. La pandemia y un cáncer de mama no lo hicieron posible y, en este punto, quiero llamar la atención sobre esto último. En las sesiones de quimio me he encontrado con mujeres que escondían su enfermedad en su entorno laboral, por temor a perder su trabajo o la posición conseguida a base de mucho sacrificio. Datos de la AECC demuestran la “toxicidad financiera” de la enfermedad, la falta de ingresos que se tenían previos al diagnóstico ha subido hasta el 50%  durante la pandemia. La estigmatización y falta de legislación económica, lleva a muchas personas a silenciar en sus empresas, que están padeciendo cáncer.   Muchas de ellas tenían “la suerte” de recibir tratamiento de radioterapia que, como sabes, no te hace perder el pelo, y esa circunstancia les permite ocultarlo. 

“Por la pandemia y un cáncer de mama diagnosticado en 2020 tuvimos que cancelar el encuentro. He conocido a varias mujeres que silencian que padecen cáncer en su trabajo por temor a perder su empleo”

Y ahora, ¿cómo se encuentra actualmente tras ser diagnosticada de cáncer de mama en 2019?

 GP. – Después de un año, quiero definirme como superviviente de cáncer, una etiqueta que deseo forme parte de mi currículo de vida por muchos años, hoy he leído que el 80% de las mujeres que padecen cáncer de mama tiene temor  a las recaídas, se denomina el síndrome de la Espada de Damocles, incluso en las pacientes con buen pronóstico. Pues digamos que el temor está ahí, y el reconocerte en un nuevo cuerpo, además de la medicación que se continua tomando. Pero, no vivo con miedo, no. Voy adaptándome y soy consciente de que necesito ayuda en cosas que antes no requería, pero es mi realidad.    Somos  vulnerables, y se nos olvida que estamos de paso. Hay que meditar a diario para no perder el norte, yo estoy muy agradecida por tantas cosas vividas en este año.  Como conocer a mujeres increíbles que llevo en mi corazón y con las que sigo y deseo estar en contacto. 

Pero, por otro lado.,  la transformación digital impuesta ha sido fantástica para mí, cancelando acciones operativas, esta “nueva normalidad”, me ha permitido, como a tantas personas, poder  seguir formándome y participar como ponente en algún congreso online, dosificando mi energía y aprendiendo a pedir ayuda a compañeros. Piensa que, una de cada ocho mujeres será diagnosticada con cáncer de mama. El cáncer es otra pandemia, afectada de lleno por Covid.  Espero que se haga buen uso de los fondos y se active la financiación de la investigación científica de tantas enfermedades que continúan matándonos.

“Es imprescindible la sinergia y colaboración de equipos multidisciplinares y la colaboración público-privada para afrontar los retos, no del futuro, sino de los que están sucediendo ya

¿Tiene ya fechas para el Detcamp de investigación y seguridad privada del 2021, y por qué lo denomina El Encuentro?

GP– Sí, tengo fechas. Casi seguro que será en abril pero, si algo nos ha enseñado el 2020, es que hay que ser flexibles. Espero contar en breve con la suma de empresas, referentes que apuesten por una comunicación digital novedosa que sea accesible y asequible a todos.  

La comunicación digital ha venido para quedarse en todos los ámbitos, pero no podemos seguir con los congresos online de PowerPoint, (ríe), podemos ir más allá del aprendizaje del mundo audiovisual tradicional. Queremos mostrar con el IV Detcamp, como ejemplo, que  se puede hacer un formato sectorial a modo de magacín televisivo en emisión online o multiplataforma, un “Programa de AR de la  seguridad privada” (ríe), de acceso gratuito y con empresas, instituciones, profesionales y comunidades que se relacionan de manera directa con el sector, participando en una producción novedosa, ágil y segura.

“El IV Detcamp  sobre investigación y seguridad privada, aspira a ser un magacín sectorial y con posibilidad multiplataforma de emisión, ahora estamos buscando la suma de fuerzas”

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre