España ha sido denunciada ante la Comisión Europea por corrupción judicial, y no será la última, puesto que la ciudadanía ya ha puesto el grito en el cielo por el funcionamiento de la Justicia, sobre todo en lo referido a la priorización de los intereses de las élites frente a los del pueblo. La denuncia ha sido presentada por un abogado que tiene que luchar día a día contra esas dictaduras privadas que tienen contralados los tribunales a través de terceros, por medio del lobby de los grandes bufetes.

La denuncia, a la que Diario16 ha tenido acceso, parte de los datos del Eurobarómetro que constatan el amplio descredito de la Justicia entre la ciudadanía, que cada año va en aumento y muestra de ello es que la mayoría «considera necesaria una reforma profunda y urgente de la Justicia por su corrupción sistémica», afirma la denuncia. Esa desconfianza en la Justicia tiene diferentes causas como las presiones políticas y las injerencias o presiones de intereses económicos.

Según los datos del Eurobarómetro realizado a las empresas españolas, éstas tienen una percepción muy negativa de la independencia de los jueces y los tribunales «por las presiones por intereses económicos de las entidades involucradas en las causas judiciales», indica el documento presentado a la Comisión Europea.

Además, la denuncia hace referencia a los datos del CIS del mes de julio en los que se «recoge la mala consideración que tienen los españoles sobre la Justicia y la corrupción de los jueces, que consideran en un 80% que es bastante o muy necesaria una reforma de la Administración de Justicia porque al 59% les inspira poca o ninguna confianza, puesto que el 51% considera que el grado de independencia de los jueces es bastante bajo o muy bajo por su politización y corrupción».

La denuncia, además, hace referencia a que dentro del propio poder judicial existen profesionales que, desde el anonimato, «han reconocido la existencia de presiones y sobornos para orientar la resolución de asuntos en una dirección determinada. Así se refleja en el resumen de los informes 2016‐2017 de la Red Europea de Consejos Judiciales12 sobre las encuestas sobre percepción de independencia realizadas entre jueces europeos».

Hay que recordar cómo el mal funcionamiento sistémico de la Justicia española y del Tribunal Supremo ha sido constatado por el Servicio de Compliance de la Unión que ha detectado más de sesenta casos en los que el Tribunal Supremo omitió su deber de instar cuestiones prejudiciales ante el TJUE, tal y como publicamos en Diario16.

La denuncia incide en el hecho de que el problema se encuentra en que, a pesar de las constantes denuncias de la ciudadanía y de los abogados, el Consejo General del Poder Judicial, el encargado de sancionar las conductas presuntamente corruptas de los jueces, archiva todas las quejas presentadas «en una clara muestra de su corporativismo, haciendo inútil cualquier tipo de denuncia de corrupción contra los jueces que sistemáticamente “caen en saco roto” y quedan impunes sin sanción. Tan grave es la situación de corrupción de los jueces y su órgano de gobierno, el CGPJ, que una asociación de ciudadanos se vio en la necesidad de denunciar al CGPJ “por corrupción sistemática y prevaricación permanente”», se afirma en el documento.

La denuncia incide en el hecho de que todas las quejas y los actos denunciados por parte de la ciudadanía o de la sociedad civil ponen de manifiesto que en España no es operativo formular denuncias por las actuaciones de los jueces ante el CGPJ porque son archivadas sin «siquiera incoar el correspondiente expediente para realizar una mínima investigación de los hechos, razón por la que nos vemos obligados a formular esta denuncia ante la Comisión Europea para que realmente se lleve a cabo una investigación para esclarecer la situación de corrupción judicial sistémica consentida por el Reino de España», se indica en el documento.

Como ejemplo muy claro de la situación de presunta corrupción judicial, la denuncia muestra el caso del trato que desde el Poder Judicial se le da al Banco Santander, pero eso es otro asunto que trataremos más adelante.

 

8 Comentarios

  1. Lo de las cuentas judiciales para consignar dinero, y que banco Santander no pague intereses cuando vas a cobrar el mandamiento de pago es para comer a parte.
    Cualquier cuenta corriente tiene unas condiciones de retribución. Interes deudores e Intereses acreedores.
    Si ingresas dinero en una cuenta, le estás dando «un préstamo o crédito » al banco, porque dispone de tu dinero para lo que el quiera.
    Pues bien, en el tema de las cuentas judiciales, tiene más delito, ya que, el dinero que se ingresa en esas cuentas, hasta que no se cobra por el beneficiario, pueden pasar meses.
    Banco Santander dispone de ese saldo, pero no paga intereses al beneficiario. Es de locos.
    He pedido al juzgado el pliego de condiciones y me han contestado que ellos no lo tienen.

  2. Justicia en nada ni social ni laboral esta constitución ni es democracia ni es libre vivimos en la dictadura mas grande del mundo.

  3. Desde luego que en han puesto a los lobos a cuidar de los corderos, vaya panda de sinvergüenzas corruptos hay en la injusticia española. Manda cojones que a esta panda de ineptos les tenga que venir desde el TJUE a poner en su sitio. A esta banda de desalmados solo les vale el tanto tienes tanto vales.

  4. La consignación judicial del dinero puesto en juzgado debería estar en Bankia para eso esta nacionalizado y que deje el beneficio al estado y no al sanladron.
    Esto ya lo dije en un comentario poco después
    del saqueo del popular.

  5. Los ciudadanos, demasiados, han comprobado y sufrido en su carne, y con la ley mordaza, con más despotismo y perversión, la facilidad, impunidad, indecencia, de algunos policías, que tergiversan los hechos y mienten, sin importarles complicar la vida a inocentes ciudadanos, cuando su trabajo, consiste en protegerlos y evitar problemas, no crearlos. Para eso les pagamos. Me cuesta trabajo entender el impulso que les lleva a mentir, denigrando y cuestionando el trabajo de sus compañeros, porque en mi experiencia personal lo único que podían ganar al hacerlo en esas circunstancias, era dar rienda suelta a su morbo o maldad personal. Como sabemos que la policía miente en demasiadas ocasiones y los jueces dan credibilidad a su testimonio, y que hay ciudadanos que también lo hacen, sólo hay una solución para resolver este sucio y deshonesto asunto, a saber:
    Que todos los agentes, por ley, lleven un micro cámara incorporada. Con las imágenes grabadas, no habrá posibilidad de tergiversar los hechos, economizando denuncias falsas, por ambas partes. Alguien puede pensar, que esto costaría mucho dinero, sin embargo es todo lo contrario, ya que ahorraría la cuantía de juicios, juzgados y los policías bienhechores no se verían marcados como maléficos o intimados a falsear por corporativismo, por culpa de sus falsarios compañeros. Para que esto sea más práctico y efectivo, las comisarías, calabozos y automóviles, también deben llevar una cámara, siendo inexcusable que el detenido o retenido esté siempre en el campo visual de una cámara encendida y no sea tenido en cuenta por el juez, el alegato, pretexto, subterfugio; -“que esa cámara accidentalmente, estaba averiada”. Esta medida permitirá reducir drásticamente, acusaciones de tortura, de abuso de autoridad, y no serán posibles los falsos testimonios, venga de donde vengan, y concebiremos esta sociedad un poco, menos violenta y algo más límpida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here