Contabilizamos ya un total de 26 muertos por coronavirus en España. Una simbólica cifra en comparación con los más de 6.500 fallecidos por gripe común, según la OMS. Si por cada deceso por gripe se publicara en la prensa, la psicosis sería terrible, a pesar de que llevamos conviviendo con esta situación durante años.

A pesar de los mensajes de tranquilidad que se lanzan cada día desde el Ministerio de Sanidad, lo cierto es que la alarma ha generado serios problemas económicos, en el ámbito del turismo sin duda, pero que también ha afectado a las Bolsas de todo el mundo, también de España.

Desde que saltó la noticia del coronavirus, y cuando aún no había ningún fallecido en España, el doctor y geriatra Jesús Cuadrado ya advirtió a diario16.com que lo peor del coronavirus era la psicosis y la alarma social. No se equivocaba. Este especialista insistió entonces, y lo hace ahora, que el coronavirus es una aficionado frente a la gripe común, que sólo en España causó el año pasado más de 15.000 fallecimiento, según datos oficiales de la Organización Mundial de la Salud.

Además, la mayor parte de la población se recupera sin problemas del coronavirus y tan sólo mueren los pacientes con otras complicaciones y patologías.

Madrid

En España, la comunidad más afectada es Madrid. Ya el viernes desde el gobierno autonómico se tomó la decisión de cerrar los centros sociales y hogares de mayores. Ayer por la tarde, desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid se han confirmado tres nuevas muertes de personas que habían dado positivo en coronavirus , con lo que se elevan a siete los fallecidos por el COVID-19 en la región. Minutos más tarde se ha informado de la muerte de tres mujeres con la enfermedad en Euskadi y un hombre en Zaragoza, por lo que la cifra de fallecidos total de España se eleva a 17.

La Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad ha remitido una instrucción a todas las residencias de la Comunidad de Madrid, públicas y privadas, “con objeto de disminuir el riesgo de infección entre las personas que residen en centros de mayores”, ha informado la Consejería en un comunicado.

Según la instrucción, se limitan las visitas a los residentes a las “estrictamente necesarias” y “no se permitirán visitas de personas con sintomatología respiratoria, como tos o dificultad respiratoria”.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre