lunes, 27septiembre, 2021
22.8 C
Seville

Estremecedora carta de Sonia Vivas a los ex compañeros policías que participaron en un homenaje ilegal en dependencias locales con dos condenados por homofobia y acoso

La activista feminista se dirige a los agentes “honrados” para preguntarles “hasta cuándo les vais a seguir permitiendo esto”

- Publicidad -

análisis

El grito de la España muda

Esta pasada semana tuvo cierto relieve la decisión de la España vacía de presentarse a las próximas elecciones. Así, con este enfoque, se informó,...

Puigdemont: cuatro años jugando al gato y al ratón con el CNI

La detención de Carles Puigdemont en Cerdeña ha vuelto a desatar los rumores sobre el estrecho seguimiento que se le está haciendo al ex...

Pablo Casado pierde fuelle

El líder de la oposición y presidente del PP, Pablo Casado, pierde fuelle. Lo hace ante las encuestas, cuando hace un mes le daban...

El PP pretende ahora representar los valores de la UME frente a Moncloa cuando definió al grupo militar creado por Zapatero como «capricho faraónico»

Donde dije digo digo diego. Así está el PP con el tema de la tragedia por la erupción del volcán en Las Palmas. Pone...
- Publicidad-

La ex policía y actual concejala de Justicia Social, Feminismo y LGTBI en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca, Sonia Vivas, ha publicado en la red social Twitter una estremecedora carta abierta dirigida a la Policía Local de la capital balear, que estos días se ha visto envuelta en un escándalo al constatarse que sus máximos responsables han organizado una fiesta ilegal en dependencias policiales en el cuartel de Sant Ferran para supuestamente homenajear a un agente por su jubilación, entre cuyos participantes se encontraban dos ex compañeros condenados por el Tribunal Supremo, que por primera vez condena a un policía por homofobia hacia su ex compañera Sonia Vivas.

La concejala y activista feminista se dirige a sus ex compañeros policías para recordarles que “desde hace años, habéis secuestrado la Policía Local de Palma. A esos que desde el minuto uno en que pedí amparo a la Justicia por el acoso que padecía, convertisteis mi día a día en el mayor de los suplicios. A esos que habéis abierto las puertas de la Comisaría a delincuentes que han cumplido y cumplirán condena de nuevo, por maltratarme durante años dentro del mismo cuartel en el que los recibís entre risas, abrazos y alabanzas”.

Una investigación municipal concluye que personas ajenas al servicio de la Policía Local de Palma participaron en este homenaje, entre los que se encontraban dos agentes apartados del servicio tras ser condenados por acoso a Sonia Vivas cuando ésta era compañera. Al acto organizado por los policías, que supuestamente sobrepasó la hora decretada por el toque de queda a las 22 horas y que congregó a una veintena de agentes de Palma, acudieron fuera del horario establecido como límite y se celebró en el que fuera antiguo bar de la sede policial, que en la actualidad sirve como comedor de los policías y que utilizan para cenar una vez han entrado en el turno de noche.

“Pese a haber atravesado por la oscuridad más negra, haberme dejado parte de mis mejores años por el camino y haber pagado un precio muy alto en salud, felicidad, familia y pareja, aquí sigo”, apunta Vivas

El visionado de las cámaras de seguridad ha confirmado a los investigadores del caso que en la noche del 13 de abril entraron al cuartel varias personas ajenas al servicio durante el turno de noche. Entre los asistentes al supuesto homenaje se encontraban Alberto Juan y Rafael Puigrós, condenados por el Tribunal Supremo por acosar a la edil de Podemos cuando era policía local.

La sentencia del Supremo confirmó el pasado enero que los dos acusados “de común acuerdo, especialmente Puigrós y en menor medida Juan, movidos por su odio y desprecio a la condición homosexual de Sonia Vivas, y convirtiéndolo en la forma habitual de relacionarse con ella, realizaban hechos tales como apodarle y llamarle ‘tijeritas’, llevarse la mano a los genitales con actos obscenos, hacer chistes de homosexuales en su presencia para que ella los oyera, mofarse de ella. Puigrós se ponía un calcetín en la entrepierna haciendo referencia a los genitales masculinos”.

“Habéis hecho todo lo posible para destruirme”

En la misiva de Vivas, la concejala recuerda a sus ex compañeros: “Os habéis sorprendido con mi fortaleza y por eso habéis hecho todo, absolutamente todo, lo posible para destruirme. Pero aquí estoy. Lejos de eso y pese a haber atravesado por la oscuridad más negra, haberme dejado parte de mis mejores años por el camino y haber pagado un precio muy alto en salud, felicidad, familia y pareja, aquí sigo. Mirándoos a los ojos para recordaros vuestra bajeza. Me habéis hecho pagar el más alto de los precios, pero gracias a ese viaje a los infiernos ahora nada ni nadie me puede apartar de mi abrazo interno. Y ahora me dirijo a vosotros. A los buenos, a los honrados, a los trabajadores, a los honestos. ¿Hasta cuándo les vais a seguir permitiendo esto? ¿Hasta cuándo compañeros?”.

Vivas subraya en la carta remitida a sus ex colegas policías que “esta carta es para daros las gracias por pintar la realidad de lo que he vivido ahí dentro, bajo vuestro yugo, de una manera tan clara. De un modo tan nítido y perfecto. Esperabais que me hundiera, que enfermara, que no fuera capaz de remontar la increíble presión de grupo que ejercisteis sobre mí. Y ahora mi verdad os persigue y os resuena como un eco”.

A continuación publicamos la carta completa remitida por la edil de Palma a sus ex compañeros del cuerpo de la Policía Local.

Carta abierta a la Policía Local de Palma

“Me dirijo en primer lugar a los funcionarios que, desde hace años, habéis secuestrado la Policía Local de Palma. A esos que desde el minuto uno en que pedí amparo a la Justicia por el acoso que padecía, convertisteis mi día a día en el mayor de los suplicios.

A esos que habéis abierto las puertas de la Comisaría a delincuentes que han cumplido y cumplirán condena de nuevo, por maltratarme durante años dentro del mismo cuartel en el que los recibís entre risas, abrazos y alabanzas.

A los que tenéis amordazados a todos los policías honrados y honestos, mientras apuntáis con una pistola a la cabeza de todo el sistema de derecho.

A los que sembráis el miedo fuera y también dentro.

A los que me llamabais mentirosa por denunciar un acoso del que muchos de vosotros erais conocedores.

A los que generasteis corrientes de opinión sobre mí para que me fuera imposible resistir el día a día en mi puesto de trabajo, provocando para que me fuera.

A los que dejasteis de hablarme, de saludarme y os levantabais de la mesa del bar si yo llegaba y me acercaba al grupo.

A los que me fabricasteis cinco expedientes administrativos, retorciendo el reglamento, para lograr echarme a la calle de cualquier manera.

A los que hicisteis recogidas de firmas pidiendo que la Jefatura me expulsara, porque hice público el montaje policial de mis acosadores, con el que trataron de encerarme en la cárcel siendo inocente.

A los que justificasteis el montaje policial, diciendo que era normal que ellos reaccionaran ya que yo les denuncié primero. Repitiendo el mismo patrón que cuando justificabais las patadas en la cabeza de un oficial a un detenido en el calabozo, porque según vosotros el tipo le insultó y el pobre compañero perdió los nervios.

Esta carta es para todos vosotros, para los que acudisteis a mi juicio para tratar de amedrentarme. Concentrándoos en la puerta de la Audiencia y repartiendo panfletos con mi fotografía en blanco y negro, donde explicabais a la gente que pasaba por la calle que yo era una mentirosa.

A los que coreasteis con risas y aplausos a mis verdugos, al tiempo que se negaban a declarar. Dando un espectáculo dantesco y provocando que tuvieran que llamaros las juezas al orden.

A los que, durante mi declaración, que duró más de cuatro horas, me insultabais en voz baja buscando insistentemente que perdiera las formas durante el juicio. Sin lograrlo.

A esos que os habéis esforzado en pintarme como una mala persona, para poder tener un solo argumento de peso, con el que construir algo sólido, que justificara que me merecía el acoso.

A los que me habéis perseguido judicialmente presentándome hasta seis denuncias en dos años. Todas archivadas.

A los que pedisteis mi expulsión definitiva cuando, destrozada por vuestros ataques, me concentré en la puerta del Ayuntamiento sola y con una pancarta, anunciando que iba a encadenarme al día siguiente si no se me echaba una mano para sobrellevar todo lo que me hacíais.

A los que os reíais por los pasillos cuando entré al cuartel escoltada por un agente de policía para poder recoger las cosas de mi taquilla. Ese fue el último día de servicio para mí tras la denuncia a mis maltratadores. El último día de trabajo de una víctima que no había hecho más que pedir ayuda y seguir trabajando.

Sé que no se sabrá nunca la verdad de lo que pasó en esa fiesta que organizasteis hace escasos días y que ahora, es un motivo más de vergüenza para toda la Institución.

Sabed que he sabido de vuestros movimientos y de vuestro proceder para lograr tapar las bocas de quienes os vieron. Comportamientos con vuestro sello porque podéis y porque os dejan hacerlo, ya que San Fernando es vuestra casa, al menos, de momento.

Y lo es porque todos os tienen miedo.

Esta carta es para daros las gracias por pintar la realidad de lo que he vivido ahí dentro, bajo vuestro yugo, de una manera tan clara. De un modo tan nítido y perfecto.

Esperabais que me hundiera, que enfermara, que no fuera capaz de remontar la increíble presión de grupo que ejercisteis sobre mí. Y ahora mi verdad os persigue y os resuena como un eco.

Os habéis sorprendido con mi fortaleza y por eso habéis hecho todo, absolutamente todo, lo posible para destruirme.

Pero aquí estoy.

Lejos de eso y pese a haber atravesado por la oscuridad más negra, haberme dejado parte de mis mejores años por el camino y haber pagado un precio muy alto en salud, felicidad, familia y pareja, aquí sigo. Mirándoos a los ojos para recordaros vuestra bajeza.

Me habéis hecho pagar el más alto de los precios, pero gracias a ese viaje a los infiernos ahora nada ni nadie me puede apartar de mi abrazo interno.

Y ahora me dirijo a vosotros. A los buenos, a los honrados, a los trabajadores, a los honestos.

¿Hasta cuándo les vais a seguir permitiendo esto?

¿Hasta cuándo compañeros?”

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

3 Comentarios

  1. Ahí, y con uniformes, corruptos por el odio al diferente, la justicia justa, debería limpiar de mugre y de fobia. Uniformados que, se supone que están para defender la ciudadanía. No, estos no son dignos de tal tarea. No sirven. Solo payasos de Vox. Y, quien tanto ataca al diferente, es que él, no se siente bien en su «rol». Seguramente no ha salido del armario y, odia a quien si se ha atrevido a vivir su vida, con sus condiciones. No deberían vestir uniforme que degradan con su presencia y actitud.

  2. Lo de que tienen a la Policía Local de Palma secuestrada es absolutamente cierto. En breve va a salir otro pelotazo relacionado con las oposiciones que se están llevando a cabo ahora. Más de lo mismo: colocar a gente.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

El acuerdo de los ERTE sigue en el aire por el rechazo de la patronal

El Gobierno ha facilitado a los sindicatos un texto con el que poder trabajar el futuro de los ERTE. La propuesta contiene mejoras que...

Apología del terrorismo y libertad de expresión

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjusdh) advirtió que cualquier tipo de manifestación pública que respalde o enaltezca alguna organización terrorista o rinda...

Los socialdemócratas se proclaman ganadores en las elecciones de Alemania

El Partido Socialdemócrata de Olaf Scholz y el bloque conservador de la CDU-CSU con Armin Laschet han empatado en las elecciones en Alemania, aunque con una ligera ventaja de...

Acabar con los despropósitos

Un gran huracán de locura nos arrasa. La enemistad y el descontento que se percibe por todo el orbe es una prueba de que...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

El acuerdo de los ERTE sigue en el aire por el rechazo de la patronal

El Gobierno ha facilitado a los sindicatos un texto con el que poder trabajar el futuro de los ERTE. La propuesta contiene mejoras que...

Apología del terrorismo y libertad de expresión

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjusdh) advirtió que cualquier tipo de manifestación pública que respalde o enaltezca alguna organización terrorista o rinda...

Los socialdemócratas se proclaman ganadores en las elecciones de Alemania

El Partido Socialdemócrata de Olaf Scholz y el bloque conservador de la CDU-CSU con Armin Laschet han empatado en las elecciones en Alemania, aunque con una ligera ventaja de...

Acabar con los despropósitos

Un gran huracán de locura nos arrasa. La enemistad y el descontento que se percibe por todo el orbe es una prueba de que...