Lastra y Echenique cerraron ayer el acuerdo con Bildu.

La reforma laboral se va a derogar, y se responde así al acuerdo del pacto de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos, según confirma el propio ministro José Luis Ábalos a Diario16. Sin desmentir el comunicado de anoche, el también secretario de organización de los socialistas, afirma que “unos llaman a eso derogación íntegra y otros derogar los aspectos más lesivos. En todo caso, lo expresado en el acuerdo de gobierno es lo importante”.

La diferencia es el tiempo para llevarlo a cabo, confirma también Ábalos.

Lo cierto es, según ha podido saber nuestro medio, que Calviño trata sin éxito de hacer saltar por los aires la derogación de la reforma laboral y lidera esa rectificación del PSOE que sólo ha servido para generar críticas, incertidumbres y sensación de inestabilidad.

Tras la firma del pacto entre PSOE, Unidas Podemos y Bildu, la vicepresidenta Nadia Calviño -que cuenta con el apoyo de Carmen Calvo- monta en cólera y convence a su partido para enviar esa rectificación que ha generado todo un tsunami político.

Sin embargo, a estas alturas tanto el PSOE como Unidas Podemos dan por hecha esa derogación de la reforma laboral de Mariano Rajoy, al margen de palabras o puntualizaciones.

“No es parcial”

Fuentes de Unidas Podemos aclaran a Diario16 que esta derogación “no es parcial, pero hay cuestiones de forma que hacen que las leyes no se deroguen, sino que se aprueben otras por encima de las que se quieren cambiar”. Una mera cuestión de forma que también ha tratado de explicar la ministra de Trabajo.

Lo cierto es que ni Bildu ni Unidas Podemos sabían ni esperaba esa rectificación de anoche del PSOE que sólo ha llevado a dar una imagen de inestabilidad en el Gobierno -que no responde a la realidad-, de desunión -más allá de la realidad del Consejo de Ministros- y de improvisación.

Otras fuentes del PSOE valoran que las presiones del PNV, tras la sorpresa al conocer ese acuerdo con Bildu que es la verdadera oposición del Gobierno de Urkullu, también hicieron sopesar la teoría de Calviño para lanzar una rectificación que hoy pone en el punto de mira a un Gobierno de coalición que aspira a finalizar la legislatura.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLa peor corrupción es la de los medios de comunicación
Artículo siguienteDenunciar corrupción no es un delito, es un derecho
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre