Ayer, desde Diario16 adelantábamos que Alemania anunciaría el mantenimiento de medidas restrictivas hasta el mes de abril. Y finalmente, tras doce horas de negociación entre la canciller alemana, Angela Merkel y los presidentes de los distintos estados federales, se han tomado medidas todavía más restrictivas de las esperadas.

Confinamiento estricto durante Pascua

En vista del aumento en el número de infecciones que se están produciendo a causa de la variante británica del COVID.19, se han anunciado medidas más restrictivas, sobre todo durante los días de Pascua: del 1 al 5 de abril, donde se llevará a cabo un confinamiento. Solamente abrirán los comercios esenciales (el sábado de pascua abrirán los comercios de alimentación), y se limitarán las reuniones al hogar, con la limitación de encuentros entre 5 personas, no pudiendo encontrarse familias de más de dos hogares diferentes. Los niños de hasta 14 años no se cuentan.

Comenzarán a realizarse pruebas masivas en escuelas y centros infantiles, así como en empresas.

Confinamiento general hasta 18 de abril

Las medidas que venía manteniendo Alemania, desde hace meses, se extenderán hasta el 18 de abril, como mínimo, a la espera de que las restricciones den resultados positivos. Seguirán cerrados hoteles, restaurantes, gimnasios, espacios culturales, comercios no esenciales.

Situación «Muy grave»

La canciller Angela Merkel ha considerado la situación de «muy grave», debido al aumento de casos de contagios y a la sobrecarga hospitalaria. Ha anunciado una nueva reunión de cara al 12 de abril para valorar la situación y mantener, endurecer o relajar medidas de nuevo.

Por su parte, los presidentes de los Estados federales están ahora mismo anunciando las medidas en sus distintos territorios.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre