sábado, 28enero, 2023
7.8 C
Seville

El erre que erre de las derechas con los contratos fijos discontinuos 

La modalidad vigente desde la reforma introducida al Estatuto de los Trabajadores en 1997 por el expresidente popular José María Aznar no ha sido modificada ni en sus contenidos ni en su cómputo por la reforma laboral de febrero. Sin embargo, la oposición se centra en ellos para desprestigiar el descenso continuado de las cifras del paro

Maximiliano Fernández Ibarguren
Maximiliano Fernández Ibarguren
Licenciado en Periodismo Licenciado en Ciencias del Trabajo
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Con la invasión rusa de Ucrania y la posterior subida de los precios de los carburantes, del precio de los alimentos y el desmesurado y poco habitual incremento de la inflación en toda Europa, sumado a la última reforma laboral de marzo impulsada por la ministra Yolanda Díaz, los pronósticos económicos catastrofistas por parte de los partidos de la derecha, con la ayuda inestimable de sus medios afines, llenaron durante semanas horas de tertulias de radio y televisión y coparon portadas de periódicos y revistas especializadas.           

Sin embargo, tras la inmediata entrada en vigor de la reforma laboral, según fuentes oficiales, en abril se registraron 698.646 contratos de trabajo de carácter indefinido, la mayor cifra de la serie histórica, equivalente al 48,2% del total de contratos firmados ese mes.

Por su parte, las cifras del paro han ido descendiendo mes a mes, salvo alguna excepción, a pesar de estar en un contexto de crisis militar, económica y de suministros energéticos en toda Europa por el corte del gas y petróleo ruso.  

En cuanto a la inflación, con el 6,3 % España es actualmente de los países con menos tasa de la zona Euro   por debajo de Francia y Malta, con un 7,1% y un 7,2%, respectivamente. Por su parte, entre los países que más han sufrido los efectos de la espiral inflacionaria se encuentran Eslovaquia con un 15,1%, Italia con 12,5% y Alemania con 11,3%.  

Extinguido el discurso apocalíptico, las formaciones políticas de la derecha (PP, Vox y Ciudadanos), mes a mes, cada vez que se publican los datos de bajada del paro, han puesto en la diana de su estrategia política a los contratos fijos discontinuos: cuestionarlos y lanzarlos como piedra arrojadiza para deslegitimar los buenos resultados de la reforma laboral del gobierno de coalición de Pedro Sánchez y Yolanda Díaz.

Sin embargo, como ya señalamos el pasado mes de mayo, desde entonces las contradicciones entre las propias filas populares no han cesado. Mientras desde Génova 13 y desde, el grupo popular en el Congreso, Núñez Feijoo y Cuca Gamarra, respectivamente, insisten en la idea de “maquillaje” de las cifras, presidentes autonómicos populares como la madrileña Isabel Díaz Ayuso o el andaluz Juan Manuel Moreno Bonilla mes a mes sacan pecho en sus redes sociales de la creación de empleo en sus comunidades.   

Contra los bulos     

Por este motivo, desde Diario16 entendemos imprescindible desmontar la información “fake” y los bulos que los partidos de la oposición lanzan cada mes como reacción al descenso continuado de las cifras de desempleo en España.

En primer lugar, hay que resaltar que la vigente reforma laboral no ha tocado la figura ni el cómputo de los contratos fijos discontinuos, vigente en nuestro ordenamiento jurídico desde el año 1997 por la modificación que hiciera al Estatuto de los Trabajadores el expresidente popular José María Aznar.   

Como una primera aproximación a su conocimiento se puede afirmar que el contrato fijo discontinuo es una solución contractual para aquellas empresas que no pueden mantener a determinados trabajadores de manera indefinida, pero que van necesitándolos de forma puntual o recurrente.

Por este motivo, de acuerdo a los datos aportados por el portal de empleo Infojobs, el 54 % del mundo empresarial no ve con buenos ojos el nuevo marco regulatorio de las relaciones laborales porque, desde su entrada en vigor el pasado 30 de marzo, les obliga a dar fijeza a los trabajadores cuando antes bastaba ofrecer un contrato precario por obra y servicio, hoy ya desparecido. En este punto, cabe destacar que esta modalidad contractual fue de suma utilidad para las empresas porque les permitía contar con una plantilla de trabajadores de facto fijos pero con condiciones precarias y salariales inferiores a los de uno de naturaleza indefinido. También esta modalidad, eliminada por la reforma de marzo, era el centro de ciertas ingenierías legales por parte de los departamentos de recursos humanos de las empresas para evitar la contratación indefinida, incurriendo en muchos casos, en fraudes de ley. A su vez, el contrato de obra y servicio fue, en gran parte, el causante del aumento de demandas en los juzgados de ámbito laboral de trabajadores que reclamaban su fijeza tras años de prestar servicios a las empresas bajo esta modalidad. No sorprende que el mundo empresarial rechace la modificación del marco de relaciones laborales aprobado por el gobierno de coalición.             

A pesar de su oposición, según los últimos datos publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), tan solo cinco meses después de haber entrado en vigor la reforma laboral, se habían firmado 683.300 contratos de estas características, cuando en el mismo período de 2019 tan solo se habían firmado 98.026.

Características del contrato fijo discontinuo

El contrato fijo discontinuo es una variante del contrato indefinido pero con matices.

De acuerdo a lo establecido en el artículo 16 del Estatuto de los Trabajadores, un contrato fijo discontinuo es de carácter indefinido y con plenitud de derechos pero con la particularidad de que la actividad laboral se lleva a cabo de forma intermitente: contemplan los trabajos de naturaleza estacional o de temporada, la prestación de servicios en el marco de contratas mercantiles o administrativas o la cobertura de contrataciones por parte de las empresas de trabajo temporal. Es la modalidad más utilizada en la hostelería durante los meses de verano en las zonas costeras o de invierno en los sitios de montaña. También son contratos que se formalizan en periodos de actividades agrícolas (cosechas) o extraescolares (campamentos o excursiones).       

En cuanto al tiempo de empleabilidad, otra característica del contrato fijo discontinuo impide el empleo a tiempo parcial por lo exige la obligatoriedad de la jornada completa.

En resumen, un contrato fijo discontinuo garantiza estabilidad y fijeza al trabajador que estará empleado por unos meses determinados, según la estacionalidad o características del sector. Mientras no trabaja, el contrato estará suspendido. Cuando vuelve a ser requerido para trabajar, la relación laboral se reactiva.

Un dato no menos importante: el trabajador durante los periodos de inactividad cobrará la prestación de desempleo pero sabiendo que será por poco tiempo, porque sabe a ciencia cierta que será convocado nuevamente por la empresa.

Diferencias con los contratos temporales

En los contratos fijos discontinuos, el Estatuto de los Trabajadores  determina que la antigüedad se calculará considerando toda la duración de la relación laboral y el tiempo de servicios efectivamente prestados.

Por otro lado, en el contrato fijo discontinuo, como bien lo indica en su denominación, no se cuestiona la fijeza de la relación laboral: no se corta sino que solo se suspende hasta la siguiente convocatoria.

Por último, cabe recordar que hasta ahora por extinción de la relación laboral, un contrato temporal otorgaba al trabajador el derecho a percibir una indemnización, generalmente inferior en días de cálculo y en importe en relación a los fijos. En el contrato fijo discontinuo si bien solo se paraliza, cuando se interrumpa la actividad se debe finiquitar al trabajador cada período de actividad en las mismas condiciones que uno de naturaleza fija.

Sin merma de derechos

A diferencia de las modalidades temporales existentes hasta la entrada en vigor de la última reforma laboral, como el contrato de obra y servicio ya desaparecido, la firma de un fijo discontinuo no presupone un recorte de derechos laborales en cuanto a condiciones salariales, beneficios sociales o cuantías  indemnizatorias, medidas de conciliación familiar, excedencias, reserva del puesto de trabajo, antigüedad fijada por la duración total y no el tiempo trabajado, vacaciones que correspondan: son exactamente los mismos de uno de naturaleza 100 % continuo.  

Del mismo modo, los trabajadores tienen derecho a ser informados sobre las vacantes disponibles y, por tanto, optar a la conversión del contrato fijo discontinuo en contrato fijo ordinario.

Sin cambios en su cómputo 

La esencia del contrato fijo discontinuo es que faculta a las empresas a suspender la empleabilidad de los trabajadores hasta que vuelva a existir trabajo. Durante el periodo de inactividad, los fijos discontinuos no aparecen como trabajadores afiliados ocupados en la estadística de la Seguridad Social. Asimismo, tampoco se incluyen como parados, aunque en ocasiones puedan estar cobrando una prestación por desempleo.

Para el Ministerio de Trabajo, un parado es una persona sin empleo y en búsqueda activa de trabajo, definición que la que no cabe un trabajador fijo discontinuo, suspendido a la espera del llamamiento, del reinicio de la actividad empresarial. Un trabajador fijo discontinuo no es un parado, es “un demandante no ocupado”   

En cualquier caso, la modalidad del cómputo de parados y de los trabajadores fijos discontinuos no ha variado con este gobierno y por la reforma laboral de meses atrás : la fórmula de registro y de cálculo sigue siendo la misma que la utilizada cuando gobernaron los expresidentes populares José María Aznar y Mariano Rajoy.  

Para zanjar la polémica sobre este asunto generada por el desconocimiento de Núñez Feijoo, el propio director de Comunicación del Instituto Nacional de Estadística (INE) Donald Peña ha explicado hace unos meses en un hilo de Twitter cómo recoge la EPA (Encuesta de Población Activa) a los fijos discontinuos.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído