Agotamiento de los presos políticos debido a la prolongación de la sesión de ayer 

Eran las 6.50 de la mañana de hoy, jueves 22 de febrero, cuando se publicaba este tuit de Jordi Sanchez, que lleva más de 500 días en prisión preventiva y está acusado por la Fiscalía por delito de rebelión, por lo que le piden 17 años de prisión; la Abogacía del Estado pide 8 años de prisión por el delito de sedición y la acusación, de Vox, pide 52 años de cárcel por rebelión y organización criminal.

“He podido descansar muy poco. Pero a pesar de todas las dificultades, estoy preparado para declarar en este #juiciofarsa. Luz en los ojos y fuerza en el brazo #absolución #todoslibres” 

La razón por la que Jordi Sánchez ha podido descansar poco se encuentra en el hecho concreto de que ayer la sesión del juicio terminó excesivamente tarde. Las declaraciones de la ex consejera Meritxell Borrás y del ex consejero Carles Mundó comenzaron bien entrada la tarde, y se prolongaron hasta más allá de las diez de la noche.

En este sentido, el Catedrático de Derecho Procesal y abogado del Presidente Puigdemont, Jaume Alonso Cuevillas señaló que se estaba incumpliendo la normativa vigente, puesto que el horario previsto como normal general establece que las sesiones han de terminar a las 20.00 horas.

Precisamente por ello, hoy el Tribunal ha comunicado a través de este escrito, que las sesiones se podrán prolongar más allá de las 20.00.

Durante la sesión de ayer, desde los abogados de la defensa se indicó al Juez Marchena la posibilidad de terminar, teniendo en cuenta que sus defendidos tendrían que declarar hoy (algunos de ellos). Sin embargo, el juez contestó que si era preciso las sesiones del día siguiente (por hoy) comenzarían más tarde. Pero no ha sido el caso. A las 10.00 de la mañana comenzaba el inerrogatorio a Santi Vila, tal y como te hemos contado aquí.

Sánchez es actualmente expresidente de la Asamblea Nacional de Cataluña, asociación de la sociedad civilque tiene como objetivo alcanzar la independencia política de Cataluña. Fundada en marzo del año 2012, a día de hoy cuenta con cifras que rondan los 100.000 socios. No recibe ningún tipo de financiación de dinero público y funciona única y exclusivamente con las aportaciones de sus socios y la colaboración de sus voluntarios.

Un libro de filosofía, una libreta amarilla y un lazo en la solapa

Su interrogatorio ha comenzado a las 11.15 de la mañana. Y se ha prestado a contestar a las preguntas de la Fiscalía, la Abogacía del Estado (el Fiscal Zaragoza ha sido quien se ha encargado hoy) y la defensa.

Ha comparecido portando el lazo amarillo, que como ya señalase el tribunal el primer día de sesión del juicio, le ha sido permitido llevar en ejercicio de su libertad de expresión. En la mesa, un libro de filosofía, “La prosa de la vida”, de J.C Melich, y una libreta de color amarillo.

Nada más comenzar su intervención, ha renunciado a la traducción, quejándose de la indefensión que le produce no poder expresarse en su propia lengua, tal y como han hecho ya anteriormente otros procesados.

Como hicieran ya anteriormente en sus declaraciones estos días, Jordi Sánchez se ha presentado considerándose “preso político” negando las acusaciones que se están realizando contra él y los demás encausados.

La manifestación, elemento básico en un Estado de Derecho 

Sobre las movilizaciones, ha manifestado que son un elemento fundamental en cualquier estado de derecho. Y en este sentido, ha agradecido que se haya producido un “cambio de actitud” en el Fiscal, puesto que éste se ha referido a las manifestaciones como “un ejercicio legítimo de un derecho”, y esto, según Sánchez, en comparación con el escrito de acusación supone un giro. Precisamente, Sánchez ha apuntado en esta parte de su intervención que de la lectura del escrito de acusación de la Fiscalía deduce que él es un preso político, precisamente porque está convencido de que se halla ante este tribunal “por haber sido presidente de la ANC”.

20 de Septiembre: el día clave para “Los Jordis”

El día clave para las acusaciones contra Sánchez es el 20 de Septiembre, momento en el que se producen los registros en la sede de la consejería de Economía y Hacienda de Barcelona, hechos que tienen una respuesta inmediata por miles de personas que acuden a manifestarse. Concretamente, para conocer todo lo sucedido en ese día, puede ver este documental, donde se detalla cada paso y cada hecho que tuvieron lugar ese día.

En su declaración, Sánchez manifiesta que tuvo conocimiento de lo que estaba sucediendo ese día a través de los medios de comunicación. Incluso, en su relato de los hechos ha contado cómo esa misma mañana estaba llevando a su hija al colegio a primera hora. Ha explicado que “se hizo una manifestación para protestar, nada más para protestar, frente a aquélla decisión judicial. Se hizo bajo un lema “defender las instituciones”. Ese mensaje no era mío exclusivamente, no era nada más de la ANC: ese mismo día, a lo largo de la mañana, instituciones tan plurales y tan distintas como CCOO, UGT, los 8 rectores de las universidades públicas de Cataluña (todas las universidades públicas de Cataluña) entidades como las asociaciones deportivas… y podría continuar… Por ejemplo: los colegios de abogados, toda la institución de la abogacía catalana, con su órgano máximo -el decanato- se manifestaron en los mismos términos: “defendemos las instituciones”.

Las armas en los coches de la Guardia Civil, una de las cuestiones principales 

Se ha hablado mucho de los coches de la Guardia Civil que fueron, según la Fiscalía “devastados” el 20 de septiembre. Han sido ya varias las intervenciones durante las distintas sesiones del juicio en las que se ha hecho referencia a 7 vehículos, de los que hasta ahora, los interrogados, no habían sabido de más de 2, los que se habían visto aparcados justo delante de la puerta de la Consejería de Economía, y sobre los cuales estuvieron subiéndose durante todo el día distintas personas, medios de comunicación incluidos.

Imagen de distintos periodistas y reportero gráficos sobre el vehículo de la Guardia Civil durante la jornada del 20 de septiembre

Jordi Sánchez ha manifestado conocer que habían sido 6 y no 7 los vehículos dañados durante ese día. El informe de la Guardia Civil, sin embargo, habla de 3. Y en su intervención ha dejado siempre claro que él desconocía en qué estado concreto se encontraban. Explicando, además, que él, en ningún caso puede responsabilizarse de esos hechos que siempre ha condenado. ” El comportamiento incívico de algunos no puede criminalizarnos a todos”, ha manifestado. Ha llamado la atención sobre el hecho de que no haya imágenes sobre cómo se produjeron los daños de los coches.

Pero lo realmente importante de los coches de la Guardia Civil, sobre todo desde el punto de vista de distintos expertos, es que en su interior había armas. Los agentes de la Guardia Civil las dejaron en el interior del vehículo, quedando al alcance de los que allí se estaban congregando.

Cuenta Jordi Sánchez que en el momento en que tuvo conocimiento, a través de un teniente de la Guardia Civil de que había “armas largas” dentro de los coches que estaban estacionados delante del Departamento, sin vigilancia, “fue el momento más intenso emocionalmente”: “Eso me va a generar tensión que pocas veces he sentido (…) y me hizo comunicar inmediatamente, no solamente con la intendente Laplana, sino con el Mayor de los Mossos, y les dije: “Haré lo que buenamente esté en mis manos para evitar daños mayores, pero no es mi responsabilidad tener que proteger esas armas. Haremos lo que esté en nuestras manos”.

Precisamente ayer, en una entrevista concedida a CatalunyaRadio, el Magistrado emérito del Tribunal Supremo, Martín Pallín, hizo unas declaraciones al respecto: “He escuchado reiteradamente en  medios que se dicen solventes y periodísticos que en los coches de los Guardias Civiles había cargadores y armas largas. Menos mal que no les han hecho caso, porque eso daría lugar a un Consejo de Guerra contra los Guardias Civiles. Las armas no se pueden abandonar”.

Además, respecto a los vehículos, Sánchez ha comentado que “las cámaras demuestran que la comitivia policial no intentó en ningún momento acceder al parking que está al lado, incomprensiblemente. Porque en otras diligencias policiales de aquella misma mañana, se aparcó en parkings. ¿Por qué no metieron los coches en el parking? ¿Por qué no los van a proteger?”

Relato inventado 

Sánchez ha denunciado que se ha inventado un relato. “Se ha montado un relato falso de lo que sucedió. Pido que se vean las imágenes. No ha habido ningún tipo de riesgo para integridad física de ninguna persona”.

Aunque será en la fase en la que deban analizarse las pruebas, lo cierto es que algunas de ellas ya son archiconocidas, por falsas. Es el caso de Sant Esteve de les Roures, un pueblo que no existe en realidad, pero sí aparece en un informe elaborado por la Guardia Civil para explicar la “violencia con la que los vecinos agredieron a los agentes el 1 de octubre”. No ha sido el único caso y en este sentido, la denuncia de Sánchez encuentra hechos irrefutables, como otros que hoy han sido evidentes durante la sesión.

Precisamente, gracias a la intevernción de una de las abogadas de la defensa, se ha pedido visionar algunos documentos audiovisuales. A pesar de que el Juez Marchena ha cuestionado en reiteradas ocasiones antes de acceder al visionado, finalmente se ha podido mostrar para toda la sala. En el primer video, un fragmento de TV3 se veía claramente el ambiente festivo del 20S, y concretamente, lo que se quería mostrar era el instante en el que Sánchez habla con los agentes de la Guardia Civil que están en la Consejería de Economía. En este video se evidenciaba que la versión que Sánchez había dado era cierta.

Posteriormente se ha visto la grabación realizada por las cámaras oficiales del interior de la Consejería. En las imágenes se podía ver cómo Sánchez hablaba tranquila, e incluso amigablemente con un agente, y le enseñaba imágenes de su teléfono movil. Sánchez ha explicado que estaba precisamente mostrándole lo que estaba ocurriendo fuera, ya que el agente no había salido a verlo. Y como anécdota, Sánchez ha contado que al desconvocar la concentración, tanto él como Cuixart fueron a despedirse, llegando a intercambiar el número de teléfono con el agente, por si era necesario estar en contacto. 

Colaboración ciudadana, pero no responsabilidad de orden público

Jordi Sánchez ha explicado que, como en todos los actos en los que participa ANC, se organiza y prevé un sistema de control y seguridad por parte de los voluntarios de la organización para garantizar que todo transcurre con absoluta normalidad, en forma pacífica y sin ningún tipo de altercado. En este sentido, ha explicado que él no asumió la seguridad de nada. Ha explicado que sí asumió la colaboración con los Mossos porque “lo había pedido la Guardia Civil” y porque era su obligación. Y en este sentido ha explicado cómo las personas que estaban allí manifestándose facilitaron en todo momento la creación de un pasillo, lo suficientemente amplio para que los agentes y la secretaria judicial pudieran salir del edificio.

No pidió permiso al Guardia Civil para subir al coche, le informó y éste le dijo: “adelante”

Durante las declaraciones que Jordi Sánchez realizó ante la Juez Lamela, éste afirmó haber pedido permiso al agente de la Guardia Civil para subir al vehículo. Y de hecho, así se hicieron eco distintos medios de comunicación.

Sin embargo, en la intervención de hoy, Sánchez ha querido precisar que no pidió permiso. Que directamente le comentó al agente que subirían al coche para dirigirse a la gente, que era el sitio desde el que mejor les verían y podrían hacerse oír para repetir el mismo mensaje que ya habían dado en otro lugar previamente, esto es, en el escenario donde había habido conciertos durante todo el día.

La respuesta del agente fue, “adelante, suba, suba, al coche no le viene de aquí”. Concretamente, es una expresión que viene a significar que los daños que tenía ya el vehículo no iban a empeorar porque se subieran para hablar.

La fiscalía pregunta por un correo… que Sánchez ni siquiera había abierto

Uno de los momentos sorprendentes durante el interrogatorio a Sánchez ha sido cuando el Fiscal le ha preguntado si había tenido relación a través de correos con Xavi Strubell. Jordi Sánchez se ha mostrado sorprendido, pues no reconocía el nombre. El fiscal ha insistido, preguntándole si era cierto que él le había enviado un email a Strubell.

Sánchez responde con contundencia que no. Que nunca había tenido ninguna conversación a través de email con Strubell. Y entonces le ha enseñado el email en cuestión. Precisamente no se trataba de un email de Sánchez a Strubell, sino de Strubell a Sánchez. Un email, además, que ni siquiera Sánchez había respondido, ni abierto y por lo tanto, ni siquiera leído. “Es la primera vez que veo ese correo”, ha dicho Sánchez al verlo en pantalla dentro de la sala.

Ha sido en este momento cuando la respuesta de Sánchez ha incendiado las redes y los titulares: “No quiero ser impertinente. Hay whatsapps que se han enviado que han comprometido la dignidad y el buen nombre del presidente de esta sala y es evidente que por lo que él ha dicho, él no sabía nada de esos whatsapps.” (a continuación el momento rescatado por La Vanguardia)

Respuesta en diferido al Rey Felipe VI

Durante las respuestas a su abogado, el letrado Jordi Pina, Sánchez ha aprovechado para responder de manera indirecta a las afirmaciones que hizo esta semana el monarca, al respecto de que “la democracia no puede estar sobre la ley”. A este respecto, Sánchez ha introducido una frase que iba directamente a la corona, sin nombrarla: “No puede ser que la ley ahogue la democracia para no permitir la evolución de los derechos”.

Además, Sánchez ha recordado que el derecho a la autodeterminación forma parte del derecho internacional, de los tratados internacionales, y que el hecho de que no esté expresamente plasmado en la Constitución española, no significa que vaya contra ella, puesto que a través de ella, el ordenamiento jurídico español asume los tratados que firma.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − 1 =