La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y la ministra de Sanidad, Carolina Darias, han visitado hoy la planta de productos hospitalarios que tiene Becton Dickinson en la localidad madrileña de San Agustín de Guadalix. Esta empresa está especializada en la fabricación de jeringuillas y agujas hipodérmicas estériles y, en estos momentos, fabrica la jeringuilla que permite extraer seis dosis de la vacuna de Pfizer, lo que incrementa el número de personas vacunadas.

Para Reyes Maroto, “contar en España con este tipo de empresas punteras en tecnología sanitaria nos da confianza para abordar el proceso de vacunación con garantías. Los mecanismos de colaboración público-privada están funcionando y un ejemplo es la empresa que hoy visitamos, que ha incrementado su capacidad productiva para garantizar el proceso de vacunación. Hemos conseguido lo más difícil, la vacuna, y ahora tenemos que garantizar su producción, distribución y suministro y para ello es importante el paso dado por la Comisión Europea el pasado viernes aprobando un reglamento de control de exportaciones que proporciona claridad y total transparencia en las operaciones de las compañías farmacéuticas y asegura que los compromisos del programa avanzado de compras de la UE se respetan. Tenemos que recuperar la confianza mutua entre las administraciones y las compañías farmacéuticas”.

Por su parte, la directora general de Becton Dickinson para España y Portugal, Lourdes López, ha señalado que “en BD asumimos el reto de mejorar la seguridad del paciente y de los trabajadores sanitarios de una manera eficiente con nuestras soluciones tecnológicas y un equipo humano comprometido y experto. Pero esto no se puede conseguir de forma aislada y por eso consideramos que debemos trabajar como socio estratégico con la administración pública para conseguir que nuestro sistema de salud vuelva a ser uno de los mejores del mundo”.

BD cuenta hoy en España con un centro de innovación tecnológica y tres plantas de producción (en San Agustín de Guadalix -Madrid-, y en Fraga –Huesca, y Almaraz -Cáceres-) donde se producen más de 10.000 millones de dispositivos al año y trabajan más de 1.000 empleados.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre