El PP trata que atentados contra la base de la Democracia, y que siempre han sido históricamente patrimonio de la derecha en España, parezcan ahora una práctica del PSOE y del Gobierno de coalición.

Así, acusaciones -de Pablo Casado y su segundo García Egea- como “Imponer mano de hierro ante planes totalitarios”, “anteponer ideología a la salud”, “perseguir a la prensa independiente”,  “golpe de estado” o “buscar una dictadura”, son frases contra el Gobierno que han sido prácticas habituales de los populares durante la Democracia.

Golpe de estado

Ayer, el líder de la oposición Pablo Casado, quien idolatra a Aznar, comparaba el estado de alarma con el golpe de estado del 23F. Tuvo que ser el ministro Ábalos quien le pusiera en su sitio a través de un tuit, recordando los tanques en la calle.

También fue Casado quién comparó el estado de alarma con un “toque de queda”, gravísimas formas de confundir medidas para la lucha contra la pandemia con la merma de derechos humanos, políticos y sociales.

El secretario general del PP entiende que “El Gobierno está más cerca de Bildu que de la Guardia Civil” y  ha vuelto a criticar que Sánchez por “poner la ideología por encima de la salud” con eventos como las manifestaciones del 8M y ha asegurado “pretende controlar a los medios de comunicación y a la justicia”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre