Europol cuenta con informes que revelan el supuesto uso de una aplicación móvil para falsificar los test Covid por parte del grupo criminal Rathkeale Rovers Organised Crime Group. Dados los medios tecnológicos generalizados disponibles, en forma de impresoras de alta calidad y software diferente, los estafadores pueden producir documentos falsificados de alta calidad .

Mientras se mantengan las restricciones de viaje debido a la pandemia, los delincuentes internacionales aprovecharan la oportunidad de producir y vender certificados de prueba Covid-19 falsos, por lo Europol que ha emitido una Notificación de Alerta Temprana.

Primeros certificados de la Covid-19 falsos

En diciembre 2020, un estafador fue detenido por la Policía Nacional española por vender certificados de PCR falsos negativos en una página web por un importe de 40 euros. 

Han surgido varios certificados de prueba COVID-19 fraudulentos vendidos aviajeros. El último caso de certificados de prueba falsos detectados, se informó en el aeropuerto de Luton en el Reino Unido cuando un hombre fue arrestado tratando de vender certificados de prueba COVID-19 falsos.

En el Reino Unido, se sorprendió a los estafadores vendiendo una prueba falsa de Covid-19 100 libras, falsificando el nombre de un laboratorio genuino en los certificados falsos. 

Informes anteriores incluyeron el arresto de una red de falsificación en el aeropuerto Charles de Gaulle de París que vendía resultados negativos de las pruebas a los pasajeros. El importe cobrado por los documentos de prueba falsos osciló entre 150 a 300 euros. 

En los Países Bajos, se descubrió que los estafadores vendían falsificaciones de prueba negativas por entre 50-60 euros a través de aplicaciones de mensajería.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre