Foto: Agustín Millán

Convocadas por ‘El encuentro estatal de Colectivos de Memoria Histórica’ y de Víctimas del Franquismo, que reúne a más de 100 asociaciones de todo España, se han concentrado en la Puerta del Sol coincidiendo con el triste aniversario 84 aniversario del Golpe Militar en contra de la II República, que dio comienzo a la guerra civil y a una dictadura franquista asesina y represora.

Bajo el lema “En defensa de la Democracia y para condenar el fascismo», se han concentrado este sábado en Madrid “para condenar el golpe de los militares sublevados de 1936 y para exigir “verdad, justicia y reparación para las víctimas el franquismo, y decir a los herederos del fascismo , la extrema derecha, representada por VOX, que no pasarán.

En el acto, convocado con el lema ‘En defensa de la Democracia y la justicia social, por la condena del fascismo’, han intervenido varios de los portavoces de diversos colectivos y movimientos sociales, feministas, memorialistas, ecologistas, vecinales, de mayores, sanitarios, LGTBI.

El grupo de memorialistas ha puesto en marcha una campaña de difusión del acto en las redes sociales bajo los Hashtags ‘#18JYoCondeno’ y ‘#NoPasarán’.

El fascismo no es nada nuevo: representa la cara más peligrosa y violenta de este sistema en crisis. Por eso hay que hacerles frente.  Varios grupos presentes en la concentración han propuesto alternativas contra posiciones reaccionarias de extrema derecha y crear conciencia sobre el peligroso discurso de Vox, la Fundación Francisco Franco o de grupos neonazis.

Las acusaciones que ensalzan el terror de la dictadura franquista, como las misas y actos que se han vuelto a repetir este pasado 18 de julio, presenta a lo peor de la violencia machista o la xenofobia, que no deben ni pueden tener cabida en una sociedad democrática.

El 18 de julio de 1936, los elementos fascistas del país encabezados por gran parte del ejército se levantaron contra el Gobierno de la II República. Aunque se considera el 18 de julio de 1936 como la fecha del inicio del golpe militar, la sublevación tuvo lugar el día anterior en Melilla sin que se consiguiesen los objetivos previstos de hacerse con el poder ni en Madrid ni en el resto de grandes ciudades, como Barcelona, Valencia, Bilbao, Málaga o Murcia.

Como resultado del fracaso del golpe y de la insistencia de la oligarquía, la Iglesia y el ejército por derribar el gobierno legítimo, el país sufrió una guerra civil.

Este 18 de julio se han cumplido 84 años desde que un grupo de militares y civiles fascistas decidieron asaltar el poder mediante el uso de la violencia por no respetar los resultados de unas elecciones democráticas celebradas en febrero de 1936, en las que triunfó el Frente Popular.

Como consecuencia del levantamiento, se desencadenó una guerra civil sangrienta y la posterior represión y exterminio de la oposición de izquierda. Se asesinaron a centenares de miles de hombres y mujeres, y se estableció un régimen político fascista a imagen del dictador Francisco Franco. Finalizada la II Guerra Mundial, contó con el beneplácito de los países aliados, entre ellos los Estados Unidos y Reino Unido.

Desde los Foros para la Memoria se han preguntado: “¿Piensa el Estado español suscribir algún día la «Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes de lesa humanidad? Es de noviembre de 1968”.

Hace una año pidieron al Gobierno que conmemorase a las víctimas de la dictadura el 18 de julio, ya que están en desacuerdo con el planteamiento que señala el 31 de octubre, día en que se aprobó la Constitución de 1978 y la Ley de la Memoria Histórica.

A principios de mes, el Tribunal Supremo convirtió en irrevocable la exhumación de Franco, desestimando los tres recursos que quedaban pendientes contra los acuerdos del Consejo de Ministros que establecieron los términos del traslado del dictador desde el Valle de los Caídos a su actual enterramiento en el cementerios de El Pardo.

Paco Gracia, responsable de memoria democrática de Podemos y Esther López Barceló, responsable de memoria democrática de IU exigido que de “de forma urgente una Ley de Víctimas del franquismo. Es ahora o nunca. No podemos llegar tarde eternamente. Hay que evitar que sigan desapareciendo víctimas sin reparación y que los torturadores lleven medallas colgando de su pecho. Hay que hacerlo por Chato, por María, por todas las víctimas, pero también por todas nosotras. Después de 40 años de represión y 40 años de impunidad, es hora ya de los Derechos Humanos”. 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre