La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha superado así misma en este Día Internacional de la Mujer. Así, la mandataria popular ha vetado a la ministra de Igualdad, Irene Montero, que iba a mantener una reunión con la comisión de igualdad en el 8M en un instituto de la capital, tal y como el propio centro le había solicitado.

La disculpa para impedirlo por parte de Ayuso, a través de una orden al IES Gómez Moreno, ha sido la pandemia. Pero después, desde Prensa han reconocido que temían que la ministra en el 8M «fuera a adoctrinar».

No autorizada

La Consejería de Educación, para suspender el acto, envió una carta al centro educativo en el que prohibía el encuentro «por motivos de Covid» e insistía en que la actividad no estaba autorizada tan sólo minutos antes de celebrarse el encuentro.

Fue el propio centro quien pidió la presencia de la ministra para mantener una reunión con la comisión de Igualdad con motivo del Día Internacional de la Mujer. El Instituto, ubicado en el barrio de Hellín, del distrito de San Blas, acoge a niñas y niños de esas zonas, y muchos de ellos viven en familias muy vulnerables y bajo el umbral de la pobreza.

Protesta en twitter

Así, parte del profesorado del centro y de jóvenes estudiantes que forman parte de esa Comisión de Igualdad del Instituto han lanzado un hilo en twitter para explicar esta cancelación que consideran «inexplicable» y aclaran que no podía ser por seguridad del Covid porque «era un tema al aire libre».

La propia comisión de Igualdad del Instituto ha denunciado también lo ocurrido por Instragram:

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLas mujeres siempre han aguantado
Artículo siguienteCalvo agradece al TC su responsabilidad con “el desarrollo constitucional en relación con la igualdad”
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

2 Comentarios

  1. Manifestación de la dictadura educativa madrileña en ejercicio pleno con los subterfugios y excusas a las que nos tiene acostumbrados. Primero la Dirección del área territorial se escuda en la pandemia. Luego la Consejería. Finalmente Ayuso confiesa que es para evitar el adoctrinamiento. Es intolerable que se imponga el pin parental de Vox para yugular las ilusiones de una comisión de alumnas que han tenido una iniciativa magnífica. Se impone, una vez más el poder y la fuerza que aplasta. Me produce asco este paternalismo.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre