Hasta por los ojos nos han metido el ascenso de la primera mujer General, Doña Patricia Ortega es la primera mujer en “lograr” el ascenso a ¨General, se preguntaran por el entrecomillado, y aquí está la explicación.

Por un lado es lógico que no existan más mujeres Generales, recordemos que estas llevan tan solo 30 años en las Fuerzas Armadas, por lo que hubiera sido imposible llegar a este empleo con anterioridad. Con todo mi respeto y subordinación le envío mi enhorabuena, pero no se nos olvide que la escala de Tropa y Marinería es la única escala que logra sus ascensos mediante concurso-oposición, en las escalas de Sub-Oficiales y Oficiales se producen cuando por antigüedad eres apto para realizar un curso y superas este, y en el caso de Oficiales Generales es propuesto por el Ministerio de Defensa en el Consejo de Ministros, para que todos nos entendamos lo que se conoce vulgarmente como “dedocracia”. Ahondado en la maltrecha situación de los Soldados y Marineros y al estar regidos por una Ley en la que se les denomina temporales estos son los únicos que en su mayor porcentaje terminaran siendo expulsados de las Fuerzas Armadas. En una ocasión un Oficial un día me dijo que la diferencia entre un Cabo1º y un Coronel es que el primero se ha ganado sus ascensos a pulso y el segundo solo ha tenido que dejar pasar el tiempo, afirmación muy acertada por parte del Oficial sin duda alguna.

Por otro lado una facción de las Fuerzas Armadas se queja de que la noticia estrella de la semana sea el ascenso a General de nuestra compañera, cuando otra mujer ha sido la primera en ser numero 1 de promoción en la Armada Española y también merecía que se le diera bombo al asunto, se le ha dado claro está en menor medida, y aquí viene donde la noticia ha sido utilizada de manera capciosa una vez más, no sabemos si esta información ha salido del Ministerio de Defensa manejando los medios a su gusto como ya comentáramos hace unos días con el acuerdo con la Federación Española de Municipios o ha sido un error periodístico, en cualquier caso y muy a pesar de nuestra compañera Sargento, ya se han dado más casos de que una mujer sea la primera de promoción anteriormente.

Bajo mi punto de vista toda esta farándula de noticias, los calendarios con nuestras compañeras expuestas por meses como si de Misses se tratase, los ascensos meteóricos con un Gobierno en Funciones y toda esta maniobra, flaco favor le hacen a las verdaderas mujeres de las Fuerzas Armadas, las de a pie, las Soldados, las Marineros. Se está vendiendo una imagen de las Fuerzas Armadas muy alejadas de la realidad, no existirá igualdad de ningún modo cuando a día de hoy la integridad física de una Soldado o Marinero está en riesgo al tener menos tiempo de recuperación que una Sub-Oficial o una Oficial, caso expuesto en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, y que al ver que ni se han molestado en poner los medios de los que disponen para solucionarlo la Asociación Militar Profesional que humildemente presido ha tenido que llevarlo al Defensor del Pueblo mendigando unos derechos más que consolidados como ciudadanos pero ninguneados por el mero hecho de pertenecer a la escala de Tropa y Marinería, única escala recordemos que para “lograr” sus ascensos se ve inmersa en los juegos del hambre con sus propios compañeros mientras ve como sus superiores son ascendidos a dedo.

No existirá igualdad jamás mientras las Soldados y Marineros cobren menos que sus superiores por dietas de manutención y alojamiento cuando luego todas pagan los mismo por esa manutención y alojamiento, tema también tratado en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas por esta Asociación a la espera de respuesta; resulta paradójico ver que una Asociación minoritaria tenga que poner estos temas en la mesa sin tener si quiera representación, y más paradójico que las que si lo tienen mantengan un silencio absoluto a excepción de Atme cuando se planteen estos temas.

Pero lo más sangrante del asunto es que todas estas maniobras realizadas por el Ministerio de Defensa son debidas a un bajo porcentaje de mujeres en el Ejército, usadas como reclamo para que la mujer se adentre en la cueva de las mil maravillas.

¿En qué cabeza cabe que sea llamativo para una mujer entrar en el Ejército al conocerse casos como los del Subteniente que se dedicaba a masturbarse delante de una Soldado?

¿En qué cabeza cabe que sea llamativo para una mujer entrar en el Ejército al conocerse casos como la Artillera Valdearcos?

Podrán pensar que es tan sencillo como llevarlo a la justicia, Justicia Militar de la que ya hemos hablado de ella en muchas ocasiones. Una In-Justicia donde tus acosadores son tus jueces como entenderán de poco sirve, y más aún cuando lejos de intentar poner solución ahora nos sorprenden con una Instrucción Técnica del Ejercito de Tierra donde dice que no existe acoso laboral cuando se da entre militares.

Los más críticos dicen que no mezclemos temas de acoso laboral con acoso sexual entiendo para quitarle hierro al asunto, pero resulta que especialistas en estos temas como Manuel Primo Prieto, director de Master en Dirección y Gestión de Recursos Humanos de la Universidad Europea explica que el acoso laboral, acoso psicológico, acoso moral, mobbing, psi corrector laboral o, como últimamente se ha venido denominando, presión laboral tendenciosa, son los términos referidos a cualquier comportamiento discriminatorio e intencionado que atente contra la dignidad u otros derechos fundamentales de un trabajador.

Seguramente los lectores que tengan hijos conocerán los dibujos de TEO, ese pequeño hombrecito que nos enseña valores a través de sus divertidos episodios. Pues en las Fuerzas Armadas también contamos con TEO, Teodoro Baños para ser exactos, Teniente General Jefe del Mando de Personal del Ejercito de Tierra, artífice de la Instrucción Técnica que les he nombrado antes, de la que sacamos atrocidades como que “no se considera acoso laboral las acciones de violencia en el trabajo realizadas desde una posición prevalente de poder respecto a la víctima, pero que no son realizadas de forma reiterada y prolongada en el tiempo, es decir, sin el componente de repetición y duración que se requiere”.

¿Quién y cómo determina cuál es ese componente de repetición y duración requerido? Las Fuerzas Armadas no cuentan con personal especializado en estos temas, tampoco se molestan mucho en buscar ayuda externa. El Ministerio de Defensa ha establecido un protocolo ajeno a la Administración del Estado cuando el acoso tiene lugar entre militares. ¿Y que hay en el Ministerio de Defensa más que militares?

No son casos aislados como todos sabemos los de acoso, y mucho menos podemos decir que se ha firmado un documento sin mirarlo siquiera cuando nuestro General ya era conocedor en primera persona de casos claros de acoso laboral como el del Capitán Palazuelos, caso muy bien explicado a través de Las Republicas en el que nuestro General es uno de los principales protagonistas.

Tenemos un Ministerio de Defensa a día de hoy demasiado preocupado en meter con calzador a mujeres en filas cuando no se ha planteado el porqué de que a pesar de sus intentonas sigue dando palos de ciego sin resultados positivos, el problema de la mujer no se tiene que tratar dando una falsa imagen de puertas hacia afuera, es un tema muy serio que tiene que tratarse primero de puertas hacia dentro.

La Excma. Sra. Ministra, tiene tanto en su email como en el de su Secretaría una carta pidiéndole con carácter de urgencia que elimine esa Instrucción Técnica, dicha carta ha sido registrada en el Ministerio de Defensa y que también hemos enviado a distintos medios de prensa para llamar su atención. Se podría decir que están tan preocupados limpiando a fondo los ventanales del escaparate de la lujosa tienda que quieren vender a la sociedad, que al final lo que están consiguiendo es que salga a luz un viejo cuarto trastero muy desordenado. Trae más cuenta que se siente a hablar nuestra Ministra con más Soldados, pero no empujados por el mando en unidades por sus superiores con un guion dictado, si no a puerta cerrada y les escuche largo y tendido.

A las pruebas me remito cuando suscribo las palabras de mi hermana Valdearcos como si de un capítulo de la serie de dibujos se tratase, “Teo nos ha dejado con el culo al aire”.

8 Comentarios

  1. Desde 2008 que entró en vigor la actual ley de la carrera militar, los oficiales a partir del empleo de capitán o teniente de navío no son por antigüedad, sino por procesos continuos de evaluación. Ya no se cumple por tanto la frase de «un coronel es un tte que sigue vivo».
    Para los Suboficiales igual a partir del empleo de sgt1.
    No todo es tan oscuro ni tan desalentador, desde mi humilde opinión.
    De ninguna manera me parece tan mala opción para una mujer entrar en el ejército de forma vocacional.
    Los casos en los que se cometan presuntos delitos que se juzguen y castiguen (si dejan de ser presuntos), pero no creo que sea un argumento definitivo para rechazar esta vocación por los casos que haya de acoso, mobbing o cualquier otro tipo.

  2. Nunca había visto tanta ignorancia en un periodista……….se ha quedado en el ejército de los años 80.

    Realmente solo puedo pensar que lo dice por crear polémica ya que nada de lo que dice es cierto. Cualquiera que tenga familia militar puede contrastarlo.

  3. Buenos días.
    Eso de las clases y las formas de ascenso, no existe solo en el ejército.
    En este país está puesto por todos lados, soy de una empresa pública, y los de abajo para ascender debemos pasar por exámenes y demás. Y los señores de la estructura, poco a poco, o muy deprisa según el partido que este.
    Y cuidado abajo, siempre estan los padrinos y comités y demás para que los exámenes sean correctisimos.

  4. Que periodista más ignorante.. Claramente es una persona que le gusta generar cizaña y desvirtúar la realidad… Nadie es ascendido por el paso del tiempo sin tener logros profesionales

  5. Jenner, describe no lo que es el actual ejercito, sino lo que en realidad ha sido siempre, por eso, me sorprende que cualquiera que lo conozca minimamente, aunque no forme parte de el, pueda albergar la mas minima intencion de integrarse en esa escoria. Al igual que el machismo seria imposible sin el complice concurso de quien elige una pareja machista, pudiendo no hacerlo, el insulto, la injusticia y el agravio comparativo, tambien serian imposibles sin la complicidad de quien pudiendo no hacerlo, se integra en contextos sociales y profesionales donde esto existe, por sistema

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + siete =