Ben Wallace, ministro de Defensa de Reino Unido, ha avisado a la Unión Europea de que se expone a un deterioro reputacional si decide cancelar las exportaciones de vacunas mientras que su país sigue impidiendo la salida de los viales de Astrazeneca producidas en la isla.

«El incumplimiento de los contratos dañaría las relaciones de la UE a nivel mundial. Creo que esta situación sería bastante dañina para un bloque comercial que se enorgullece de enarbolar la bandera del Estado de Derecho», ha afirmado Wallace en una entrevista concedida a Sky News. Sorprende esta advertencia cuando Reino Unido ha vacunado ya a la mitad de la población adulta mientras que en la Unión Europea esa cifra apenas alcanza el 10%.

Sin embargo, el ministro de Defensa británico ha subido el tono del aviso, lo que podría ser considerado como una «amenaza» al afirmar que «sería contraproducente porque lo único que sabemos sobre la producción y fabricación de vacunas es que es colaborativo. La forma en que se fabrica la vacuna involucra a países no sólo en Europa, no sólo en Reino Unido, sino incluso en India. Si comenzamos a eliminar eso, si la Comisión comenzara a hacerlo, creo que socavarían tanto las posibilidades de sus ciudadanos de tener un programa de vacunas adecuado como a otros países del mundo con el daño de reputación de la UE. Creo que les resultaría muy difícil cambiar a corto plazo».

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre