La Mesa del Congreso votará hoy en contra de la Comisión de Investigación contra Juan Carlos I después de que los letrados de la Cámara consideren que no corresponde a la Cámara Baja pedir cuentas al Monarca. Así, una vez más, el Rey Emérito se va «de rositas», al menos hasta que la Fiscalía finalice su investigación por las tarjetas black.

Así, ayer los letrados del Congreso volvieron a informar en contra de que la Mesa de la Cámara tramite las peticiones para que se creen comisiones parlamentarias destinadas a investigar las presuntas irregularidades en las que haya podido incurrir el Rey Juan Carlos. Esta vez lo han hecho a raíz de la solicitud registrada la semana pasada por buena parte de las formaciones que apoyaron la legislatura de Pedro Sánchez y lo harán ahora con los Presupuestos Generales del Estado.

Aunque todo hace indicar que la comisión de investigación no tendrá recorrido, la Mesa del Congreso analizará hoy esta petición de comisión de investigación firmada por ERC, Junts, EH Bildu, la CUP, el BNG y las formaciones de Iñigo Errejón y Joan Baldoví para que se abran pesquisas sobre la trama vinculada a las presuntas «ilegalidades e irregularidades» cometidas por miembros de la Casa Real, en especial el Rey emérito, sobre qué sabía de las mismas su hijo Felipe VI y si se benefició de ellas.

Los letrados hacen alusión, para rechazar la opción de investigar al Rey Emérito, a los propios precedentes de la Cámara, así como la doctrina del Tribunal Constitucional para avalar su postura. En concreto, inciden en que el máximo garante de la Carta Magna dejó claro en una sentencia de 2019 «la especial protección jurídica que es propia al jefe del Estado, que se relaciona «con la persona y no con las funciones que el titular de la Corona ostenta» y que se «configura como un privilegio de naturaleza sustantiva».

Asimismo, subrayan que el Constitucional ha señalado que «la inviolabilidad preserva al Rey de cualquier tipo de censura o control de sus actos» y que a ésta se une «la no sujeción a responsabilidad, en referencia a que no pueda sufrir la imposición de consecuencias sancionatorias por un acto que, en otro caso, el ordenamiento así lo impondría».

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorCabreo
Artículo siguienteEl Supremo revisa la sentencia de prisión permanente contra la autora del asesinato del «Pescaíto»
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

2 Comentarios

  1. La ley para el pendejo y la cárcel para el pobre. Esta es la única realidad en el «Estado de Derecho Boubónico Español». Todo lo demás son letanías para embaucar a imbéciles.

  2. Muy bien por el Rey,y la mierda de la comision de investigacion que se dedique a lo verdadero importante,que investiguen a los que robaron el Banco popular y robaron miles de millones de euros a mas de 300.000 FAMILIAS españolas para que devuelvan lorobado,y no al rey por unos miserables euros.o es que todos estos partidos seccesionistas ahora son casta.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre