No he cambiado de escudería para convertirme en el rey de los memes junto a Lando. No es que vaya a cambiar de carácter, pero el tiempo pasa”.

El tiempo pasa y Ricciardo fundió a Vettel cuando este último ya era tetracapeón del mundo y él acababa de entrar en RedBull.

Daniel Ricciardo miraba de tú a tú, y sin ningún problema, al gran favorito de Helmut Marko, le ganó en muchas ocasiones. Por supuesto en 2016 cuando Max aún estaba en RedBull B. Pero en 2017 le sacó más de treinta puntos. Y a pesar de los años pasados en Renault del australiano ambos tienen el mismo número de poles. ¿Alguien ha olvidado como le quitó la pole en el Hermanos Rodríguez en 2018 a Max, quitándole la última posibilidad de ser el más joven piloto en conseguir una pole position?

Ricciardo es un piloto grandísimo. En igualdad de condiciones puede ganar a cualquiera. También a Hamilton. Y ahora van a tener un motor igual o casi igual (nunca será igual del todo) y la McLaren está creciendo y creciendo.

Como es natural y como ha dicho bien claro Ricciardo no se ha ido de los milloncitos de Renault, 30 largos, para hacer memes. Se ha ido a McLaren porque se ve como campeón del mundo. Y se ve ya. No es en 2022 o 2023, sino en 2021.

Y desde LAS ALMAS Y LA F1 creemos que es perfectamente posible.

Ricciardo es el más simpático, ingenioso y descarado del Gran Circo. Pero también es el mejor piloto -está convencido- y hará todo lo que se pueda hacer, e incluso algunos imposibles, para demostrarlo.

Tigre tigre.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre