En diario16.com informábamos el 12 de abril de 2018 de la siguiente cuestión: “Tras el escándalo que ha protagonizado durante estos días la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, han aparecido también titulares como este: “200 policías obtuvieron un grado en Criminología en la URJC para poder acceder en un año a puestos de mando”. Ha sido el Sindicato Alternativa Policial (SAP) quien ha presentado una denuncia ante la Fiscalía de Móstoles donde solicita que se investiguen “los hechos cometidos por la Universidad Rey Juan Carlos y la Dirección General de la Policía, consistentes en la creación de un curso a través de internet, limitado en cuanto a su duración y créditos, con el único objetivo de que las escalas superiores de la policía, inspectores y comisarios, obtuvieran posiblemente de una manera fraudulenta una titulación suficiente y necesaria para ascender a los más altos cargos de la administración policial”. Por su parte, la Dirección General de la Policía asegura que “no consta ninguna irregularidad en el marco de ese convenio con esa universidad”.

Pues hoy hemos conocido que “El Supremo anula las ‘licenciaturas exprés’ de 200 mandos de la Policía”. Así ha informado el diario Deia en esta nota donde podemos conocer que el alto tribunal establece ahora que el Grado en Criminología cursado no puede ser en modo alguno un grado, lo que podría invalidar el rango de decenas de estos mandos. Según la sentencia de la Audiencia Nacional, eran títulos obtenidos “en un período corto de tiempo (pocos meses), mediante curso a distancia y con una carga lectiva de 60 créditos”, lo que es insuficiente para esa equiparación.

Añade la sentencia que en este caso no consta la fecha de matrícula, la titulación de acceso, las materias superadas con indicación de los créditos de cada una de ellas ni el curso académico en el que se cursó. Tal y como diario16 informó, el sindicato Alternativa Sindical de Policía (ASP) fue quien denunció esta cuestión, llevando este asunto a la vía penal con una denuncia que fue archivada. Y hoy mantienen lo que nos comentaron hace casi un año: calcula que unos 200 mandos de la Policía realizaron esos cursos para poder ascender al grado de comisario y hoy se ponen en duda las atribuciones jerárquicas de un número importante de jefes policiales, que no podrían desempeñar los cargos que actualmente ostentan al necesitar para ello titulación universitaria.

Por su parte, la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) anunció en un comunicado que recurrirá la sentencia del Tribunal Supremo. Insiste en que ese grado es un “título oficial” aprobado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y que ha sido acreditado por la Agencia Regional de Calidad y la Fundación Madridd, órganos competentes en el seguimiento de la calidad de las titulaciones universitarias.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once + 11 =