Según ha informado la agencia alemana de noticias (AFP, Berlín), el grupo agroquímico alemán Bayer acaba de informar de las grandes pérdidas que ha sufrido durante el segundo trimestre de 2020. La razón la ubican en el acuerdo firmado en el mes de junio con Estados Unidos mediante el cual tendrán que resolver los procedimientos judiciales abiertos contra ellos por el producto Round’Up (glifosato), sumados a la pandemia del COVID-19.

La pérdida neta de la que ha informado Bayer es de 9.500 millones de euros frente al beneficio de 404 millones hace un año.

El acuerdo que Bayer firmó en el mes de junio supone el pago de entre 8.800 y 9.600 millones de dólares para hacer frente a las más de 125.000 denuncias que se han producido en EEUU por el producto Round’Up: el pesticida a base de glifosato comercializado por la filial de Bayer, Monsanto, que adquirió en 2018.

El glifosato es un producto que se continua utilizando en algunos lugares de España para acabar con las «malas hierbas», a pesar de las denuncias por distinta organizaciones, al tratarse de un producto potencialmente peligroso para la salud.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre