El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, protagonizan el acto institucional del Día Internacional de la Mujer desde el Ministerio de Igualdad bajo el lema «Por ser mujer, España feminista». Durante el acto, Sánchez y Montero han mantenido varios gestos de complicidad para dar sensación de unidad en este 8M en el que los socios del Gobierno de España han mantenido importantes diferencias por la la ley de ‘solo sí es sí’, la ‘ley trans’ y la de igualdad LGTBI.

En este acto, sin embargo, Sánchez y Montero se han mostrado unidos en esta lucha en la que, a su juicio, «nos lo jugamos todos».

Así, el presidente del Gobierno ha dejado claro que «este país avanza hacia la Igualad entre hombres y mujeres». Reconoce que queda, aún así, mucho por hacer. Recuerda la aparición de la ultaderecha, que aboga por la nostalgia que estaba al alcance del hombre hacer y deshacer a su antojo la vida de las mujeres«. En este contexto, Sánchez afirma que «no hay más victoria que la igualdad real».

Sánchez explica que «La brecha de género se ha profundizado más que nunca. Al hablar del confinamiento teníamos que ser más conscientes que nunca de la violencia de género. La igualdad son hechos y por ellos trabajamos. Nuestro país avanza imparable hacia la igualdad de género. Sabemos que nos queda mucho. En esta lucha nos lo jugamos todo, incluso el crecimiento económico. Estoy convencido de que dentro de poco vamos a poder aprobar esa ley del ‘sí es sí».

En su intervención, Pedro Sánchez explica que «Hoy es el Día de la Mujer Trabajadora, por tanto de la mujer libre. Pero las motivaciones de esta fuerza de cambio no tienen fecha. mi voz de une al clamor de la batalla por la igualdad y una batalla que es justa. Debe ser una lucha de todas y, especialmente, de todos. Solo a través del feminismo van a mejorar las sociedades. Esta grandísima transformación necesaria e ineludible es el único camino posible. Mi voz está aquí para unirse sin reservas a la lucha contra los privilegios, que son un lastre que solo genera desigualdad. Debemos ser conscientes de que en este siglo de las mujeres no hay alternativa ni un camino intermedio».

Pedro Sánchez, en su intervención, ha felicitado a todas las mujeres por el 8M, con mención especial a las periodistas que darán visibilidad a este acto. Según el presidente, «es evidente que la lucha feminista ha conseguido innumerables logros, pero los motivos por los que aquellas mujeres perdieron la vida en una fábrica en Inglaterra en 1808 es por lo que estamos hoy aquí». «Las motivaciones por la lucha feminista no tienen fecha», asegura.

Según Sánchez, «Irene, mi voz en calidad de presidente de un gobierno de coalición y feminista, se une a este clamor de la batalla por la igualdad, la emoción por una causa justa. Es una lucha coletiva. Es una lucha de todas y especialmente de todos. Hablamos de derechos humanos, no sobra nadie. Estas transformación es el único camino hacia un mundo justo y mejor«.

El presidente une su voz «sin reservas a la lucha contra la privilegios, contra todos, pero sobre todo aquellos por falta de oportunidades que tienen los hombres frente a las mujeres. Que sólo genera violencia, desigualdad e injusticia».

En este movimiento, en este siglo de las mujeres, no hay alternativa ni camino intermedio, asegura Sánchez.

Irene Montero

Por su parte, la ministra de Igualad ha intervenido en este acto en el que ha destacado que «este 8-M es un homenaje a las mujeres que sostienen la vida y que este año lo han hecho en condiciones especialmente difíciles. Para las más jovenes este también ha sido un año difícil, quiero daros las gracias por vuestra ejemplaridad, gracias a vosotras este futuro es feminista. Lo que no ha habido siempre son Gobiernos dispuestos a reconocer la hipocresía de nuestra economía y sociedad. España no puede seguir construyéndose con las mujeres en los márgenes, que unas pocas rompan los techos de cristal mientras las humildes sigan en suelos pegajosos».

Muchos guiños a la ministra

En su intervención, Pedro Sánchez ha escenificado muchos guiños a Irene Montero en esta lucha feminista: «Este gobierno de coalición progresista es feminista«.

Mujeres de diferentes profesiones, asociaciones y condición participan ante Sánchez y Montero en el acto del 8M y coinciden en reclamar una igualdad real y cómo viven sus diferencias por el hecho de ser mujeres ante la vida que les toca vivir.

«Si hubiera sido chico me hubieran puesto a estudiar, pero me pusieron a trabajar». Frases como estas ponen de manifiesto la realidad del día a día de esta lucha por ser mujer: «Como madre te frustra que lo primero que te preguntan en una entrevista de trabajo es si tienes hijos». «Hemos conseguido perder el miedo si un señor te toca en el metro, que antes se sentías culpable»

#PorSerMujeres

Con motivo del 8M además el Gobierno ha lanzado, a través del ministerio de Irene Montero, la campaña #PorSerMujeres, con el objetivo de hacer un llamamiento que recoja todas las discriminaciones a las que se enfrentan las mujeres a lo largo de su vida, simplemente, por el hecho de ser mujeres.

Además, se destaca también que son las mujeres las que están sufriendo doblemente las consecuencias de la pandemia con una sobrecarga del trabajo sanitario, de servicios esenciales y de cuidados, mayor precariedad y pobreza laboral y aumento del riesgo de sufrir violencia machista.

Según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, las mujeres son quienes mayoritariamente solicitan excedencias para el cuidado de hijas e hijos (90,93%) y para el cuidado de familiares (81,26%).

En el ámbito laboral, solo un 6,9% de los hombres ocupados en el último trimestre de 2020 trabajan con jornada a tiempo parcial. Este porcentaje se eleva al 23,5% en el caso de las mujeres. Durante los últimos tres trimestres de 2020, se registraban 219.200 mujeres inactivas -que no buscaban activamente empleo- y 40.000 mujeres en paro -que sí buscaban activamente empleo- habían perdido su último trabajo para dedicarse a cuidados u otras obligaciones familiares o personales. Las cifras correspondientes a hombres fueron de 30.400 y 12.400, respectivamente.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl Constitucional rechaza suspender la prohibición de las manifestaciones
Artículo siguienteFeminismo: el último bastión contra la extrema derecha
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre