Momento de la toma de posesión.

De “fiesta de luz y color” ha calificado el PSOE la toma de posesión de la nueva Consejera de Empleo y por lo que ha presentado una batería de preguntas a las Cortes de Castilla y León al tener este partido conocimiento de cómo se saltaron las medidas de confinamiento de la fase 1, como si ya fuera la 3, en la toma de posesión del consejero de Empleo,. Acto que ha tenido lugar después de la dimisión del anterior titular de esta Consejería por “desavenencias irreconciliables” -según calificó- con el vicepresidente Francisco Igea.

Fuentes sindicales que estuvieron invitados al acto confirman a Diario16 que “efectivamente fueron de otras provincias y que el propio presidente les dio las gracias por asistir de diferentes puntos de Castilla y León”.

También asistieron antiguos consejeros de Zamora y otras provincias, según las mismas fuentes.

Tras la toma de posesión de la nueva consejera, hubo otro acto por el nombramiento del director general de Industria, de Trabajo y el de Riesgos Laborales donde las banderas no contaban con el crespón negro en señal de duelo oficial.

Además, según han confirmado diferentes fuentes, los familiares de la nueva consejera se desplazaron de otras provincias de Castilla y León al evento en Valladolid y el número de asistentes superaba las normas de confinamiento de la fase 1.

Llama la atención que el 13 de abril desde la Consejería de Presidencia se enviara a los alcaldes de los pueblos y ciudades de Castilla y León una carta con recomendaciones que no se siguieron en la toma de posesión de la consejera de Empleo.

Así, se informaba a los alcaldes de que la Junta de Castilla y León declaró luto oficial y por tanto, las banderas oficiales deberían ondear a media asta en todos los edificios públicos.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl Gobierno flexibiliza hacia la “nueva normalidad” la fase 2 y la fase 3
Artículo siguientePeste antidemocrática
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre