El presidente de la Junta de Castilla y León durante cuatro legislatura, el popular Juan Vicente Herrera, se va con un discurso crítico con su partido. El moderado líder manifestó este fin de semana en un mitin que “Lo que nos ha pasado se debe a la mal entendida soberbia y a la prepotencia de algunos, instalados en sus despachos oficiales en Madrid, lejos de lo que es la realidad plural de la Españas”.

En el eco de sus palabras resonaba una carga de profundidad contra los estrategas del PP de Casado, al que no nombró en ningún momento, que radicalizaron al partido ante las elecciones generales del 28 de abril, en contra del alma centrista que representan gobernantes como el propio Herrera.

En un discurso más encendido de lo normal, Herrera animó a «quitarse el luto» por los «pésimos resultados electorales». «Ya no hay más quebrantos. A partir de este momento nos debe interesar las preocupaciones de nuestros paisanos y las prioridades de nuestra tierra. Se acaba el luto y aquí estamos de nuevo para que nos vuelvan a apoyar. Tengamos una actitud positiva, proactiva, impongamos respeto en la política y, para empezar, respeto por nosotros mismos», insistió con contundencia Herrera.

Hay que recordar que Juan Vicente Herrera, aunque oficialmente no apoyó a ninungo de los dos candidatos populares a las Primarias, siempre estuvo más cerca de Soraya Sáenz de Santamaría que de Pablo Casado.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl ictus: qué es, factores de riesgo, síntomas y tratamiento
Artículo siguienteDesconfianza
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre