Tercera y última entrega del análisis y revisión crítica del documento difundido por España Global que explica su visión sobre el proceso independentista catalán.

En anteriores artículos empecé, de forma sintética, a evidenciar las principales deficiencias, incongruencias, omisiones y algunas que otras falsedades contenidas en el documento (los puedes leer aquí).

El apartado quizás más jugoso de todo el documento es el que se propone librar una batalla contra la desinformación y las “fake news” a nivel nada menos que mundial en formato de “facts check”

Desde luego la mejor manera para combatir las “fake news” es comenzar con un ejemplo que ayude a entender a que nos referimos.

Primer ejemplo: la noticia manipulada.
En este caso se suele omitir una parte de la información con el resultado de sugerir una noticia diferente de la que se obtendría con la información completa.

Leída así la noticia sugiere que Cataluña es la Comunidad Autónoma que más dinero recibe del estado gracias a un fondo especial que compensaría el sistema de reparto principal.

Aquello que los redactores del “fact check” olvidan intencionadamente mencionar es que los 80.000 millones € se refieren al FLA (Fondo de Liquidez Autonómico) y NO compensan necesidades financieras, es un PRESTAMO para afrontar problemas de liquidez que no existirían de no sufrir el expolio financiero.

En concreto, desde la creación del FLA en plena crisis, en 2012, la Generalitat ha obtenido de este mecanismo estatal 80.300 millones de los que ya devolvió 22.377 millones. No se trata por lo tanto de ayudas a fondo perdido y en concreto, la Generalitat ha pagado al Estado 1.909 millones de euros en intereses desde 2012.

¿Con todos los datos se entiende mejor la manipulación verdad?

Otro tipo de “fake nesw” es la “auto fake news”.

Se trata en este caso de inventarse una “fake news” a propósito para que venga al caso y sostenga un relato. En Italia dirían aquello de “Se non è vero, è ben trovato” (Quizás no sea verdad, pero nos viene de perlas).

A continuación, vemos un ejemplo.

Nadie dijo que «los catalanes no puedan ejercer su derecho de voto en las mismas condiciones que el resto de los españoles».

La laméntela se refiere a no conceder la autorización para organizar un referéndum o una consulta, ni tan solo no vinculante, sobre su futuro político a pesar de haberla solicitado formalmente en varias ocasiones.

Además, vuelven las imprecisiones en los datos, desde 1977 solo hubo 3 referéndums nacionales en España:

– 1978 Constitución

– 1986 OTAN

– 2005 Constitución Europea

El cuarto referéndum al que se refieren los redactores de España Global es el referéndum sobre el Proyecto de Ley para la Reforma Política tuvo lugar en España el 15 de diciembre de 1976.

La tipología más divertida de “fake news” es la del “auto fact check”, más conocida como golazo en propria portería.

Fíjense bien: “España no permite votar la autodeterminación” es definida FAKE, falso, ¿entonces sí que se puede?

El lenguaje lógico es muy claro: dos negaciones forman una afirmación.

A continuación, en los “Facts” afirma categóricamente que la Constitución española no permite el derecho a la autodeterminación.

Menudo lio con la lógica, el lenguaje y el redactado.

Para remate, vuelven a manipular la información utilizando el porcentaje de votos para las listas independentistas en las últimas elecciones autonómicas (votantes del SI) como indicador del número de personas que en Cataluña quieren votar en un referéndum acordado, dejando fuera todos aquellos que quieren el referéndum para votar NO.

En encuestas de opinión repetidas cada 3-4 meses a lo largo de los últimos 4 años por diferentes gabinetes e institutos de análisis, se mantiene constante entre el 70-80 porciento el número de personas que consideran el referéndum como la vía para resolver el conflicto político en Cataluña.

Otro tipo de “fake news” o como en este caso de “fake fact check” es el que llamaremos “Amo mucho a Cataluña y mi mujer se llama Montserrat” que sería el equivalente del “No soy homófobo, tengo un amigo gay”.

El argumento de la participación de dos catalanes en la redacción de la Constitución española y el porcentaje de aprobación en el referéndum sobre la misma no es garantía de nada.

Además, es argumento recurrente entre los partidarios de la unión española, que no hay mayoría social suficiente para plantear la independencia.

Bien si consideramos que aprobaron la Constitución española el 90,5% de un 68% del censo, resulta que en realidad poco mas del 61% del censo la aprobó y que la alternativa era continuar con la Ley de Principios del Movimiento Nacional, tampoco fue una apabullante mayoría social que digamos.

Por último, es falso lo que se afirma en el párrafo final.

Pueden buscar cuanto quieran el artículo de la Constitución Española donde se otorga «mayor nivel de autonomía y competencias» a Cataluña.

¿Como lo consiguen sin nombrar siquiera UNA VEZ Cataluña en la Constitución española?

Dulcis in fundo, existe la argumentación tautológica y además falaz.

La afirmación “Es una de las regiones con más autonomía de Europa” lo afirma el mismo ministerio del gobierno español.

La perla del redactado llega cuando, en un alarde de clarividencia, afirma solemnemente que “Su parlamento cuenta con capacidad legislativa sobre todas las materias que son de su competencia” ¡Acabáramos!

Evidentemente la interpretación de esta capacidad legislativa que tiene el Parlament de Catalunya difiere mucho de la que tienen los varios gobiernos de España, que han recurrido decenas de normativas emanadas por el Parlament en asuntos sociales, de igualdad, medio ambiente, pobreza energética, vivienda, impuestos, cultura, etc. y del Tribunal Constitucional que en la mayoría de los casos ha secundado las impugnaciones del gobierno.

Como prometido, no voy a seguir adelante con este penoso ejercicio que debería sonrojar unos cuantos, y creo que con estos ejemplos queda suficientemente demostrado que nos encontramos delante de un trabajo de escaso valor documental, trufado de consideraciones políticas, con numerosas inexactitudes, informaciones parciales, en ocasiones manipuladas o falsas.

“En una época de engaño universal decir la verdad es un acto revolucionario.”

George Orwell se quedó corto.

España Global y la realidad paralela sobre el proceso independentista (II)

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorMédicos Sin Fronteras pide a la Alianza de Vacunas que reserve fondos contra la neumonía
Artículo siguienteVacaciones
Economista de formación, Informático de vocación. Nacido, crecido y formado en la "Ciudad eterna", nunca imaginé transcurrir la segunda mitad de mi vida lejos de ella. En Barcelona desde 1993, sigo cultivando mi curiosidad por los idiomas, las culturas y las costumbres de los pueblos y gentes que encuentro. Activista y voluntario en la lucha contra las enfermedades neurodegenerativas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − dieciocho =