Nuevo escrache y más agresivo frente al hogar del ministro Ábalos al grito de “asesino”

La extrema derecha mantiene en redes su campaña y provoca una cacerola en torno a la vivienda del secretario de organización del PSOE

Nuevo escrache esta noche al ministro José Luis Ábalos frente a su vivienda, después de que esta mañana ya viviera otra situación similar, aunque la de esta tarde-noche más agresiva, y con más ultraderechista que responden de nuevo a la llamada de un WhatsApp que corre como la pólvora entre los simpatizantes de Vox y donde se daba la dirección de la vivienda del ministro de Transportes.

Al grito de “asesino” y con cacerolas, decenas de personas han vuelto a tratar de atemorizar a Ábalos y su familia.

Los protagonistas del escrache, algunos de ellos ataviados con banderas de España, profirieron insultos contra el ministro, como “asesino y miserable”.

Nadie de la derecha ha condenado estos actos que valoran de forma tibia, mientras Vox sigue con su campaña de desprestigio y de pedir acciones tan graves como los escarches a Ábalos: dos en menos de 24 horas.

Entre las personas que han alimentado esta situación se encuentra también Javier Negre, el colaborador de El Mundo acusado por inventarse noticias en temas tan sensibles como la violencia de genero. Justo al día siguiente de este tuit, comenzó la divulgación del WhatsApp para atacar ante la residencia del ministro.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anterior¡Hasta aquí hemos llegado!
Artículo siguienteLos cayetanos rodean la sede del PSOE en Ferraz al grito de Gobierno represor
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre